Errejón, de azote a maestro yogui
  1. España
  2. Ideas ligeras
Ángeles Caballero

Ideas ligeras

Por

Errejón, de azote a maestro yogui

El diputado en el Congreso por Más Madrid apareció en el Círculo de Bellas Artes como recién salido de la clase de yoga para presentar ‘Con todo. De los años veloces al futuro’. Conciliador, suave y reposado

Foto: El líder de Más Madrid, Íñigo Errejón, presenta su libro. (EFE)
El líder de Más Madrid, Íñigo Errejón, presenta su libro. (EFE)

En este ambiente de debate político envilecido y pobretón en el que nos encontramos, una esperaba que Íñigo Errejón apareciera con el machete recién afilado, dispuesto a contarnos que su libro es un ajuste de cuentas con todos y con todo. Y que de paso nos anunciara que reniega de su cara de niño y da paso a un vengador de Marvel. Un hombre sentado en ese polígrafo del 'Sábado Deluxe' que te hace cantar las verdades sin tapujos. Pero me dejo de monsergas. Ha sido de todo menos eso. Venía a hablar de su libro y de ese carro no le ha bajado nadie.

El diputado en el Congreso por Más Madrid apareció en la quinta planta del Círculo de Bellas Artes como recién salido de la clase de yoga para presentar ‘ Con todo. De los años veloces al futuro’ (Planeta). Conciliador, suave y reposado. Queríamos sangre, pero Errejón ha optado por la valeriana y el buen rollo. Y eso que durante toda la presentación se oían de fondo los típicos golpes de música de discoteca, un sonido inquietante para ser las 12 de la mañana.

placeholder Foto: EFE.
Foto: EFE.

Pero olvídense del Errejón del núcleo irradiador (aunque haga un chiste con el asunto en las páginas iniciales); ahora es Errejón, ese chico tan normal con el que puedes irte de cañas y acabar en un karaoke cantando por Camilo Sesto. Aunque en medio, eso sí, te hable de sus “excursos”. Se ha hecho más de andar por casa. Menos mal, porque me leí el prólogo que escribió para el libro de Ignacio Sánchez Cuenca ‘ La superioridad moral de la izquierda’ (Lengua de Trapo & Ctxt) y no entendí un carajo.

El que fue la mitad del dúo Podemos repitió al menos una decena de veces la palabra humildad en la presentación y aconsejó que nos dejemos de la fascinación por la épica y le prestemos atención a lo pequeño. Hasta ahí, ni un pero. También explicó que, al no ser un ensayo, sino una especie de destape programado, el parto ha tenido sus complicaciones. “El libro más difícil, pero el más mío”, dijo. Una mezcla de “análisis, piel y emociones” y, al mismo tiempo, un libro que dicen los que llegaron a la página 375 que es “de lectura rápida, un libro que se bebe”. Saquen ustedes sus conclusiones, ahí me he perdido un pelín. Ameno y emotivo, o algo así.

Su criatura literaria, dice, es una reivindicación del compromiso político que se le despertó cuando tenía 14 años. Una vocación que, a pesar de todo y de algunos, sigue teniendo. Como tiene cara de no haber roto un plato y de ser el gafotas de clase. De los que toman nota en una Moleskine roja de las preguntas de la prensa, aunque luego nos haga la larga cambiada. De los que no dicen si Pablo Iglesias ha leído el libro, pero a cambio nos devuelve una perorata sobre su preocupación por la “desdemocratización” y lo mucho que ansía que esta especie de memorias a los 37 años (virgen santa) sirva de “bisagra, algo que dé cuenta del ciclo anterior y sugiera cambios y transformaciones de cara al futuro”.

"El libro más difícil, pero el más mío", dijo. Una mezcla de "análisis, piel y emociones"

Errejón abre mucho los ojos cuando habla. Va vestido como si acabara de salir de una clase en la Universidad San Pablo CEU. Pantalón pitillo, jersey color burdeos, zapatillas New Balance. Ni epata ni abruma. No respondió a los mordiscos de los periodistas, así que aprovechó para contarnos cosas que opina.

Por ejemplo, que lamenta que la España progresista se esté empequeñeciendo mientras el relato social y cultural se lo está merendando la derecha. Que todo son ciclos y que ahora vivimos en pleno epicentro del reaccionario. Que este Gobierno lleva siendo posible desde enero de 2016, pero que desde entonces hasta que se dieron el abrazo pasaron muchas cosas, y que el resultado fue una coalición “firmada en las peores condiciones posibles”. Pero que él es optimista. Tanto como su libro, en el que asegura que hay más “explicación que expiación”. Que queda mucho por hacer, pero que el “avance democrático, verde y de justicia social” es posible.

Ommmmmmmm.

Íñigo Errejón
El redactor recomienda