Generales 2015: encuestas que solo dan pseudovictorias
  1. España
  2. Intención de Voto
Enrique Cocero

Intención de Voto

Por

Generales 2015: encuestas que solo dan pseudovictorias

A mes y medio de las elecciones, la guerra de posiciones actual lo único que indica es un traslado de la batalla a la negociación poselectoral

placeholder Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

"Quiero anunciar que hemos sido los ganadores de estas elecciones"."Esta es una clara victoria del progreso"."Desde hoy se va a tener que contar con nosotros para tomar cualquier decisión"."Esta noche ha vencido el verdadero espíritu del cambio"... Toda noche electoral sin un ganador claro tiene un millar deganadores morales, y alguna de las frases anteriores, o posibles variaciones de ellas, llenan las pantallas de televisión u ordenadores y las páginas de los periódicos a la mañana siguiente.

Prepárense, pues, para lo que está por venir el 20 de diciembre porque, o alguien se activa y da una sorpresa que cambie el panorama (algo poco probable, por lo arriesgado del movimiento y porque la mayor parte del voto ya está decidido) o, en la mejor tradición de la política española, nadie se moverá mucho, algún candidato podría tropezar, la gravedad entonces haría su trabajo y aquel se precipitaría en la carrera electoral quedando así eliminada una amenaza.

Si hace cuatro semanas veíamos cómo quien salía mejor parado en el total de encuestas era el Partido Popular, a fecha de hoy el escenario aparece más 'apretado',y es que octubre ha sido un mes muy potente para Ciudadanos.

Siguiendo con el método de agregar encuestas, hemos lanzado nuevamente las líneas de tendencia y, como podemos ver en el gráfico de arriba, los puntos naranjas que representan a Ciudadanos se disparan desde el inicio de octubre, haciendo que su línea de tendencia apunte hacia el 20% en intención de voto, algo que ya constataba DYM en este periódico hace apenas una semana, con el añadido de que la encuesta dejaba al PSOE (18,2%) por detrás de C's. El primero en evidenciar esta dinámica fue Metroscopia nada más iniciarse el mes de octubre, dando a C's un 21,5%, muy cerca del 20,3% citado de DYM. Cierto es que la agencia de Toharia es la que mejor resultado les da en el total, pero si en septiembre promediaban algo por encima del 12%, de octubre a aquí llegan ya al 18%.

Ahora, el adelanto del CIS publicado el pasado jueves deja al Partido Popular al borde del 30% y genera la mejor noticia que se le ha dado al PSOE desde septiembre, al tiempo que rebaja las expectativas de Ciudadanos y Podemos.

Otro punto a considerar es la similar cadencia para PP, PSOE y Podemos, si bien la caída del partido en el Gobierno es algo menos pronunciada. Desde octubre adía de hoy, solo NC Report les sitúa por encima del 30% y solo Metroscopia les da menos de un 25%.

Cuanta más gente se haya consultado, más peso tienen las conclusiones de una agencia frente al resto

Por su lado, el PSOE se sitúa en números parejos a los de Ciudadanos, con lo que sobre el ajedrez de pactos, porque ya nadie se cuestiona que habrá que pactar, el gran acuerdo de Estado PP-PSOE ante un país ingobernable pierde contenido y forma. Forma por las proyecciones de las encuestas y contenido porque se planteaba como una respuesta ante la radicalidad de Podemos, una radicalidad rebajada ahora en propuestas y en formas. Mantienen su formato 90% vs. 10% (eliminación de las sicav y vuelta a la renta mínima) y el modelo danés para atraer voto de izquierdas, pero toman posiciones más generalistas en Cataluña y en cuestiones de defensa.

Nota aparte merece IU, que mantiene su margen alrededor del 5%, aunque alguna encuesta le da por debajo del 3%, un coeficiente peligroso porque puede implicar quedarse fuera del Congreso la próxima legislatura.

Pero hagamos foco en la evolución de cada uno de los partidos desde enero. Para ello hemos cogido los resultados de las encuestas y los hemos agregado por meses para obtener mayor solidez,dando distintos pesos en función del tamaño de la muestra de entrevistados. Es decir,cuanta más gente se haya consultado, más peso tienen las conclusiones de una agencia frente al resto. Además, hemos añadido una ponderación en función de cómo se hayan acercado a los resultados partido a partido en anteriores convocatorias, pero este es mucho menor ya que está aún en desarrollo.

Segunda indicacion; en los gráficos mostramos esa media ponderada junto al máximo (tope superior con línea verde) y el mínimo (tope inferior con línea roja) que se le haya dado a ese partido en un mes concreto. La conclusión es lógica: según quede la media ponderada más cerca de un extremo u otro, más sólida es esa tendencia entre las distintas encuestas. Una nota adicional:el mes de mayo solo recoge dos encuestas y el mes de noviembre tres, con lo que las dispersiones no van a ser (en principio y veremos por qué) significativas.

Por orden de tendencia primero vemos al Partido Popular.

Vemos cómo la candidatura de Mariano Rajoy no abandona, salvo en marzo, la franja del 25 al 30%, consiguiendo su mejor resultado a la vuelta de vacaciones pero colocándose actualmente a niveles que ya tuvo en enero. Su dispersión es la segunda menor de los cuatro partidos estudiados, lo que implica algo que ya hemos comentado con anterioridad; disponen de voto fiel que va a votarles por convicción o por descrédito del resto. ¿Cabría añadir el 'efecto del titular', es decir; el crédito que da el cargo? Complicado concluirlo, pero puede ser un factor a explotar en la recta final de la campaña.

El PSOE es el partido que más acuerdo consigue en cuanto a sus resultados, ya que su dispersión es la más baja. Está ahora mismo en niveles de marzo y va en una preocupante oscilación.

Es curioso que el partido de Ferraz se mueva al compás del de Génova manteniendo una distancia de cinco puntos. En un artículo de agosto, comentamos la buena perspectiva que se le podía abrir a Pedro Sánchez ante estas elecciones si sabíaexplotar la vertiente social que su partido ha mantenido de forma tradicional. Redirigir el discurso a temas sociales de una forma clara en un momento de recuperación es unarma que ha funcionado a lo largo de la historia; le funcionó a Felipe González en alguna reelección, a Blair en Reino Unido (un candidato bien parecido que venció a un Primer Ministro)y a Clinton en su primera elección (un gobernador de un estado pequeño en muchos sentidos que impidió la reelección del entonces presidente Bush 41). No digo que lea IdV y aplique las recomendaciones, pero el desarrollo de su campaña avanza, como indicamos arriba, más a la espera del tropiezo ajeno que en el movimiento propio.

Ciudadanos vive reflejando su juventud; movimientos generosos en ambos sentidos (y ahora les toca crecer) y mucha dispersión en cuanto a los resultados. De hecho, recordemos que en noviembre solo disponemos de tres encuestas, yaun así en C's se ve una gran variación entre ellas. Si tuviera que apostar por una explicación, diría que es porque tienen a sus votantes muy localizados, y el que las entrevistasse produzcan o no dentro de su 'ecosistema'se refleja en picos tan pronunciados.

Una cosa está clara con el partido de Rivera:ha sabido maximizar posicionamientos. Tanto la atención mediática, no dejando escapar oportunidades, como la política, reaccionando y centrando la atención en algo tan importante como la cuestión catalana. De hecho, esa reacción coincide en el tiempo con el crecimiento que se observa en octubre y lo que llevamos de noviembre.

Finalmente, Podemos. Recientemente incorporado al 'mercado de fichajes', seguimos observando su pérdida de músculo posiblemente porque, como en toda ley física, se hayan igualado las presiones (rebajando la propia) al mostrarse como un partido de los de 'fuera'.

Pablo Iglesias lleva ya semanas con golpes de efecto, pero parece que aún no son suficientes y menos si, al tiempo, tiene que lidiar con una cuestión inherente al planteamiento del propio partido:la autonomía de ciertos segmentos (que gozan de popularidad) que deciden no alinearse con el objetivo perseguido por Podemos de cara a las elecciones generales.

Una práctica habitual en el mundo de la estrategia (empresarial, de producto, militar, política...) es identificar cuáles son las fortalezas y debilidades y dónde se pueden encontrar amenazas u oportunidades de mejora. En cualquier caso, cada elemento debe tener un plan de acción y una narrativa preparada. La improvisación no es un punto a favor. Todas ellas, además, deben estar cruzadas y valoradas como partes fundamentales de la campaña electoral en función de lo mucho o poco que importan a la población.

Es lógico pensar que los partidos tienen estas tablas y que además miran las que recogen las debilidades del contrario (que al final son oportunidades para uno mismo), pero a mes y medio de las elecciones, la guerra de posiciones actual lo único que indica es un traslado de la batalla a la negociación poselectoral. Es una solución, claro, pero ¿con qué margen de victoria se cuenta?

Enrique Cocero (@EnriqueCocero) es consultor de estrategia y datos. Dirige la consultora de análisis 7.50 Electoral math

Elecciones Generales 2015 - 20-D Partido Popular (PP) PSOE Ciudadanos Noticias de Podemos