Es noticia
Menú
El aparato se impone en las listas del PSOE
  1. España
  2. Interiores
Gonzalo López Alba

Interiores

Por

El aparato se impone en las listas del PSOE

La primacía orgánica doblega el discurso oficial de búsqueda de 'Gabilondos' para las candidaturas

Foto: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)

Los aparatos territoriales se están imponiendo claramente en la composición de las listas del PSOE para las elecciones generales de diciembre, en las que el proceso de renovación no solo está afectando a la vieja guardia sino también a algunos destacados diputados sénior porque lo que prima es el poder orgánico o la sintonía con quien lo detenta. “A los que no somos del aparato o no mantenemos cercanía se nos exige más”, explica uno de los que no serán parlamentarios en la próxima legislatura y que, con cierta amargura, recuerda que llegó a la práctica política creyendo que su carrera estaría determinada por el mérito, la capacidad y el trabajo, pero ha encontrado un techo que, a su juicio, no se corresponde con su techo político ni intelectual.

Dos casos muy representativos de diputados que no repetirán, porque responden a dinámicas diferentes del proceso que se está viviendo en el PSOE, son Juan Moscoso y Álex Sáez. El navarro (nacido en 1966) ha renunciado a presentarse después de tres legislaturas, a pesar de ser el portavoz en la Comisión de Economía del Congreso y haber formado parte de la Ejecutiva federal del PSOE, y ha pedido el reingreso en el Consejo Económico y Social, desde donde se propone seguir colaborando con su partido. “Doce años en una misma actividad son muchos, y algunos, que hemos tenido una actividad antes de la parlamentaria, también queremos tenerla después”, es su argumento de fondo.

El gerundense, nacido en 1969 y que está en su tercera legislatura, ha sido desbancado por el secretario de Organización en un proceso de primarias que se ha disputado en un clima de máxima tensión, en el marco de la renovación que desde su posición como cabeza de lista por Barcelona intenta impulsar la exministra Carmen Chacón.

La generación intermedia entre la de Zapatero y la de Sánchez se ha quedado, en buena medida, descolgada

Otro que tampoco repetirá como candidato es el diputado balear Pablo Martín, nacido en 1976 y que entró en el Congreso por primera vez en la pasada legislatura. Aunque no es un grupo muy numeroso, Moscoso y Sáez, y también en menor medida Martín, pertenecen a una franja generacional que, salvo casos excepcionales como el de Antonio Hernando (1967), se ha quedado desenganchada entre la de José Luis Rodríguez Zapatero (1960) y la de Pedro Sánchez (1972).

Los criterios de renovación van por provincias. No repetirá en Huelva Javier Barrero, diputado desde la segunda legislatura, que en 2008 dejó de ser secretario provincial del partido, y cuya trayectoria está asociada a la etapa del chavismo. Pero sí optará a un sexto mandato parlamentario Miguel Ángel Heredia, secretario provincial de Málaga y enlace de Susana Díaz en el Congreso de los Diputados. Por el contrario, tras un fulgurante paso por las Cortes de Aragón y el Senado, el sociólogo Ignacio Urquizu, profesor de la Universidad Complutense y excolaborador de la fundación Alternativas, debutará como cabeza de cartel para el Congreso por Teruel.

En Madrid, el encaje de Eduardo Madina se ha convertido en un problema añadido para una lista ya compleja. Y, aunque se ha hablado mucho de buscar a 'Gabilondos', para el número dos de la candidatura que encabezará Sánchez de momento solo circulan los nombres de la exministra Cristina Narbona y de Mari Luz Rodríguez, responsable del área de empleo en la Ejecutiva. La plaza está reservada para una mujer, pero su identidad siempre ha sido una sorpresa.

En todo caso, las bajas que se han ido produciendo en el grupo parlamentario socialista desde el comienzo de la legislatura, especialmente numerosas tras las elecciones municipales y autonómicas, han dejado liberadas más de una veintena de cabeceras de lista, lo que facilitará a Sánchez configurar un grupo más a su medida, ya que el actual lo heredó de Alfredo Pérez Rubalcaba y quedó fracturado tras las primarias en las que se enfrentó con Madina.

“Los partidos todavía conservan su papel preponderante a la hora de determinar quién va a presentarse, pero su capacidad para otorgar el derecho a los candidatos está disminuyendo”, observa Michael Ignatieff ('Fuego y cenizas'), para añadir: “Escoger un candidato se ha vuelto menos una expresión de lealtad al partido, basada en vínculos familiares, religiosos o regionales, y mucho más una cuestión de preferencia individual. (…) El descenso en el número de personas que se identifican como miembros del partido subraya un cambio general hacia un electorado más individualizado y volátil. (…) los partidos están perdiendo su capacidad de orientar el voto hacia sus candidatos. Los mecanismos que determinan el voto son de carácter personal”.

Sería una buena ocasión para que el Partido Socialista Obrero Español se preguntara desde cuándo no hay un obrero entre sus diputados.

Los aparatos territoriales se están imponiendo claramente en la composición de las listas del PSOE para las elecciones generales de diciembre, en las que el proceso de renovación no solo está afectando a la vieja guardia sino también a algunos destacados diputados sénior porque lo que prima es el poder orgánico o la sintonía con quien lo detenta. “A los que no somos del aparato o no mantenemos cercanía se nos exige más”, explica uno de los que no serán parlamentarios en la próxima legislatura y que, con cierta amargura, recuerda que llegó a la práctica política creyendo que su carrera estaría determinada por el mérito, la capacidad y el trabajo, pero ha encontrado un techo que, a su juicio, no se corresponde con su techo político ni intelectual.

Carme Chacón Eduardo Madina Alfredo Pérez Rubalcaba Cristina Narbona