Los críticos del PSOE promoverán una gestora si Sánchez lleva al límite el 'no es no'

La fórmula que manejan como solución 'in extremis' pasa por la dimisión de la mitad más uno de los miembros de la ejecutiva

Foto: El líder socialista, Pedro Sánchez, durante el debate previo a la segunda votación de investidura de Mariano Rajoy, este 2 de septiembre. (Reuters)
El líder socialista, Pedro Sánchez, durante el debate previo a la segunda votación de investidura de Mariano Rajoy, este 2 de septiembre. (Reuters)

¿Y ahora qué? A esta pregunta, formulada a un estrecho colaborador de Pedro Sánchez minutos después de que el viernes por la noche anunciara en el Congreso su propósito de intentar resucitar una alianza de gobierno de “las fuerzas del cambio” (PSOE, Podemos y Ciudadanos), como se adelantó el miércoles en este blog, la respuesta fue: “Poco a poco”. No hubo forma de que desarrollara esta afirmación, pero de ella se desprende claramente que los sanchistas tienen un plan y una hoja de ruta para que su jefe repita como candidato si hay elecciones en diciembre y -creyendo que entonces podrán ampliar la distancia que los separa de Podemos- se asegure una prórroga de tres años al frente del partido y como líder de la oposición. Esto pasaría por la previa celebración, en noviembre, del congreso aplazado desde febrero para la renovación de la dirección, inmediatamente después del que para comienzos de este mes ya tienen convocado los socialistas catalanes.

Pero los críticos, aunque hasta ahora han actuado más como los ejércitos de Pancho Villa que como una fuerza coordinada, tienen planes alternativos, aunque condicionados en su modulación y puesta en práctica a lo que haga Sánchez. Para empezar, dan por prescrito el no a cualquier candidato del PP acordado por el último comité federal desde el minuto siguiente a la votación del segundo intento fallido de Mariano Rajoy para conseguir la investidura. Hasta aquí llegaba el acuerdo entre todos los sectores del PSOE. Rajoy tenía que morder el polvo y ya ha probado su sabor por dos veces en una semana.

Así pues, el primer escenario para la confrontación o el mantenimiento de la tregua interna será el comité federal que, según todas las previsiones, se celebrará el 1 de octubre, inmediatamente después de las elecciones en Galicia y País Vasco. “Si Pedro se enroca en el no y el comité federal tumba esa posición, el dilema sobre si volverá a ser candidato y la celebración del congreso para renovar el cargo de secretario general habrán desaparecido. Pedro tendrá que amoldarse o no podrá ser ni lo uno ni lo otro”, explica un dirigente del sector crítico. La dirección sostiene que dispone de mayoría en el que es el máximo órgano del partido entre congresos, pero los críticos también se la atribuyen y algunos de sus miembros más veteranos creen que “si se abre un debate en serio, el partido no aceptará que se vaya a nuevas elecciones en diciembre”.

Pero, puesto que la desconfianza hacia Sánchez dentro de su partido no es menor que la reflejada en el Congreso hacia Rajoy, los críticos manejan la “opción del botón nuclear” como solución ‘in extremis’ para apartarlo. Hasta tiene nombre: “la fórmula Óscar López”. La llaman así porque el ahora portavoz en el Senado la utilizó en mayo de 2014 para desbancar de la secretaría general de Castilla y León a Julio Villarrubia, encabezando la dimisión de la mitad más uno de los miembros de la ejecutiva, tras lo que se constituyó una gestora que convocó un congreso extraordinario en el que fue elegido como nuevo líder regional Luis Tudanca, un fiel sanchista.

El mismo procedimiento y el mismo requisito (la mitad más uno de los miembros de la ejecutiva) es de aplicación a nivel federal. Dado que la ejecutiva federal está ahora integrada, incluido el secretario general, por 37 miembros -desde el fallecimiento de Pedro Zerolo en 2015 son uno menos-, sería precisa la renuncia de 19; o bien de 22 si para hacer la cuenta se incluye -criterio sobre el que hay diferentes interpretaciones- a los seis miembros natos que son los portavoces en el Congreso, Senado, el presidente de la Federación Española de Municipios, la coordinadora del Consejo Político federal (Susana Díaz), el presidente del Consejo federal para la transición energética e industrial (que es el presidente asturiano, Javier Fernández) y el secretario general de Juventudes -la portavoz en el Parlamento Europeo, Iratxe García, no es nata en este caso porque es secretaria de área en la ejecutiva-. En el cálculo de los críticos, incluso en este segundo supuesto, sumando la adscripción territorial de quienes no son más que meros delegados de los secretarios regionales y las posiciones individuales de otros que se han ido distanciando de Sánchez, el mínimo de 19-22 estaría asegurado.

Julio Villarrubia, a la izquierda, y Óscar López, en un comité autonómico del PSOE castellanoleonés en 2013. (EFE)
Julio Villarrubia, a la izquierda, y Óscar López, en un comité autonómico del PSOE castellanoleonés en 2013. (EFE)

La gestora asumiría el control del partido y del grupo parlamentario, negociaría la abstención para la investidura de Rajoy y, neutralizada ya la posibilidad de que se repitan las elecciones, convocaría para noviembre un congreso con ribetes refundacionales. Entre los críticos hay incluso quien quiere apretar el ‘botón nuclear’ al día siguiente de las elecciones vascas y gallegas, sin esperar al comité federal, para anticiparse así a la posibilidad de algún nuevo regate de Sánchez.

La influencia de Galicia y Euskadi

Lo que suceda en los comicios gallegos y vascos puede tener, por tanto, más trascendencia de lo que a primera vista podría parecer. En la dinámica en la que se han instalado todos los partidos de ver quién consigue doblar antes el brazo del otro, la estrategia del PP, según un cualificado miembro de su dirección, pasa por “hacer el recuento del voto ciudadano” en ambos territorios a modo de termómetro. El PP cuenta con que Alberto Núñez Feijóo, aunque puede perder la mayoría absoluta, resistirá bien y en el País Vasco quedarán a la par con el PSE y pueden hacerse indispensables para el PNV.

Los socialistas, por su parte, serán previsiblemente desbordados por Podemos y sus aliados, cayendo hasta la cuarta posición en Euskadi; y también en Galicia, donde si Feijóo pierde la mayoría absoluta se verán inmersos en el rompecabezas que supondría gobernar con En Marea-Podemos y el BNG, y esto después de la experiencia del bipartito que con los nacionalistas encabezó Emilio Pérez Touriño, que dio paso al declive del socialismo gallego, que para colmo está fuertemente dividido, tanto en clave regional como nacional.

Los disidentes intentarán antes forzar un cambio de posición a favor de la abstención en el comité federal, que se celebrará tras los comicios gallegos y vascos

El PP confía en que, si se cumple este escenario, el PSOE no tendrá más opción que interiorizar la necesidad de reconsiderar su posición. Y esta expectativa se refuerza con la presión añadida que para los socialistas supondrá el nuevo paso hacia el secesionismo que el Parlamento de Cataluña dará en la semana siguiente con ocasión de la cuestión de confianza a la que se someterá el presidente de la Generalitat. A todo ello habría que sumar un condicionante adicional que depende exclusivamente del PP, primer y máximo responsable del bloqueo, y es que rebaje el tono de la presión sobre el PSOE porque cuanto más presionan, más rechazo producen en las bases socialistas a permitir que gobierne la derecha.

Escenificación para construir un relato

El llamamiento de Sánchez a Podemos y Ciudadanos para buscar una solución conjunta al bloqueo tiene, a juicio incluso de la mayoría de los socialistas, un componente más teatral que real. Hasta su portavoz parlamentario, Antonio Hernando, reconocía el jueves que la posibilidad de que el PSOE pueda formar un gobierno alternativo al encabezado por el PP es “muy difícil, imposible”.

Pero Sánchez sabe que no le basta ya con el único relato político que hasta ahora ha sido capaz de construir, el del “no es no” -lo que hace de la continuidad de Rajoy una garantía para la suya propia, porque si este se retirara, lo que en el PP se descarta, tendría que seguir sus pasos-, y quiere ampliarlo con el de “no será porque yo no lo haya intentado” escenificando un nuevo esfuerzo por aglutinar a “las fuerzas del cambio”.

Mariano Rajoy, durante la reunión del comité ejecutivo nacional del PP, este 3 de septiembre. (EFE)
Mariano Rajoy, durante la reunión del comité ejecutivo nacional del PP, este 3 de septiembre. (EFE)

Para ello cuenta con el aval de las posiciones expresadas en ese sentido por una mayoría dentro de la ejecutiva, aunque ninguno, salvo contadas excepciones como la presidenta de Baleares, Francina Armengol, se decanta con rotundidad por una opción y menos aún se manifiesta al respecto con suficiente claridad. Con estos matices, solo Patxi López, Óscar López y el navarro Roberto Jiménez han dicho que hay que desdramatizar la posibilidad de unas terceras elecciones, a la que, hoy por hoy, la mayoría en todos los partidos cree que estamos abocados; y los partidarios de la abstención ni siquiera tienen asiento en la ejecutiva, porque su defensor más caracterizado es José Enrique Serrano, el embajador en Ferraz de las viejas guardias. Pero, como reconocen otros que sí tienen silla, “todos estamos en un mar de dudas y no hay ninguna seguridad de que quien hoy defiende una posición no defienda otra a partir de ahora”.

El eje Andalucía-Cataluña

Si estos son los factores ‘externos’ que condicionan la posición del PSOE, en el horizonte inmediato también hay otros ‘internos’ que pueden ser determinantes para el futuro personal de Sánchez y el liderazgo del partido. En esta clave se otorga gran importancia a la casi segura postulación de la alcaldesa Núria Parlon para dirigir el PSC, lo que dejaría al secretario general en funciones sin el que ha sido uno de sus principales puntales de apoyo de la mano de Miquel Iceta.

Susana Díaz ha buscado la complicidad con Parlon, que apoyó a Eduardo Madina en las primarias contra Sánchez, pero, además de las diferencias que las separan sobre el modelo territorial, en su última visita a Cataluña, en julio, la presidenta andaluza pudo comprobar 'in situ' que no goza allí de gran predicamento, salvo entre los más mayores de ‘la quinta provincia catalana’, la integrada por los emigrantes andaluces.

Ante el silencio de Susana Díaz, que sigue esperando a que le pongan la alfombra roja, gana adeptos la opción de una tercera vía

Díaz, para desconcierto de los demás barones y notables del partido, sigue esperando a que la reclamen como salvadora y le tiendan la alfombra roja, pero cada vez recuerda más a José Bono en 2000, como Sánchez a Josep Borrell en 1999. En uno de los momentos más conflictivos y cruciales para su partido, ha vuelto a desaparecer, lo contrario de lo que se espera de un auténtico líder. Y así, con un temor creciente a que puestos en el dilema de elegir entre Sánchez y Díaz la militancia puede decantarse por el primero, cada vez va ganando más adeptos la opción de una tercera vía que no sea un mero cambio de cara, sino que, junto a nuevos aires, traiga sensatez e ideas.

El mejor resumen de la situación interna del PSOE y su por qué se puede encontrar en debatecallejero.com, donde un cualificado militante que escribe bajo el pseudónimo de Guridi decía este viernes: “El que no se mueve por miedo a las represalias de Sánchez, tampoco se mueve por miedo a las represalias de Susana Díaz. Y los pocos que quedan, tampoco se mueven por miedo a las reacciones del electorado y a perder los cargos públicos que ostentan. Así que sí: es posible relevar a Sánchez. Pero tiene un precio. No parece haber nadie dispuesto a pagarlo”. No obstante, hasta el silencio de los corderos tiene un final y en el PSOE parece cada vez más próximo. 

 

Fe de erratas: En mi anterior crónica, del día 31, se deslizaron dos errores: el presidente de la Generalitat de Cataluña se someterá el día 28 a una moción de confianza, no de censura; y donde decía CiU (ya desaparecida), debía poner la antigua CDC (Convergència Democràtica de Catalunya). 

Interiores
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios