Los refugiados no "traen crimen y terror" a Europa ni tienen "teléfonos móviles del ISIS"

En nuestro primer post temático, verificamos las afirmaciones de los principales líderes políticos mundiales sobre la crisis de los refugiados que está afectando a la Unión Europea

Foto: Campo de refugiados en Idomeini (Grecia)
Campo de refugiados en Idomeini (Grecia)

La llegada masiva de refugiados al Viejo Continente empieza a ser molesta para la Europa de los 28. Tras cuatro meses de inacción y discrepancias desde que se reubicaran a los primeros refugiados entre los países miembro, la UE se afana en buscar un parche para acabar con las imágenes de personas en campos de refugiados cubiertos por el barro.

Para ello, la UE trata de cerrar con Turquía un acuerdo que le permita deportar refugiados e inmigrantes irregulares hacia este país. Solo las voces discordantes de algunos Estados pueden modificar el acuerdo. Mientras la cumbre se lleva a cabo, comprobamos la veracidad de las principales declaraciones pronunciadas por los líderes políticos mundiales en torno a la crisis de los refugiados.

 

¿Qué supone esta crisis?

La crisis de los refugiados es, sin duda, uno de los mayores desastres humanitarios desde la II Guerra Mundial. También es verdad que su escala ha aumentado debido a la inacción mostrada por la Unión Europea ante las diferencias entre los Estados miembro. De acuerdo a la oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA por sus siglas en inglés), en Siria hay 13 millones y medio de personas que necesitan asistencia humanitaria, como señalaba el comisario chipriota.

Además, la ONU ha registrado 4,3 millones de personas que han abandonado Siria desde el inicio de la guerra civil en 2011. Son cifras oficiales, por lo que es posible que la cifra real sea mucho mayor.

 

¿De dónde provienen?

El lenguaje traiciona al presidente del Consejo Europeo. Los últimos datos de Eurostat del año 2015 sobre peticiones de asilo muestran que el 29% de las solicitudes provienen de sirios. En segundo lugar, se sitúa la población afgana (14%), seguida de los iraquíes (10%). Todos ellos, sirios incluidos, son “inmigrantes irregulares”, utilizando la nomenclatura de Tusk. Un término desafortunado para referirse a personas que huyen de guerras civiles en países desestructurados en busca de una oportunidad.

 

¿Qué hace la UE?

Las organizaciones de derechos humanos no opinan lo mismo. Hasta 16 ONG, entre ellas Amnistía Internacional, CEAR o Cáritas, solicitaron esta semana que se dé marcha atrás en el acuerdo entre la UE y Turquía por "poner en peligro la protección internacional a la que tienen derecho las personas refugiadas y que se abran rutas legales y seguras".

Además, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) mostró su preocupación por los testimonios de abusos y violencia sexual contra mujeres y niños refugiados recogidos en territorio turco. Por tanto, la afirmación del presidente del Palamento Europeo parece cuando menos cuestionable.

 

El resultado

En noviembre ya informamos que al ritmo de entonces la UE necesitaría 154 años para acoger a los 160.000 refugiados a los que se había comprometido a reubicar. A día de hoy, aún no se ha alcanzado el millar, un 0,58% de todas las personas pactadas. España, por su parte, solo ha acogido a 18 de las 9.255 personas que había aceptado hace unos meses.

Por tanto, Margallo tiene razón cuando dice que "lo estamos haciendo francamente mal”. Aunque reconocer la evidencia no le exculpa de su parte de culpa. España, por el momento, es uno de los países que todavía no ha ratificado el acuerdo de la UE con Turquía.

 

Voces discordantes

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, se equivoca. No está prohibido. La Carta de los Derechos Humanos de la UE garantiza la libertad de expresión. Además, el núcleo de su afirmación es falso por partida doble. No es cierto que los inmigrantes traigan crimen y terror a la Unión Europea. Un ejemplo de ello es el bulo que corrió sobre las agresiones sexuales masivas de refugiados a mujeres durante la Nochevieja de Colonia. En realidad, de los 58 detenidos solo tres eran refugiados. La iniciativa alemana Hoaxmap se dedica a recopilar estos bulos y otros más extendidos sobre los refugiados como los que suele pronunciar Orbán sin ningún tipo de pudor. 

 

¿Y fuera de Europa qué ocurre?

Más ruido. Donald Trump pronunció esta sentencia en uno de sus mitines. Además de ser una barbaridad, no hay forma de comprobarlo. Sí podemos asegurar que los refugiados poseen móviles, ya que hasta el inicio de la guerra civil siria hace ya cinco años, tenían un día a día como el de cualquier otra persona.

Según una encuesta realizada por UNHCR, el 79% de los sirios y el 44% de los afganos inmigrantes tienen un título de educación secundaria o universitario. Los que huyen, pues, son generalmente los más preparados, con trabajo, ingresos, y entre otras cosas más, móviles.

Trump parece no querer recordar la foto ganadora del premio World Press Photo de 2013: una imagen de inmigrantes en Yibuti buscando cobertura con el móvil, tomada por el reportero estadounidense John Stanmeyer.

 

 

Si consideras que se nos ha escapado alguna frase, envíanosla a datos@elconfidencial.com.

__

Suscríbete a nuestro boletín

Si quieres recibir una vez a la semana el resumen de nuestra verificación en La Chistera, solo tienes que rellenar el siguiente formulario o escribirnos a datos@elconfidencial.com.

La Chistera
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios