Verificamos bulos, mentiras y rumores sobre los papeles de Panamá

¿Ha habido una "cacería" contra José Manuel Soria? ¿Figura un exministro del PSOE cuyo apellido empieza por B en Mossack Fonseca? Contestamos a estas y otras preguntas

Foto: Detalle del despacho panameño de Mossack Fonseca. (Reuters)
Detalle del despacho panameño de Mossack Fonseca. (Reuters)

 

El ministro de Sanidad en funciones estaba convencido de que las informaciones sobre la vinculación con sociedades opacas de su excompañero en el Ejecutivo eran una "cacería". Soria decía la verdad, no tenía nada en los paraísos fiscales y había una mano negra que movía los hilos para inventarse documentos sobre el ministro. Y hacía aparecer su firma. En tres documentos distintos. Dos días después de la afirmación de Alonso, Soria dimitía, atrapado en sus propias mentiras.

 

 

Dos personas vinculadas a Ciudadanos han dejado sus cargos, pero no debido a la información del despacho Mossack Fonseca.

Verificamos bulos, mentiras y rumores sobre los papeles de Panamá

Federico Pérez Oteiza abandonó su puesto como coordinador de Ciudadanos en La Rioja el pasado 14 de abril, en medio de la tormenta que, pocos días después, provocaría la dimisión del ministro Soria.

Su decisión de abandonar el cargo se debió a que el diario Rioja2 publicó su vinculación con una sociedad radicada en Panamá. Tenía poderes en la misma. La empresa había sido creada por BFC Lawyers y no por Mossack Fonseca, el despacho cuyos archivos internos son el único material de la filtración de los llamados papeles de Panamá. Oteiza aseguró haber abierto la sociedad mientras residía en Panamá y para un fin concreto, esto es, no se trataba de una sociedad ‘offshore’. La empresa estaba en Panamá, pero no en los papeles de Panamá.

Sí ha dimitido, ya que ostentaba un cargo público como representante de Ciudadanos en las Cortes de Aragón, José Luis Juste. Aparecía como director en Balboa y Servicios SA, con actividad en Panamá y de propiedad de su hermano, residente en el país caribeño. Tampoco esta sociedad había sido registrada por Mossack Fonseca.

 

El rumor ha recorrido todas las redacciones de España. Incluso ha llegado a los pasillos del Congreso de los Diputados. Pero no es nada más que eso: un rumor sin base documental alguna salido de algún corrillo. José Bono no aparece en los papeles de Panamá del despacho de Mossack Fonseca. Y créannos, le hemos buscado a fondo.

De momento, pues, no ha aparecido en los más de 11,5 millones de documentos. Eso sí: en mayo se publicará la base de datos con los nombres de todas las sociedades registradas por Mossack Fonseca y sus accionistas y cualquiera podrá buscar su nombre y sus posibles conexiones societarias.

 

 

Este titular apareció en diario 'El País' el pasado 5 de abril, después de que El Confidencial y La Sexta empezaran a desvelar los principales nombres de interés público implicados en la filtración. El dato es correcto (Venezuela aparece 241.083 veces), pero hay un problema mayor: no es relevante.

"España" en español o en inglés aparece 188.826 veces. Se lee "Madrid" hasta 113.208 veces. Y buscar en los 11,5 millones de documentos “Rajoy” devuelve 56 resultados.

No todas estas búsquedas implican que existan sociedades 'offshore' vinculadas a estos países o nombres ni que haya mayor presencia de un país con respecto a otro. En el caso de España, como publicó El Confidencial, hay 1.200 sociedades y 588 accionistas, muy lejos del 188.826 resultado de una simple búsqueda. En el caso de Madrid, había más de una persona cuyo apellido coincidía con el nombre de la ciudad.

En el caso de "Rajoy" hay dos explicaciones, ya que el presidente del Gobierno español no aparece en los papeles de Panamá. La primera es la coincidencia de apellidos. Hay otros "Rajoy" (ninguno familiar del político español) en la documentación. La segunda, las búsquedas que realizaba el Departamento de Control de clientes en Google u otras páginas de referencia. Así, por ejemplo, en los archivos del despacho aparece un artículo de prensa con declaraciones de Mariano Rajoy sobre la trama Gürtel, grupo que sí acudió a los servicios de Mossack Fonseca. Pero no hay ninguna relación con el máximo representante del Gobierno español.

 

Esta ha sido la reacción de Rodrigo Rato a las revelaciones de los papeles de Panamá. Si nos ceñimos a su frase, el tiempo verbal que utiliza, el presente, es correcto (o, al menos, todavía no se ha descubierto que esté mintiendo). Aun así, sigue vinculado a los paraísos a través de terceros y se acogió a la amnistía fiscal para traer de vuelta a España su patrimonio oculto.

 

 

No es cierto que no haya americanos en los papeles de Panamá. Hay al menos -y es una cifra conservadora- 211 dueños de sociedades cuya dirección física se encuentra en Estados Unidos. Entre ellos, destacan varios donantes de Hilary Clinton y uno de los mayores ‘contractors’ del ejército norteamericano, grupos de soldados subcontratados por las fuerzas armadas de Estados Unidos.  

¿Parecen pocos nombres para un país tan grande? Esto también tiene una explicación. Como explican los expertos consultados por Fusion, medio que ha participado en la investigación, los ciudadanos de Estados Unidos no necesitan ir a Panamá para ocultar patrimonio o bienes detrás de sociedades pantallas. Los estados de Wyoming, Delaware y Nevada permiten hacer exactamente lo mismo. Casi sin salir de casa.

 

 

No, Soros no ha financiado esta investigación en concreto. Sí es cierto es que la Open Society Foundation es uno de los principales donantes del Center for Public Integrity, organización que financia el ICIJ (en el siguiente punto hay más detalles sobre los donantes). La Open Society, encabezada por Soros, financia también decenas de otros proyectos, detallados en su página web. En cuanto al Center for Public Integrity, todas sus declaraciones de impuestos anuales están disponibles en su página web

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación es una organización sin ánimo de lucro, por lo que vive de grandes y pequeñas donaciones. Un estatus muy común en Estados Unidos en el mercado de medios de comunicación (Pro Publica es otro ilustre ejemplo de ello).

El ICIJ publica en su página web todas sus fuentes de financiación. Entre ellas no está el Gobierno de Estados Unidos.

 

El origen del rumor podría estar en los financiadores de uno de los medios que colaboran con el ICIJ de la misma forma que lo hace El Confidencial. El Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP) sí ha recibido subvenciones de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID). El OCCRP detalla esta y otras formas de financiación en su página web

 
 

Asignamos un "impreciso" al actual presidente de Panamá como voto de confianza. Porque, si tuvieramos que referirnos a la transparencia mostrada hasta ahora, sería un "falso" en toda regla. Fuentes oficiales de Panamá admitieron que el ministro de Hacienda español, Cristobal Montoro, les avisó de que el intercambio de información se parecía más bien al teléfono estropeado. 

Este diario desveló, además, cómo Mossack Fonseca, no sin ayuda de las autoridades panameñas, proporcionaba información ambigua a las solicitudes que le llegaban de agencias tributarias de todo el mundo.

La Chistera
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios