Verdades y mentiras de la precampaña en Galicia y País Vasco

La campaña electoral se inaugura oficialmente hoy, aunque los líderes de ambas comunidades llevan varias semanas dejando promesas y análisis antes de ir a las urnas

Foto: El candidato popular a lendakari, Alfonso Alonso, durante un acto en Vitoria. (EFE)
El candidato popular a lendakari, Alfonso Alonso, durante un acto en Vitoria. (EFE)

Gallegos y vascos entran hoy en campaña electoral, aunque lo harán con la sensación de llevar ya varias semanas inmersos en ella. El 25 de este mes acudirán a las urnas tras un verano en el que líderes de un partido y otro han lanzado ya parte de su programa. En La Chistera hemos verificado algunas de las promesas y análisis que han hecho algunos de ellos.

 

 

El titular que dejó el presidente de la Xunta en una entrevista a 'La Voz de Galicia' alude al mito del 'buen gestor' que rodea a la figura de Núñez Feijóo. Sin embargo, la comunidad gallega vio que el ratio de su deuda respecto al PIB no dejó de crecer desde que llegó al Gobierno en 2009.

La deuda aumentó en 13 puntos desde su llegada a la presidencia. Tras duplicarla durante su primera legislatura, el pasivo aumentó seis puntos estos últimos cinco años. Galicia, por lo tanto, no es tan solvente como parece indicar el presidente.

 

 

La afirmación de Feijóo es, de nuevo, cuestionable. Según los datos del Instituto Galego de Estatística (IGE), el número de personas ocupadas aumentó desde abril de 2014, aunque no lo hizo de manera continuada. De hecho, en el tercer trimestre de 2015 había 5.000 trabajadores más de los que hay hoy.

Si el presidente se refería al número de afiliados a la Seguridad Social, el número también es mayor, aunque la progresión es de nuevo desigual. Además, Galicia perdió 18.900 personas en activo desde esa fecha, bien por jubilación, por defunción o bien porque se vieron obligados a buscar trabajo en otro lugar.

En el capítulo de empleo, Feijóo dejó una frase falsa en el portal de su campaña al afirmar que en 2012 "había 83.300 desempleados más que hoy”. En realidad, son casi la mitad: 47.600 más.

 

 

Uno de los reproches que utilizó la oposición contra Feijóo estos últimos siete años han sido los 'Catorce puntos del contrato con Galicia'. El candidato socialista, Xoaquín Fernández Leiceaga, le recordaba al popular su falta de compromiso para acabar con el desempleo en 45 días. Sin embargo, Feijóo nunca llegó a prometer esta afirmación.

El primer punto de ese “contrato con Galicia” llamaba a “combatir el paro como máxima prioridad del Gobierno y recuperar la senda de la creación de empleo, garantizando la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres”. El desempleo aumentó desde 2009, aunque los populares nunca anunciaron que lo harían en 45 días.

 

 

La candidata del Bloque Nacionalista Galego, Ana Pontón, denunció así el brusco recorte del Gobierno popular en materia educativa. Aun así, según los informes de la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas, el volumen de profesionales del sector pasó de 35.163 en 2009 a 33.963 docentes en la actualidad. La rebaja, por tanto, fue de 1.200 profesores desde que Núñez Feijóo llegó a la Xunta.

 

 

En medio del debate sobre la posibilidad legal de que Arnaldo Otegi acabase presentándose o no por Bildu, algunos candidatos ofrecieron a los medios otro tipo de titulares. El popular Alfonso Alonso criticaba en los micrófonos de Radio Nacional la herencia del nacionalismo en el País Vasco. El exministro de Sanidad enumeraba vagamente la pérdida de población o la reducción del PIB vasco respecto al nacional.

Lo cierto es que los casi 40 años de democracia en Euskadi se cuentan por gobiernos del Partido Nacionalista Vasco. Siguiendo el indicador económico más utilizado para medir la salud de una economía, el PIB per cápita, el País Vasco cuenta con la segunda mayor renta del país en estos momentos, por detrás de Madrid.

La única etapa en la que no gobernó el PNV fue entre 2009 y 2012, cuando el socialista Patxi López fue lendakari con el apoyo del Partido Popular. Y es justo en esta etapa, en medio de la crisis económica, cuando la renta se estanca.

 

 

Aunque Ciudadanos cuenta con pocas posibilidades de entrar en el Parlamento vasco, su candidato Nicolás de Miguel recibió la visita del portavoz de la formación naranja, Albert Rivera. En el encuentro aprovechó para denunciar la emigración juvenil.

Según el portal estadístico de la comunidad, Eustat, 2014 (último disponible) fue el año con mayor salida de jóvenes al extranjero.

La Chistera
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios