Donde dije digo... o cómo PP y Ciudadanos cambian de criterio en solo unas horas

Las condiciones de Ciudadanos ni siquiera se han debatido en el comité, para sorpresa de propios y extraños, y pese a que Rajoy anunció que así sería

Foto: El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)

"¿Y quién ha dicho eso? Yo nunca lo he dicho". El presidente del Gobierno en funciones -sin corbata desde que negocia con Ciudadanos- interrumpía de manera abrupta a una periodista durante la rueda de prensa para explicar lo sucedido en el comité ejecutivo nacional del PP.

La pregunta era muy sencilla: ¿cómo era posible que el comité del PP no tratara las seis condiciones de Ciudadanos para dar el sí en la investidura ("no se ha dicho ni una sola palabra de las condiciones", ha repetido varias veces Mariano Rajoy) cuando la reunión se convocó precisamente para someter al partido esas condiciones? Esta vez, Rajoy no estuvo ni corto ni perezoso, y dejó a la periodista por mentirosa.

[Lea aquí: Rajoy se someterá a la sesión de investidura el próximo 30 de agosto]

Pues sí, Rajoy sí lo dijo. La hemeroteca es muy tozuda y deja las vergüenzas de los políticos al aire. Hace justo una semana, el presidente del Gobierno en funciones, en su cuenta de Twitter, anunciaba: "Una vez conocidas las condiciones de C's para negociar, las someteré a debate y aprobación por el comité ejecutivo nacional del @PPopular". Meridianamente claro. Ayer, solo una semana después, el comité ejecutivo nacional no debatía ni aprobaba las condiciones de Ciudadanos, y solo se daba 'carta blanca' al presidente del PP para negociarlas.

Y si Rajoy lo dijo y lo dejó por escrito en las redes sociales, muchos fueron los miembros del comité que, como la periodista puesta en evidencia por Rajoy, entendieron que este miércoles debían votar sí a las seis condiciones de Ciudadanos: Pablo Casado, Juan Carlos Floriano, Cristina Cifuentes... Todos aseguraban que iban a "alzar la mano" para "votar sí" a las condiciones que imponía la formación naranja. 

Un giro de 180 grados que, a los únicos que pareció no importar fue, curiosamente, a los políticos de Ciudadanos. Albert Rivera, ocupado en Barcelona en asuntos personales, dejó el papelón de contestar a Rajoy a su vicesecretario general, José Manuel Villegas. Tras mostrarse "sorprendido", a lo más que llegó fue a calificar de "malentendido" que el PP no hubiera dedicado un minuto a sus condiciones.

El propio Villegas, 24 horas antes, había proclamado a los cuatro vientos que "no habrá negociación si este miércoles el comité ejecutivo nacional del PP no acepta íntegramente las condiciones que ha puesto Ciudadanos para votar sí a Mariano Rajoy y si no fija ya una fecha para el debate de investidura".

Por si fuera poco, mientras el comité del PP se encontraba reunido en Génova -para no tratar lo que Rajoy anunció que se iba a tratar-, el secretario de Comunicación de Ciudadanos participaba en una entrevista en La Sexta en que insistía en que "lo principal es que se aprueben las seis condiciones, sin matices, por cierto", y emplazaba después a que se pusiera la fecha a la investidura, "si es en el mismo momento en que salga Rajoy, mejor"...

Sin saber ni siquiera la fecha de investidura -que finalmente será el 30 de agosto-, Ciudadanos no ha dudado en volver a reunirse con Rajoy. ¿Qué fiabilidad puede tener lo que salga de una reunión entre los líderes de unos partidos cuyas afirmaciones cambian totalmente en cuestión de siete días o 24 horas?

Luna de Papel
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios