España no Suma en Madrid: 15 días sin coordinar el Gabinete tras la llegada de MAR

"Tenemos un problema", envió vía móvil un consejero de Cs al saber el nombramiento. No ha vuelto a haber una reunión de coordinación de gabinetes desde entonces

Foto: Las relaciones entre Ayuso y Aguado, en horas críticas tras la llegada de Miguel Ángel Rodríguez. (EFE)
Las relaciones entre Ayuso y Aguado, en horas críticas tras la llegada de Miguel Ángel Rodríguez. (EFE)
Adelantado en

El Gobierno de PP y Ciudadanos en la Comunidad de Madrid —el más importante por PIB total y per cápita de los que dirigen en coalición— vive un auténtico divorcio desde la sorpresiva llegada de Miguel Ángel Rodríguez a la jefatura del Gabinete de la presidenta Isabel Díaz Ayuso. "La coordinación entre consejerías está desde entonces [hace ya dos semanas] completamente rota. Se tomó su nombramiento como una declaración de guerra y no se han vuelto a retomar las reuniones para coordinar el Gabinete", asegura uno de los asistentes a esas reuniones. Fuentes de la Comunidad de Madrid confirman la situación y se limitan a reflejar que "esas reuniones de coordinación no son de carácter obligatorio".

La mala relación entre PP y Ciudadanos "y la poca coordinación que había hasta ese momento se estaban arreglando poco a poco —asegura otra fuente del Gobierno bicolor de la Comunidad—. Pero todo saltó por los aires en el Consejo de Gobierno" celebrado el pasado 21 de enero. Ese día, la reunión se desarrollaba con total normalidad hasta que, cerca de su finalización, llegó el turno de ruegos y preguntas habitual que cierra las reuniones del consejo de los martes.

El secretario del consejo informó entonces del cese del que hasta ese momento se había desempeñado como jefe de Gabinete de la presidenta (José Luis Carreras) y el nombramiento inmediato del exasesor de José María Aznar Miguel Ángel Rodríguez. "Todos los consejeros, los de Ciudadanos y los del PP, se enteraron en ese momento", desvelan varias fuentes conocedoras de cómo se desarrolló el consejo.

"Tenemos un problema": el wasap del día 21

"Tenemos un problema" fue el mensaje que envió vía móvil uno de los consejeros naranjas presentes en el momento en que se anunciaba el nombramiento oficial de MAR. Por primera vez, se había roto la unanimidad en el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, y el vicepresidente, Ignacio Aguado, y el consejero de Transportes, Ángel Garrido, muestran "públicamente su disconformidad" con el nombramiento y piden que se recoja en el acta su protesta. No es de extrañar su reacción: ambos fueron objeto público de los ataques de MAR —al primero, insistiendo en supuestas irregularidades en contratos de su padre, y al segundo, directamente llamándole "tránsfuga de mierda"— desde una cuenta de Twitter que el exconsejero de Aznar decidió eliminar ese mismo martes en que pasaba oficialmente a formar parte del organigrama de la comunidad.

La comunidad confirma que han cesado las reuniones de coordinación: "Miguel Ángel Rodríguez tiene que decidir si las mantiene o no"

Lo cierto es que desde entonces no ha vuelto a haber ni una sola reunión de coordinación de los gabinetes de las distintas consejerías del Gobierno de Madrid. "El nombramiento cayó como una bomba, se entendió como una provocación desde Ciudadanos y se decidió no volver a mantener esas reuniones", que ahora entrarían bajo el mando directo de Miguel Ángel Rodríguez.

Hoy, como todos los martes, vuelve a reunirse el consejo, pero nada parece que vaya a cambiar en las relaciones entre PP y Ciudadanos. De hecho, fuentes oficiales del PP de la comunidad ponen en cuestión la continuidad de esas reuniones de coordinación: "Miguel Ángel Rodríguez acaba de llegar al puesto y tiene que decidir si las mantiene u opta por otra fórmula", aseguran. En esas reuniones, se ve la agenda de la presidenta y se pone en común la acción política coordinada de los consejeros. Algo de importancia en un Gobierno con siete carteras para el PP (Presidencia, Justicia, Hacienda, Educación, Sanidad, Vivienda y Medio Ambiente) y seis para Ciudadanos (Deportes, Economía, Universidades, Familia, Transporte y Cultura) más la portavocía.

Ignacio Aguado e Isabel Díaz Ayuso. (EFE)
Ignacio Aguado e Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Aunque los problemas parecen circunscritos a la coordinación del Gabinete, el área 'de trabajo' de MAR, fuentes del propio PP aseguran que "todos sabemos que es un número uno en lo suyo, pero también conocemos su capacidad expansiva". En el ámbito de la Comunicación del Gobierno se mantienen las reuniones de coordinación semanales, aunque a nadie se le escapa que también hay problemas.

"Aguado lo tiene crudo..."

Y las 'afrentas' se acumulan: el pasado día 28, en la última rueda de prensa del Consejo de Gobierno, mientras el portavoz, Ignacio Aguado, comparecía junto al consejero de Vivienda, el popular David Pérez, para dar cuenta de los acuerdos, la presidenta Díaz Ayuso 'contraprogramaba' anunciando a la misma hora en la Universidad Francisco de Vitoria 2.900 plazas de Educación Secundaria. Ayuso, curiosamente, iba a la Francisco de Vitoria a escuchar a Pablo Casado y José María Aznar, exjefe de MAR.

A Aguado "no se le permitió hablar" en la recepción a Guaidó, mientras que en el ayuntamiento, Almeida y Villacís compartían protagonismo

También se recuerda cómo, en el recibimiento al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, por parte de la comunidad, a Aguado no se le permitió hablar mientras que en el ayuntamiento el alcalde, José Luis Martínez-Almeida (PP), y la vicealcaldesa, Begoña Villacís (Cs), sí compartían el protagonismo en la recepción al líder venezolano, le entregaban las llaves de oro de la ciudad y hablaban ambos. Fuentes del propio PP regional reconocen que Aguado "lo tiene crudo" con la llegada de MAR: va a tener difícil tener el foco.

No hay que olvidar que la polémica se recrudece justo cuando en el ámbito nacional Inés Arrimadas, como adelantó este periódico, propone extender la fórmula preelectoral con el PP a Cataluña, País Vasco y Galicia, las tres elecciones cercanas en el horizonte. No parece que el ambiente que se respira en el Ejecutivo madrileño tras el desembarco de MAR sea el mejor caldo de cultivo para esa España Suma o Mejor Unidos, la denominación que ahora propone Arrimadas.

Luna de Papel
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios