Es noticia
Menú
Cibeles al borde del ataque de nervios
  1. España
  2. Madrid
David del Cura

Entresijos y gallinejas

Por

Cibeles al borde del ataque de nervios

Ante el silencio de Vox, Almeida tendrá que explorar el apoyo de Recupera Madrid

Foto:  José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís. (EFE/Emilio Naranjo)
José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís. (EFE/Emilio Naranjo)

¿Qué pasa en el Ayuntamiento de Madrid que el personal anda de los nervios? Son los presupuestos me dicen. En España si no te los aprueban está el comodín de la prórroga, pero toda derrota política deja rastro y Madrid, pasarela, escaparate y mentidero, está de moda. Lo que sucede aquí tiene réplicas en la política nacional. Del éxito de las cuentas depende que se adelante el obligado divorcio de PP y Ciudadanos.

Villacís insiste en que el año que viene también habrá presupuestos. En algún momento tendrán que romper; estos días veremos si se precipita el “se acabó” o se aguantan hasta el final. El lunes, en la presentación de las cuentas, alcalde y vicealcaldesa expusieron las obras, los equipamientos, los 1000 millones de gasto social, la limpieza, la recuperación… y la invocación constante de Almeida a Vox, “el socio preferente”.

Foto: Javier Ortega Smith y José Luis Martínez-Almeida. (EFE/Mariscal)

La vicealcaldesa, preguntada por los posibles apoyos, contesta que mejor "todos los grupos". Ella prefiere a los "carmenistas escindidos" que además han dado señales de querer negociar y ya salvaron Madrid 360. Los de Ortega Smith necesitan un servicio de socorro, han desaparecido del mapa. Almeida les ha mandado un tarjetón y si hace falta les manda un macero a caballo con los números y las partidas que Engracia Hidalgo ha empaquetado con bisturí, generosidad, sonrisa y … muchos folios. La delegada de Hacienda es una garantía de trabajo bien hecho, pero esta vez la cuestión es de estrategia de partidos y personas. La oposición da por muerto aquel ejemplo político de los “Acuerdos de la Villa” y eso que ahora hay millones para su desarrollo.

Entre esto y capear el temporal que viene de Sol y Génova, al alcalde se le abren escenarios de final ignoto

Así que el Gobierno municipal tendrá que elegir si se va con lo más extremo de la derecha, Vox, o de la izquierda, Recupera. Entre esto y capear el temporal que viene de Sol y Génova, al alcalde se le abren escenarios de final ignoto. Vox está demostrando en Andalucía, por presión electoral y a la espera de Olona, que no está por la labor; en la Comunidad de Madrid se deja querer y en el Ayuntamiento han desaparecido. Amenazan con colapsar los gobiernos que necesitan sus apoyos parlamentarios a modo de aviso y para pedir hueco en futuros ejecutivos, pero no lo dicen con claridad.

Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (EFE/J.J.Guillen)

Entre los planes que atribuyen a Teodoro García Egea está que se vayan viendo con normalidad los pactos con Vox, incluso los de gobierno, por eso azuza a Moreno para que convoque y sea Andalucía la que pruebe la fórmula de la coalición con los de Abascal antes de que, según sus cuentas, lo haga Casado. Así que Almeida tiene difícil explicar que sean los “más rojos” los que le salven las cuentas aunque, a día de hoy, puede ser la opción menos humillante. En el resto de la oposición no va a encontrar apoyo alguno. Ya ha comenzado la carrera electoral entre Rita Maestre y Mercedes González. Ellas serán, si no hay vuelco, las candidatas de la izquierda y la Delegada del Gobierno con la condición añadida de ser Secretaria General de la Agrupación Socialista de la Ciudad de Madrid, un cargo que va a estrenar. Así que los posicionamientos de partido hacen de estas cuentas un punto de inflexión en la legislatura. Hace días desde la izquierda y con una caña alguien soltó: “si Villacís presenta moción de censura, la votamos”.

placeholder José Luis Martínez-Almeida y Rita Maestre. (EFE/Fernando Villar)
José Luis Martínez-Almeida y Rita Maestre. (EFE/Fernando Villar)

La vicealcaldesa ya dijo hace un año eso de “si quisiera sería alcaldesa con los votos de la izquierda”. Ella está ahora con sacar estos presupuestos y como dice un compañero suyo “¿dónde va a estar mejor?”. De entrada y para no discutir más de la cuenta entre PP y Ciudadanos de los presupuestos han borrado cualquier rastro olímpico. “Ni un solo euro dedicado a la promoción olímpica de la ciudad” y como asegura cualquier responsable de Hacienda “lo que no está pintado en los presupuestos no existe”. Al menos sabemos que España no es Portugal.

¿Qué pasa en el Ayuntamiento de Madrid que el personal anda de los nervios? Son los presupuestos me dicen. En España si no te los aprueban está el comodín de la prórroga, pero toda derrota política deja rastro y Madrid, pasarela, escaparate y mentidero, está de moda. Lo que sucede aquí tiene réplicas en la política nacional. Del éxito de las cuentas depende que se adelante el obligado divorcio de PP y Ciudadanos.

Ayuntamiento de Madrid Rita Maestre Ciudadanos Vox
El redactor recomienda