Víctimas y victimarios

Defendamos el modelo de un esfuerzo repartido entre los hombros de todos. Cuidemos a los desprotegidos, incentivemos al resto para no sentirse víctimas y cuidemos a los fuertes, a los que tiran del carro

Por Juan José Cercadillo2
Víctimas y victimarios
Cenar o comerme un chino

Cenar o comerme un chino

Pato, pollo, vaca y cerdo en salseras combinaciones conforman el menú imperial que repito sin pudor los viernes o sábados de tener que ver la tele

Hay 'rugby' en el Wanda

Hay 'rugby' en el Wanda

Beber tiene inconvenientes, de todos yo destacaría el de la mañana siguiente. Tu cuerpo se aferra a la cama

Hay motivos de protesta

Hay motivos de protesta

Un grito fuerte y unánime de empresarios y de autónomos, de asalariados privados y de servidores públicos, que exijan a quien nos manda rigor y reglas del juego comunes y trasparentes

Semana Santa de nuevo

Semana Santa de nuevo

Ya seas de asfalto y velas, de playas y chiringuitos o de campo y porterías, esta semana parece que ha cuadrado a todo el mundo. No escuché una voz en contra. Nos puso a todos de acuerdo. Ojalá se repita el milagro

Putin, ¿Dónde están las llaves?

Putin, ¿Dónde están las llaves?

Tanta política de declaración, de pose y de pancarta está acabando con la política de la verdadera decisión, la ejecución y la eficacia

'Hola' de calor

'Hola' de calor

Dos días o tres de calor nos dan para muchas más cosas. Además de colmatar horas y horas de radio y televisiones aparecen en escena multitud de asociaciones, oficinas estatales, departamentos autonómicos y áreas municipales

Magia, milagro y toreo

Magia, milagro y toreo

Entre maestros y Master parece que gana uno. Trece días a pelotazos delante de doce mil personas le coronan en los medios como el gran evento del año. Injusticia demostrable a base de matemáticas

Día mundial de los mundos

Día mundial de los mundos

El libro nos trajo hasta aquí. Con un paseo a alguna librería y apenas unos pocos euros te sacas billete a esos mundos que nunca has tenido lejos

Aires de protesta

Aires de protesta

Si no queremos renunciar a un mundo rural y vivo, más nos vale repensar en edificios y despachos cómo podemos ayudar a mejorar nuestros campos