Es noticia
Menú
Alarma en el PSOE: Lobato se desploma a cuarta fuerza según sondeos internos
  1. España
  2. Maten al mensajero
Pilar Gómez

Maten al mensajero

Por

Alarma en el PSOE: Lobato se desploma a cuarta fuerza según sondeos internos

Solo Mónica García tiene asegurado que repetirá como contrincante de Ayuso. Más Madrid se consagra como segunda fuerza y Vox como tercera. El voto joven huye de los socialistas

Foto: Lobato podría ser víctima de la urgencia de remontar las encuestas
Lobato podría ser víctima de la urgencia de remontar las encuestas
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las elecciones andaluzas acaparan todo el foco político. Si se cumplen los sondeos, el batacazo del PSOE en uno de sus bastiones será histórico. En el partido empieza a cundir el pánico. Son muchos los que piden a Sánchez que tome medidas para frenar la caída que arrancó el 4-M en Madrid y que desde entonces no cesa. Precisamente es la Comunidad otro de los focos de preocupación. En Ferraz saben que Ayuso es imbatible y ya no aspiran a vencerla, pero lo que reflejan las encuestas internas es un retroceso a la cuarta posición si hoy hubiera elecciones.

En voto directo entre los jóvenes de 18 a 24 años, Juan Lobato está por debajo del PP, Más Madrid y Vox. Si en los anteriores comicios con Gabilondo a la cabeza se produjo un empate con Mónica García que permitió a los socialistas salvar el discurso, en estos momentos con el ungido por Sánchez, el PSOE pasa a ser un partido testimonial. La ya conocida como “médico y madre” ha sabido convertirse en la verdadera líder de la oposición. Sus cara a cara con Ayuso en la Asamblea son ya esperados y aplaudidos. La líder del PP ha elegido contrincante ante un Lobato que no encuentra su sitio y que ni siquiera lo tiene asegurado en el partido.

placeholder Mónica García es la auténtica líder de la oposición en la Asamblea de Madrid
Mónica García es la auténtica líder de la oposición en la Asamblea de Madrid

Tras el 19-J habrá puesta a punto en el PSOE y no es descartable que se empiecen a buscar candidatos con tirón para intentar remontar en las municipales y autonómicas de 2023. Los socialistas madrileños alumbraron este proyecto bajo la idea de hacer valer la cantera, pero la actual situación es de máxima emergencia. Ser la cuarta fuerza en la Comunidad de Madrid sería un mal presagio para revalidar la Moncloa.

Foto: Isabel Díaz Ayuso, en su toma de posesión. (EFE)

Ya antes de pedir a Gabilondo un último sacrificio, se hicieron encuestas para medir las posibilidades de la ministra de Defensa, Margarita Robles, como candidata. Ahora serán muchos los que vuelvan con esa quiniela ante la presión que hay para buscarle acomodo fuera del Gobierno tras la crisis de Pegasus. Robles siempre hará lo que ella quiera y no parece que le apetezca presentarse a unas elecciones frente al ciclón Ayuso. Es difícil encontrar un buen número uno, pero el PSOE está en ello. Si no hay nadie dispuesto a la inmolación, puede que acaben enviando a Lobato al matadero.

Más Madrid también está en horas bajas por el escándalo de Errejón y la constitución “ficticia” del partido. Mucho fuego amigo hay en la denuncia de irregularidades en el cobro de donaciones a los cargos de la formación. Ya se sabe que desde su origen los comunistas son cainitas y se devoran entre ellos. Iglesias estará celebrando el tropezón de su enemigo íntimo. Ya solo le queda eso, disfrutar de la desgracia ajena. La sangre no llegará al río porque misteriosamente aún no ha habido un juez que llegue al fondo de la financiación de estos partidos. Podemos tenía en su web de transparencia unas cuentas con abonos sospechosos, Monedero cobraba de Venezuela e Iglesias de Irán. Aunque cualquiera que sume le sale que dos más dos son cuatro, aquí nunca se ha demostrado que el dinero de estas dictaduras sirvió para fundar Podemos.

En Vox buscan acomodo a Ortega Smith que podría acabar en Castilla-La Mancha

En la esquina derecha el panorama también está revuelto. Rocío Monasterio parece que será la próxima contrincante de Almeida en el Ayuntamiento de Madrid. Ortega Smith no tiene más recorrido y ahora se le busca acomodo en Castilla-La Mancha. Ya sonó para Castilla y León, pero al final no dio el salto. Hoy sería un flamante vicepresidente. Monasterio ha quedado desdibujada ante Ayuso y Mónica García. Su papel es difícil porque no puede hacer una oposición dura y votar con el PP. En el Ayuntamiento tendrá más visibilidad. Se necesita presencia femenina ahora que no se sabe que será de Begoña Villacís. Ciudadanos está en descomposición, aunque Arrimadas parece dispuesta a luchar hasta el último aliento. El problema es que los votantes no reaccionan. Por el momento solo Ayuso y Mónica García tienen su puesto asegurado. La doctora deja el hospital para volcarse en la campaña. En el resto de partidos se busca candidato.

Las elecciones andaluzas acaparan todo el foco político. Si se cumplen los sondeos, el batacazo del PSOE en uno de sus bastiones será histórico. En el partido empieza a cundir el pánico. Son muchos los que piden a Sánchez que tome medidas para frenar la caída que arrancó el 4-M en Madrid y que desde entonces no cesa. Precisamente es la Comunidad otro de los focos de preocupación. En Ferraz saben que Ayuso es imbatible y ya no aspiran a vencerla, pero lo que reflejan las encuestas internas es un retroceso a la cuarta posición si hoy hubiera elecciones.

Partido Popular (PP) PSOE Rocío Monasterio Más Madrid