La venganza del voto en blanco

“No votar - significa que no quieres participar y te resulta indiferente el resultado.”“Votar nulo - significa protestar por el sistema, pero los escaños resultantes de

“No votar - significa que no quieres participar y te resulta indiferente el resultado.”

“Votar nulo - significa protestar por el sistema, pero los escaños resultantes de los votos nulos se reparten entre los elegidos.”

“Votar en blanco - significa 'no estoy de acuerdo con ninguna candidatura' y quiero que los escaños resultantes de votar en blanco queden vacíos, sin ningún representante.”

La idea central de estos movimientos consiste en dejar patente en las urnas su disconformidad con el sistema. Básicamente, persiguen unas reformas con las que todos estaríamos básicamente de acuerdo y sobre las que no entran en detalles, ni efectúan recomendaciones específicas. Como no hay candidatos, poco podemos reflejar acerca de las personas que lo impulsan.

La experiencia nos remite a las recientes elecciones en Cataluña, donde 92.000 electores catalanes optaron por votar en blanco en la autonómicas de 2010. Cifra que suponía un 2,94% del total, récord en cuanto a número de votantes que decidieron no apoyar a ningún candidato. De haberse computado esos votos hubieran obtenido dos escaños. El movimiento crece un 50% desde 2006, dentro de estas modestas cifras, que evidentemente no dan para conquistar el poder y cuyo efecto se circunscribe, sobre todo, a las grandes ciudades.

En cuanto a enlaces que puedan explicar con más amplitud estos movimientos, aparecen como más nítidos los denominados 'ciudadanos en blanco' (http://www.ciudadanosenblanco.com/) y 'voto en blanco' (http://www.votoenblanco.com/). No esperen encontrar en esos textos una solución a la España que nos duele, sino una forma de protesta cívica que, por lo que hemos apreciado en la evolución de las cifras, va ganando adeptos. Personalmente, no soy partidario de dejar a la sociedad civil sin voz. Estimo que hay una gran parte del electorado que no comprende que alguien preocupado con la situación otorgue su voto a un acto testimonial y no a un representante de carne y hueso al que exigirle respuestas. Pero es una forma distinta de entender la política, que exploran en otras facetas de la convivencia con las que somos respetuosos.

El poder de la red

Mientras los partidos dominantes, siguen su lógica descomposición, internet sigue sumando activos cada vez más coherentes con el objetivo común

A solo siete semanas de los comicios autonómicos y provinciales, hay algunos movimientos en los partidos que seguimos desde este observatorio. Por destacar el más curioso, Ciudadanos ha designado como cabeza de lista en Madrid al Presidente de la Asociación de Internautas Españoles, Víctor Domingo. Esto significa que C's ha comprendido la fuerza del canal internet y quiere probar con un candidato de fácil consenso en la red. Ni ellos ni nosotros vamos desencaminados, al tratar de orientar el voto racional y disperso que puebla estos medios.

La cita del 22-M va a ser una prueba de fuego para todos, al verificar el porcentaje de voto leal que les queda a PP y PSOE y proyectarlo hacia unas próximas generales. Podremos sumar qué es lo aglutinado por el desencanto de la sociedad española y ver cómo unificamos su voto para decantar el poder hacia quien asuma reformas de importancia. Si estimamos el techo invariablemente leal en 150 escaños para el más votado, el esfuerzo consistiría en aglutinar 26 escaños, a cambio de un referéndum en el que votar los cambios imprescindibles para nuestra salud democrática y nuestro avance económico. Esto quiere decir que, con un promedio de 100.000 votos por circunscripción, desde 2,6 millones de votos, estaríamos en condiciones de enderezar el rumbo del país. Poco importa que el PP superase en proyección los 176 escaños, por cuanto una parte, justo la que le hace potencial ganador, es voto racional añadido sobre el que podemos trabajar.

Convencer a 2,6 millones de españoles acerca de forzar un referéndum para la reforma de la Constitución y de algún aspecto capital relativo a la gestión económica, no parece una tarea de gigantes. Esos millones de votantes, existen, y nuestra tarea consiste en llegar a ellos y coordinar su voto. Como digo, el test de mayo, resultará definitivo para nuestras aspiraciones en las Generales.

Como ven, la tarea, no siendo sencilla, tiene unas coordenadas racionales específicas y alcanzables desde este canal. Y la principal contribución viene de ambos partidos, que, día a día, siguen dejando patente sus carencias y falta de inspiración. Cuando empezamos a describir el escenario político al que habríamos de enfrentarnos, cualquier propuesta resultaba utópica. Pero según va pasando el tiempo, y reflexionando sobre nuestras oportunidades, vamos encontrando la luz con la que abordar ese cambio, sin pasar por feroces contiendas. Al final este partido lo vamos a ganar, porque la razón siempre se acaba imponiendo y el tiempo corre nuestro favor. Mientras los partidos dominantes, siguen su lógica descomposición, internet sigue sumando activos cada vez más coherentes con el objetivo común.

Poco podemos confiar en la aparición de nuevos partidos aglutinadores, por lo que las fuerzas para el cambio solo existen en las filas de estos pequeños partidos que hemos ido analizando, en los movimientos coordinados de las redes sociales y en los blogs de mayor audiencia. Nada que no sepamos donde está ni cómo poner en marcha. Tenemos todos los elementos y solo falta que las urnas dentro de unas semanas, nos permitan un análisis más certero. Lo demás será coordinar acciones en redes sociales y pequeños partidos, con quienes ya estamos felizmente conectados y mantenemos un fluido diálogo.

La próxima semana tendremos un post sobre economía alternativa. Una decálogo propuesto por especialistas, que distingue dos funciones: una, maximizar lo que podamos del presente modelo económico; y, otra, enviar algunos exploradores a la siguiente colina, para ver cómo podemos ir trasladando la tropa a mejores posiciones, ante el racionamiento de víveres que se avecina en la posición actual. Si existe un nuevo modelo, no será porque lo definamos en un papel que lo aguante, sino porque un nuevo emprendimiento masivo, nos pueda confirmar que de verdad existe algo más allá de donde estamos, y que podemos abandonar con seguridad las bases de este, que tanto nos ha hecho sufrir al final. Con ese grupo de exploradores sobre el futuro de nuestra economía, quisiéramos seguir trabajando después de las elecciones de mayo, bajo esta forma de tormenta de ideas, muy abierta a otras influencias doctrinales y experiencias en el exterior.

Abrimos pues el debate sobre la idea de este voto en blanco y sobre las estrategias que tengan a bien comentar. Gracias.

Mensajes de Narnia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
300 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios