Superman en el Congreso
  1. España
  2. Mientras Tanto
Carlos Sánchez

Mientras Tanto

Por

Superman en el Congreso

Impostura o realidad. Esta es la dinámica en la que se mueve la política. Las horas pasan y cada partido construye su imagen a partir de ruedas de prensa para no decir nada

Foto: Albert Rivera, líder de Ciudadanos. (EFE)
Albert Rivera, líder de Ciudadanos. (EFE)

Ahora que ha muerto Umberto Eco tal vez merezca la pena rescatar una idea que aparece en Apocalípticos e integrados, la obra que marcó a toda una generación. Reivindica Eco como suya la expresión iconosfera para referirse a una nueva civilización -sin rasgos biológicos propios- basada en la imagen. Algo que conduce, necesariamente, a una comprensión intuitiva de la realidad. Desde luego, más ligera que la vieja galaxia Gutemberg, siempre cargada de plomo y de letras. Nadie como Albert Rivera o Pablo Iglesias para dar veracidad a ese razonamiento del semiólogo italiano.

Y el hecho de que el líder de Ciudadanos, en medio de una negociación, convoque una multitudinaria conferencia de prensa pone de relieve hasta qué punto la cultura de la imagen se ha impuesto. Existen dos escenarios posibles: O estamos ante una inmensa impostura (el pacto con el Partido Socialista se ha cerrado y Rivera sólo intenta capitalizarlo presentándose como el hacedor del acuerdo, que diría Borges) o, por el contrario, todo se ha ido al garete.

Las condiciones de Rivera al PSOE

La primera de las opciones es la más probable. En el marco de esa cultura de la imagen -la iconosfera-, lo importante es trasladar a la opinión pública la idea de que los cambios se hacen gracias a la capacidad de los líderes para llevar la iniciativa. Y su visualización a través de la TV en directo y creando una expectación inusitada en el límite de las horas de negociación es la clave de bóveda. Suya sería, en este sentido, la propuesta de hacer una reforma exprés de la Constitución que no tiene ninguna posibilidad de salir adelante si no es con el beneplácito de PP, que no sólo tiene mayoría absoluta en el Senado, sino que, además, puede instar a la convocatoria de una referéndum. Basta que lo reclame la décima parte de los miembros de cualquiera de las dos cámaras (artículo 167.3 de la Constitución).

Parece evidente, por lo tanto, que hacer pivotar el acuerdo de legislatura con el PSOE (que se sepa C`s no está negociando ni con el PP ni, por supuesto, con Podemos) alrededor de la reforma constitucional -aunque sea exprés y no tenga el carácter de agravada- es algo más que un juicio de intenciones. Por lo tanto, no hace falta ser muy sagaz para intuir que detrás de esa iniciativa se encuentra una estrategia de más largo alcance que tiene que ver con la convocatoria de nuevas elecciones.

Y el hecho de que Rivera , en medio de los pactos, convoque una conferencia de prensa pone de relieve hasta qué punto la cultura de la imagen se impone

Rivera presenta cinco propuestas (supresión de los aforamientos, eliminación de las diputaciones, despolitización de la justicia, mandatos de ocho años y más facilidades para convocar referéndum populares) para cubrirse las espaldas y dejar bien claro -no hay razones para dudarlo- que Ciudadanos (haga lo que haga el PSOE) se ha comprometido con la regeneración democrática. Por lo tanto, una especie de agente doble. Si hay pacto con el Pedro Sánchez, estupendo, y si no lo hay, la culpa, desde luego, no puede ser de Ciudadanos, que se ha comprometido con el cambio.

Como estrategia, parece acertada, el problemas es que no resuelve el problema de fondo. La aritmética sigue sin salir. Probablemente, como decía Umberto Eco, porque el Congreso de los Diputados se ha llenado de egos (Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera) y ninguno de ellos es Supermán, símbolo de la mitificación de las imágenes. Supermán todavía no ha aparecido por el salón de los pasos perdidos.

Ciudadanos Mariano Rajoy
El redactor recomienda