Jaque al rey: los últimos días de Rajoy

Jaque al rey: los últimos días de Rajoy

Es probable que haya que revisar el viejo aforismo de Rajoy: el que resista gana. La estrategia ya no da más de sí. El PP es incapaz de capitalizar su propia gestión

No aspiran más que a pastar del presupuesto

"No aspiran más que a pastar del presupuesto"

Galdós tenía razón. Hay quien solo aspira a pastar del Presupuesto mediante políticas electoralistas sin prestar atención a cómo se financian las políticas sociales

La maldición de Borges: un parlamento enfermo

La maldición de Borges: un parlamento enfermo

El parlamento agoniza. Incumple sus funciones constitucionales y se gobierna a golpe de decreto. Incapaz de renovar las instituciones, es el mejor caldo de cultivo para el populismo

El suicidio del PP: en directo y a la vista de todos

El suicidio del PP: en directo y a la vista de todos

El PP se suicida. En directo y a la vista de todos. Su capacidad de respuesta por el escándalo Cifuentes ha sido nula. El partido ha dejado de tener pulso y no capitaliza la recuperación

Cataluña y la presunta fortaleza del Estado

Cataluña y la presunta fortaleza del Estado

Lo que está pasando en Cataluña no prueba la fortaleza del Estado. Demuestra, al contrario, la debilidad de un estado que no ha sabido integrar a todos los territorios

¿Sirven para algo los partidos de izquierdas?

¿Sirven para algo los partidos de izquierdas?

Las movilizaciones en el Día de la Mujer han vuelto a superar a los partidos de izquierdas. Los movimientos sociales son hoy hegémonicos. Hay una nueva forma de hacer política

Los impuestos, las herencias y la demagogia fiscal

Los impuestos, las herencias y la demagogia fiscal

La polémica sobre el futuro del impuesto de sucesiones enmascara una cuestión de mayor calado: qué hacer con la imposición patrimonial, que hoy está en vías de desaparición

 Nadal y las eléctricas, el infierno era esto

Nadal y las eléctricas, el infierno era esto

La hemorragia legislativa en materia energética no tiene fin. Las buenas intenciones del ministro chocan contra el principio de seguridad jurídica. El sector está que arde