La gran oportunidad

Los demócratas tenemos que estar unidos. Sin miedo a utilizar la ley: dos millones de catalanes secesionistas no pueden llevarse por delante el marco de convivencia de 46 millones de españoles

Por Esperanza Aguirre45
La gran oportunidad
De la fruta madura a la manzana podrida

De la fruta madura a la manzana podrida

Porque la fruta de la democracia estaba madura, todos los protagonistas de la Transición pudieron tener éxito en la empresa de hacer de España una democracia. Eso piensa Tom Burns

Corea, el comunismo y la dinastía de los Kim

Corea, el comunismo y la dinastía de los Kim

Deberíamos prestar mucha más atención a este país. Porque Corea del Norte es el mejor escaparate que hoy existe para contemplar los resultados que obtiene el comunismo cuando se lleva a la práctica

Servirse de los ciudadanos

Servirse de los ciudadanos

Las elecciones al Parlamento de Cataluña que se acaban de celebrar son un claro ejemplo de cómo un determinado grupo de políticos ha intentado poner a los ciudadanos al servicio de su proyecto

CATALUÑA

CATALUÑA

Si sólo el 44% se declara dispuesto a votar a los independentistas y si la participación es del 70%, la independencia será la opción de menos del 31% del censo electoral: 1,7 millones de ciudadanos

Carmena y CFK

Carmena y CFK

Humildemente creo que puedo presumir de ser la política que más claro habla, de no haber rehuido nunca de definirme políticamente y de haber dejado siempre claro mis principios y mis modelos

La hora del patriotismo

La hora del patriotismo

Los políticos deben olvidarse de intereses partidistas o de objetivos cortoplacistas, y deben armarse de todo su sentido patriótico. Como hicieron los políticos de la Transición

¿Qué reforma constitucional?

¿Qué reforma constitucional?

La elaboración de la Constitución fue un auténtico encaje de bolillos. Propugnar una reforma sin contar antes con un amplio consenso es, sin duda alguna, una evidente irresponsabilidad

La izquierda, al servicio de los nacionalismos

La izquierda, al servicio de los nacionalismos

Sin la colaboración de los partidos de la izquierda, las pretensiones de los catalanistas hubieran tenido un desarrollo mucho menor. Eso ya lo entendió bien Jordi Pujol en 1960

El gobierno del pueblo

El gobierno del pueblo

Los populismos han recurrido siempre, y siguen recurriendo, al pueblo: sacan las masas a la calle para demostrar su fuerza y así defender la presunta legitimidad de sus asaltos a la libertad