Los cinco pagos de Sánchez por su investidura

El líder socialista ha transigido con el marco independentista, imponiendo así un contexto de comprensión a sus eventuales pretensiones, pero la inmunidad de Junqueras altera las expectativas

Por José Antonio Zarzalejos98
Los cinco pagos de Sánchez por su investidura
El 'supermartes' político y la decisión del Rey

El 'supermartes' político y la decisión del Rey

Resultaría entendible que el Rey no encargue a Sánchez la investidura, esperando a que el líder socialista obtenga los apoyos necesarios para que prospere. Arrimadas tiene su oportunidad

La renuncia de Sánchez

La renuncia de Sánchez

Las razones para que Casado apoye a Sánchez, las derribó el propio socialista en su discurso de renuncia al escaño el 29 de octubre de 2016 para no tener que abstenerse en la investidura de Rajoy

La excusable corrupción de los Robin Hood

La excusable corrupción de los Robin Hood

José Luis Ábalos perpetró una de sus más elusivas intervenciones al expropiar a Chaves y Griñán, ambos expresidentes de la Junta de Andalucía del PSOE, de su condición de socialistas

La cabeza de Rajoy ya no es el precio del poder

La cabeza de Rajoy ya no es el precio del poder

El planteamiento de investidura y de legislatura de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias estimula e incentiva al separatismo. Le sube la moral y mejora sus expectativas para los próximos años

Vox, el Le Pen español y la advertencia de Borges

Vox, el Le Pen español y la advertencia de Borges

La izquierda, los grupos nacionalistas y los independentistas desean aplicar en el Parlamento un 'cordón sanitario' a Vox. Políticamente es poco inteligente y democráticamente, cuestionable

Sánchez, no con la insensata ERC

Sánchez, no con la insensata ERC

La derecha debe asumir el coste de rescatar al líder socialista de sí mismo y evitar su pacto con ERC para salvar la España constitucional a pesar de los costes que pueda conllevar

Sánchez ha caducado

Sánchez ha caducado

Sánchez e Iglesias se siguen detestando, desconfían el uno del otro y compiten entre ellos, aunque ahora lo harán con mañas florentinas en vez de con garrotazos goyescos