El Gobierno pende de un hilo

Se está produciendo una especie de saqueo 'progresista' al Gobierno más 'progresista' amagando para justificarlo con la posibilidad de que el tándem PP-Vox sea mayoritario

Por José Antonio Zarzalejos80
El Gobierno pende de un hilo
El caso es que Yolanda Díaz, de momento, tiene razón

El caso es que Yolanda Díaz, de momento, tiene razón

El pacto de coalición, el firmado con EH Bildu y las facultades que corresponden al Ministerio de Trabajo dan total cobertura a Yolanda Díaz para exigir la derogación íntegra de la reforma laboral de 2012

Gane la partida, presidente

Gane la partida, presidente

Otegi ha dado una 'patada al hormiguero' para optimizar las contradicciones del sistema democrático español. Hasta exetarras reinsertados en la cárcel de Nanclares consideran su conducta y la de la izquierda 'abertzale' como "inaceptable"

La última apoteosis de Pedro Sánchez

La última apoteosis de Pedro Sánchez

Los PGE y el 40º Congreso del PSOE marcan el fin de la legislatura con una alta inflación por los precios energéticos que golpea las expectativas de Sánchez, al que Tezanos y su CIS avisan

El precio de los fiscales en el 'caso emérito'

El precio de los fiscales en el 'caso emérito'

Ni Delgado, ni Campos ni Luzón son responsables de la inviolabilidad del jefe del Estado, de los plazos de prescripción de los delitos o de las excusas absolutorias. Eso deberían saberlo Espinosa de los Monteros y Belarra

La venganza bíblica de Iván Redondo

La venganza bíblica de Iván Redondo

Nadie tiene que tirarse por nadie en barranco alguno, ni establecer relaciones 'sagradas' con la persona que tanto te designa como te destituye

Los temblores de Angela y la convención del PP

Los temblores de Angela y la convención del PP

A Merkel no solo la necesitaba Alemania, sino Europa entera, el liberal-conservadurismo y la esencia de lo auténticamente cristiano en la vida pública. Para el PP, en su convención, debería ser una referencia

Los dolores de tripa de Íñigo Errejón

Los dolores de tripa de Íñigo Errejón

El libro no es un ajuste de cuentas con Pablo Iglesias, pero sí un relato inclemente escrito con la ternura del político que ha dejado atrás a sus verdugos. Errejón es magnánimo en la victoria

El rescate de España ('Compañeros de viaje')

El rescate de España ('Compañeros de viaje')

Fracasado el 'procés', los catalanes tienen que dialogar entre sí y, con la colaboración del resto de España, rescatar su economía y volver a ser los "compañeros de viaje" emulando el encuentro de 1930 en Barcelona

Otegi y el reto de lo imposible

Otegi y el reto de lo imposible

Ocurre que el propio Otegi —definido tan frívolamente como 'un hombre de paz'— es la representación de tantas crueldades que su propia presencia induce al escepticismo de unos y a la aversión de otros

Desconcentrar Madrid para hacer más España

Desconcentrar Madrid para hacer más España

A la capital y la región les interesa la redistribución territorial de las sedes de organismos públicos y mantener el margen de autonomía financiera sin leyes de armonización fiscal

El Rey y Sánchez, en Cataluña (y nadie espera a Puigdemont)

El Rey y Sánchez, en Cataluña (y nadie espera a Puigdemont)

El ambiente relajado que se registra en la clase política supone que la entrega de Puigdemont no se producirá, aunque el TS no pierde la esperanza. La visita de Felipe VI y Sánchez a Barcelona se afronta sin especial tensión

Puigdemont y el suicidio de la resignación

Puigdemont y el suicidio de la resignación

Resignarse a que el prófugo permanezca impune lesiona la integridad ética y democrática de nuestro sistema y desmiente los principios de la convivencia entre los Estados de la UE

Luis Tosar y los etarras inevitables

Luis Tosar y los etarras inevitables

El actor solo verbalizó una opinión muy general: que en determinadas circunstancias y contextos, la 'lucha armada' era un compromiso inevitable. Es un error histórico, pero abre un debate necesario

Un placebo

Un placebo

La alianza entre el PSOE de Sánchez y la ERC de Aragonès no es ya solo entre ellos y sus partidos sino también con el transcurso del tiempo. Y con el efecto placebo del simulacro de ayer