Casado-Rivera y el espantajo de Aznar

Casado es el único de los candidatos que puede poner en práctica con Rivera “la competencia virtuosa” que formuló Errejón para el entendimiento entre Podemos y el PSOE

Por José Antonio Zarzalejos36
Casado-Rivera y el espantajo de Aznar
Sánchez y la coalición del rechazo

Sánchez y "la coalición del rechazo"

La aceleración del presidente quizás tenga que ver con su primera y más grave contradicción: ha pasado de prometer elecciones "cuanto antes" a proponerse acabar la legislatura en 2020

Crónica del 'sorayismo'

Crónica del 'sorayismo'

La vallisoletana –que jamás asumió un compromiso con el partido, ni tuvo cargo orgánico- ostentó en Moncloa un volumen de facultades, cuantitativo y cualitativo, exorbitante

Puigdemont: Podemos hacer caer a Rajoy

Puigdemont: "Podemos hacer caer a Rajoy"

Morel relata 'En el huracán catalán' que los independentistas contaron con la ventaja de la ausencia de una estrategia de comunicación del Gobierno ante los medios internacionales

Contra Rajoy vivirán mejor

Contra Rajoy vivirán mejor

La precaria mayoría de la censura seguirá cohesionada mientras siga en activo el expresidente

Señor Torra, pídanos perdón

Señor Torra, pídanos perdón

Ayer el Rey le ganó por la mano y usted acudió enrabietado, con un pie tras del otro, a Tarragona, a un acto bajo la presidencia del Jefe del Estado

No es eso, presidente, no es eso

No es eso, presidente, no es eso

Sánchez ha asegurado que va a agotar la legislatura, es decir, que intentará gobernar hasta junio de 2020. Semejante pretensión constituye un atrincheramiento peligroso

Los presos catalanes y el presidente Sánchez

Los presos catalanes y el presidente Sánchez

El nuevo fiscal general del Estado puede implementar nuevos criterios que afecten a la prisión preventiva de los independentistas y a la tipificación de los presuntos delitos que cometieron

Rajoy, antes dimitido que censurado

Rajoy, antes dimitido que censurado

Si el presidente calcula que la moción puede prosperar, se planteará: “Me voy, pero no me echáis”. No quiere ser el único jefe del Gobierno de la democracia expulsado del cargo