Lo del marido de Cospedal
  1. España
  2. Palo Alto
Graciano Palomo

Palo Alto

Por

Lo del marido de Cospedal

Ignacio López del Hierro, que fue gobernador civil en varias provincias con UCD, sabía lo que se jugaba cuando inició su relación sentimental con María Dolores

Foto:

Ignacio López del Hierro, que fue gobernador civil en varias provincias con UCD, sabía lo que se jugaba cuando inició su relación sentimental con María Dolores de Cospedal, que entonces no era la número dos del Partido Popular, pero sí una persona muy emergente dentro del panorama político, en concreto senadora y candidata in péctore a desbancar por vez primera al PSOE en el ancho espacio de Castilla La Mancha.

Ignoro si López del Hierro hizo un buen negocio (crematístico, of course) desposándose con su actual y atractiva mujer, pero desde luego no coadyuva en modo alguno a conseguir la tranquilidad mediática, y sus idas y venidas como gestor empresarial están y estarán siempre mientras tenga esa condición personal bajo lupa e incluso bajo sospecha. A veces se olvida que el marido de Cospedal trabajó como gestor en empresas de la socialista Junta de Andalucía y luego en Metrovacesa. Tampoco sé si la denuncia respecto al cobro de un fijo mensual por parte de Liberbank tiene su aquél o su aquello. Dicen que la Fiscalía puede arrojar alguna luz al respecto, si bien la entidad ya ha desmentido las informaciones publicadas.

Aunque esas investigaciones queden en nada –que tampoco lo sé- lo que afirma es que las mismas resultan letales desde el punto de vista político para la consorte. Al respecto recuerdo que en las memorias de Tony Blair el ex premier británico hace un escarceo sobre el “mal” que las operaciones profesionales de la muy católica Chèrie le producían en su imagen mientras estuvo abrevando en el 10 Downing Street.

Un dicho que repetía mucho Fraga alerta acerca de que en política todos los amigos son falsos y todos los enemigos verdaderos. La determinación de la general secretaria en determinados casos internos del PP –que no hace falta explicitar por ser obvios- producen daños colaterales porque la noticia no sería noticia si López del Hierro no durmiera con quien lo hace.

En ocasiones podría colegirse en la actual y convulsa situación política española que los ecos se confunden con las voces. Y viceversa.

María Dolores de Cospedal