El Gobierno, desconcertado ante el ‘desconcertante’ Fabra

Reza el refrán que ahora mismo se aplica Francisco Camps, que tuvo que dimitir por lo de los trajes de “El Bigotes”: “Otro vendrá que bueno

Foto: Alberto Fabra (EFE)
Alberto Fabra (EFE)

Reza el refrán que ahora mismo se aplica Francisco Camps, que tuvo que dimitir por lo de los trajes de “El Bigotes”: “Otro vendrá que bueno me hará…”.

En el Ejecutivo andan desconcertados porque un jefe de gobierno autonómico que no ha hecho los deberes en cuestión de déficit, que tiene el partido hecho un carajal en un territorio clave como la Comunidad Valenciana para los intereses del propio partido, que no ha ganado en unas elecciones abiertas el puesto que ostenta…, se permite a su vez dar lecciones al Gobierno respecto al decisivo capítulo de la financiación territorial, encolerizando al resto de los “barones” del PP. Sin entrar a considerar el cierre manu militari de RTVV, que ahonda aún más en la decrepitud electoral que amenaza ante las próximas elecciones.

En los entornos gubernamentales están que fuman en papel naranja. Y otro tanto en el círculo interior del presidente Rajoy. Lo cual no quiere decir que Mariano no vaya a presentarle en uno de los múltiples desayunos que se organizan día sí y día también en la capital.

“Lo hace con todos los dirigentes del PP que acuden a ese tipo de tribunas y a otras”,  sentencian en los aledaños del presidente. Lo cual, traducido en román paladino, no significa políticamente nada. Hay que recordar que también presentó al entonces líder del PP catalán, Daniel Sirera, y unos días más tarde fue cesado en beneficio de otra candidata. ¡Ojo al dato!

Resumiendo: que su rol como futuro candidato está en el alero. Y como en los predios populares, necesariamente monclovitas, no dan puntada sin tapete ya están cribando nombres ante una eventual decisión de que don Alberto se quede para otros menesteres.

Sin duda, podría ser María José Catalá, actual consejera de Educación, Cultura y Deporte en el Consell valenciá. En su haber la juventud, buena imagen y  preparación técnica. Ganó con sólo 28 años la alcaldía de Torrent (la tercera ciudad valenciana en importancia) ganando dos veces por mayoría absoluta en un municipio que siempre había sido del PSOE.

Es de la rama democristiana del PP, protegida del ministro José Manuel Margallo, con muy buenas relaciones con el presidente provincial del PP de Valencia, Alfonso Rus, y en el partido se le ve como la nueva lideresa made in Rita.

Me susurran que Fabra intenta parar el golpe promocionándose en Madrid , vía Zaplana, con periodistas, y todo aquel que entiende tiene algún aquel ante Rajoy/Cospedal. Pero olvida que hace tiempo que las operaciones de salón no se compran en este viejo, cuarteado y maravilloso país.

Me he limitado a describir lo que veo. ¡Disparen al muerto! 

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios