Los estalinistas afilan sus ‘Berias’ respectivos
  1. España
  2. Palo Alto
Graciano Palomo

Palo Alto

Por

Los estalinistas afilan sus ‘Berias’ respectivos

El líder de Podemos habló en 2013 de “tomar las armas” y de “abrir la cabeza a los fachas y dejarnos de mariconerías”: el personal está ojiplático

placeholder Foto: Juan Carlos Monedero, durante la presentación de Podemos.
Juan Carlos Monedero, durante la presentación de Podemos.

Hay cosas que resultan inverosímiles en la que es la cuarta potencia europea o la quinta, según se mire. Resulta que en plena eclosión demoscópica del fenómeno Podemosnos enteramos de que su líder habla de “abrir la cabeza a los fachas y dejarnos de mariconerías…”. De prepararse “para tomar las armas”; de que “el miedo cambie de bando” (esto y no otra cosa es una guerra civil, que haya “bandos” y “miedos”) y un sinfín de sal gorda y ácida que tiene al personal ojiplático.

Esto, bien estudiado, tampoco es algo nuevo en la reciente historia del mundo, sobre todo en aquel famoso asalto al palacio de Invierno en la Rusia zarista y luego en otras latitudes caribeñas. Yo diría que es de manual utilizado con éxito en media docena de lugares y que todavía perdura en países que utilizan el español para insultar, reprimir y hasta asesinar.

Tampoco es ninguna novedad que en esos procesos -aquí la única novedad es que se produce en un país importante de Europa-se abran luchas por el poder donde el culto a la personalidad es algo que se puede colegir nada más ver abrir la boca a Iglesias o Monedero o leer sus propias autobiografías. Quizá el único que desde el principio supo olisquear el hedor que emana de esta nueva piel política/social de España fue el veterano y agudo periodista “progre” José García Abad, cuando dictaminó que el fenómeno en sí era un conglomerado de extrema izquierda, desencanto y neofascistas. ¡Tampoco nada nuevo en la Historia!

Estos días hemos leído los ataques de un comunista convicto, confeso y cubano, Willy Toledo, a los que fueron sus compañeros de viaje (“tuve medio pie a bordo y otro medio en tierra”) a los que acusa (literal) de “cínicos”, “arribistas” y “carentesde todo contenido, ideología, que no es de izquierdas ni de derechas…”. Justamente. Llama a Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero “hordas reaccionarias” y aunque lo diga Toledo no deja de tener mucha razón. No hay nada más “facha” y “reaccionario” que utilizar el dolor de las masas en beneficio propio.Tampoco esto es algo especialmente novedoso.

Lo que decía anteriormente: ‘Berias’ siempre ha habido y habrá. Luego llegó lo de ese muchacho,Pablo Echenique, que desde su silla de ruedas se ha marcado un mandoble contra la coleta de primer orden. En este caso no sabría decir yo quién ocupa el rol de Stalin y quién el de Trotski. En breve estallarán más casos de disensión interna de “círculos” díscolos que empiezan a estar hasta el gorro del culto a la personalidad de Iglesias y Monedero, que no se besa porque no se llega y al que le fama le está poniendo cara, con sus gafitas y tal, de suboficial de la Stasi, policía política que conoce bien.

¡Esto se pone divertido!

Noticias de Podemos Pablo Iglesias Juan Carlos Monedero Willy Toledo Unión Soviética (URSS)