Los bonos patrióticos que prepara Mas

Una Cataluña independiente se financiaría con bonos que comprarían los ciudadanos (sic), pidiendo a esos ciudadanos que anticipen el pago de tributos. Serían compensados en las declaraciones de renta

Foto: El presidente de la Generalitat y de CDC, Artur Mas. (EFE)
El presidente de la Generalitat y de CDC, Artur Mas. (EFE)

Uno de los escollos fundamentales que los independentistas catalanes más temen es que Cataluña se quede sin la financiación del Estado si se llegara a producir una declaración unilateral de independencia. Sin ese dinero la comunidad autónoma no podría sobrevivir.

Porque una entidad político/jurídica nueva necesita mucho tiempo hasta poder financiarse por sí misma. ¿Cómo han pensado salvar el problema?

Recurriendo a los bonos patrióticos que, en su opinión, comprarían los ciudadanos (sic), pidiendo que esos mismos ciudadanos anticipen el pago de tributos que teóricamente les sería compensados en sus declaraciones de la renta. Piensan también recurrir a los créditos internacionales. ¿Con qué garantías? Con los ingresos a futuro que tendría la hacienda pública catalana. Pero resulta que incluso actualmente la Cataluña, integrada en España y con el aval del propio Estado español, tiene muchos problemas para que el mercado les preste dinero. El 52% de la deuda catalana está en manos del Gobierno de España que es el principal financiador y acreedor.

Uno de los jefes del movimiento secesionista, Josep Rull, dice que los bancos estarían dispuestos a prestar dinero a una Cataluña “soberana y seria”.

Casi al mismo tiempo que el coordinador general de CDC hacía estas manifestaciones, portavoces del empresariado catalán advertían de que con ellos no cuenten.

He escrito todo esto con la máxima objetividad, atendiendo exclusivamente a los pronunciamientos de los protagonistas. La conclusión queda en manos exclusivas del lector.

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios