Mil empresas se fugan de Cataluña... y lo del Papa

Los mismos empresarios que ahora soplan las trompetas del apocalipsis han estado 'missing' durante lustros enteros y décadas completas. Lo hacen porque ven en peligro sus intereses y negocios

Foto: Foto de archivo de una celebración de la Diada. (EFE)
Foto de archivo de una celebración de la Diada. (EFE)

Lo del secesionismo catalán y su utilización de la figura del Papa Francisco es una de las cosas más chuscas que he visto nunca a lo largo de mi ya dilatada vida periodística. Nunca había visto tamaña desvergüenza y, lo que es aún más grave, la estupidez ignorante en grado sumo. Porque si hay algo que no se compadece con los vuelos gallináceos y las posturas retro es precisamente una de las señas de identidad de la Iglesia de Cristo: la universalidad sin distingos de territorio, raza, sexo o cualquier otra condición.

Decir que una frase de Franciscus apuntala el intento zafio de romper España llevaría directamente a la consulta del psiquiatra a la persona o personas que hayan perpetrado semejante desatino.

En esas seguimos.

Da la impresión que los empresarios catalanes, tan típicos y tan descriptibles, han reaccionado cuando el mal está hecho. No todos son iguales, naturalmente; en general o no se creyeron las bravatas de Artur Mas cuando anunció su atrincheramiento en la montaña del Montseny o no se atrevieron a levantar la voz por lo que sea, básicamente porque el miedo que les provoca ser metido en un gueto si no están con el poder y el discurso rupturista.

Los mismos empresarios que ahora soplan las trompetas del apocalipsis han estado missing durante lustros enteros y décadas completas. Lo hacen porque ven el peligro que supone para sus intereses y sus negocios la apertura de una espita que conduce directamente hacia lo desconocido. El dato es el dato: mil empresas catalanas han abandonado ese territorio fundamentalmente con destino a Madrid, Aragón o la comunidad valenciana.

Frente a hechos no caben argumentos. El problema continúa siendo el mismo que hace cuarenta años cuando el nacionalismo pujolista inicio su inmersión aprovechando la incomparecencia del Estado.

El resto de las cosas que pasen se dan por añadidura.    

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios