Rajoy no teme a la 'Operación Cocodrilo': "No hay fuerza en el PP para cuestionarle"

El jefe del PP contempla con desdén los intentos por desestabilizar su liderazgo en el partido y da por "imposible" la maniobra

Foto: Mariano Rajoy en el Comité Ejecutivo Nacional. (Reuters)
Mariano Rajoy en el Comité Ejecutivo Nacional. (Reuters)

Para Mariano Rajoy y su entorno la 'oficialización' de la conocida como 'Operación Cocodrilo' consistente en sustituirle al frente del Partido Popular y, consecuentemente, como candidato a la Presidencia del Gobierno, no representa ninguna novedad.

“Es algo que conocemos perfectamente desde las elecciones del 20 de diciembre del pasado año…”, subrayan fuentes cercanas al presidente del Gobierno en funciones. “Ahora se ha vuelto a reproducir y sabemos también que se trata de uno de los objetivos prioritarios de Pedro Sánchez y de su dirección en el Partido Socialista”.

Las palabras de Albert Rivera, que votó a favor de Mariano Rajoy en las dos sesiones parlamentarias, confirmaron los intentos de derribo

Este viernes por la mañana se rescató una declaración de Felipe González, realizada hace una semana, en la que volvía a pedir el relevo de Rajoy como candidato del partido más votado. Pero lo que confirmó los intentos de derribo fueron las palabras de Albert Rivera que había firmado horas antes un pacto de investidura con el PP y votó a favor de Mariano Rajoy en las dos sesiones parlamentarias de estos días.

Factores exteriores

En la alta dirección popular siempre se ha creído que hay un grupo de personas del 'poder fáctico' por excelencia, el dinero, que se la tienen jurada al presidente del Gobierno desde hace tiempo, fundamentalmente, sostienen, porque el gallego “nunca se ha plegado a sus peticiones” y ha mantenido el poder autónomo de la jefatura del Ejecutivo.

“Luego vendrían los que se han definido como enemigos declarados de Rajoy del mundo de la comunicación y que ya intentaron su liquidación hace tres años y medio cuando Luis Bárcenas dio a conocer el famoso SMS”.

Dada la proximidad de las elecciones gallegas y vascas, Ciudadanos tiene la necesidad de distanciarse del PP en un intento de obtener representación

En relación con la postura de Albert Rivera, que sorprendió a no pocos en la tarde del viernes 2 de septiembre, fuentes de la negociación del PP reconocen, sin embargo, que dada la proximidad de las elecciones gallegas y vascas tienen la necesidad de distanciarse del PP en un intento de obtener representación parlamentaria en ambas comunidades donde, al parecer, Ciudadanos cuenta con posibilidades de entrar en los parlamentos.

Prietas las filas

Pero la gran cuestión al respecto es si en el Partido Popular hay internamente fuerza suficiente como para forzar esa posibilidad. “Nadie conoce a los conspiradores, si es que los hubiera, más allá de diferentes pronunciamientos de carácter personal y de piel que no pueden considerarse como la presentación de una alternativa al actual poder popular”, sostienen medios de Génova 13.

Independientemente de la opinión que en su fuero interno pudieran tener los dirigentes populares, el hecho cierto y descriptible es que en todas las reuniones de alto nivel –Comité Ejecutivo y Junta Directiva Nacional– es que todos sus miembros se han mostrado unánimemente a favor de que Rajoy continúe como candidato.

Reunión del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular. (EFE)
Reunión del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular. (EFE)

No hay fuerza personal o de grupo dentro del PP para cuestionar el liderazgo de Mariano”, sostienen medios 'relativamente' críticos con la actual dirección. “Esto sorprende que no lo sepan políticos profesionales como Sánchez o Rivera…”, subrayan las mismas fuentes.

“Esa posibilidad solo sería viable si Mariano Rajoy perdiera definitivamente el poder institucional y se abriera entonces un proceso de reflexión interna, justamente cuando habría que encarar también la regeneración del partido y elegir una nueva dirigencia”.

Añaden fuentes oficiales: “A nadie en su sano juicio, máxime cuando unas terceras elecciones aparecen ya con fuerza en el panorama se le ocurre cuestionar la permanencia del líder que de llevarse a cabo la nueva consulta aumentaría considerablemente su distancia con el resto de las formaciones políticas”.

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios