Es noticia
Menú
La jauría
  1. España
  2. Palo Alto
Graciano Palomo

Palo Alto

Por

La jauría

Jaurías en la España de Pedro Sánchez hay muchas. Baste con encender algunos canales de televisión donde la única verdad que se pregona es la hora y el minuto

Foto: Màxim Huerta. (EFE)
Màxim Huerta. (EFE)

No soy de los aficionados a practicar el muy acendrado deporte hispánico de "lanzada a moro muerto". Yo la idea que siempre he tenido de Huerta es la de un tipo de la 'cultureta', pagado de sí mismo y prototipo del decir y no practicar.

Es una auténtica pena que se nos haya ido a las primeras de cambios porque nos hubiera dado muchas tardes de gloria. En sí mismo, como producto intelectual, daba poco de sí pero adornaba la leche, una guinda perfecta en el 'Sánchez style'.

Foto: Màxim Huerta, en la sede del Ministerio de Cultura y Deporte, tras anunciar su dimisión, este 13 de junio. (Reuters)

Una de las cosas que más me ha defraudado del tal Màxim es la piel fina que luce. No sé qué clase de periodista era o fue (ahora ya sabemos de qué pie cojea) para no darse cuenta de que un asunto como el del fisco le caería como una losa en cuanto pusiera el pie en la calle. No sé qué clase de periodista era al no percatarse de lo que realmente representaba en la "era Sánchez", esto es, bastante poco más allá de un quítame un toque de AR. ¡Hombre de Dios! En cuanto vieron los "ivanes" que pintaban bastos, le dejaron correr por la alcantarilla como un peso muerto y pestilente (políticamente hablando, claro).

Es una auténtica pena que se nos haya ido a las primeras de cambios porque nos hubiera dado muchas tardes de gloria

Jaurías en la España de Pedro Sánchez hay muchas. Baste con encender algunos canales de televisión donde la única verdad que se pregona es la hora y el minuto. Vamos de jauría en jauría hasta la derrota final. ¡Qué se lo pregunten a Mariano Rajoy, el pobre, que sigue sin enterarse por dónde le ha venido la gran hostia!

Hay una jauría jaleada por el propio Sánchez a la que ha prometido (mediáticamente incluso) que la guiará a la tierra prometida

Hay una jauría jaleada por el propio Sánchez a la que ha prometido (mediáticamente incluso) que la guiará a la tierra prometida. Me 'descarallo' de risa. ¡Ingenuos! Yo ya he visto este sainete cuando Felipe González tuvo 202 diputados y Alfonso Guerra lo mandaba casi todo. Luego volví a contemplarlo en el 2004 con el banal Zapatero, pero en versión no corregida aunque ciertamente aumentada. Algunos de sus deudos siguen pululando por ahí y hasta se permiten el lujo de instalar cátedra.

A esta hora, tengo claro esto: nada de lo que no es sólido permanece. Y mucho menos aguanta.

No soy de los aficionados a practicar el muy acendrado deporte hispánico de "lanzada a moro muerto". Yo la idea que siempre he tenido de Huerta es la de un tipo de la 'cultureta', pagado de sí mismo y prototipo del decir y no practicar.

Màxim Huerta Mariano Rajoy Alfonso Guerra