Mefistofélico Sánchez

El presidente se apuntó logros sociales que venían recogidos por los Presupuestos de Rajoy como la subida a los funcionarios, la equiparación de sueldos de agentes o el SMI

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia este viernes en el Palacio de la Moncloa. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia este viernes en el Palacio de la Moncloa. (EFE)

¡Qué gran oficiante! Quizás la matutina comparecencia del pasado viernes, 15 de febrero, de Pedro Sánchez, convenientemente entrenado por el hombre del humo, Iván Redondo, ha oficializado una de sus mejores intervenciones mitineras y él mismo se despojó de su traje de primer ministro.

Digo "mejores intervenciones" en plan demagógico, con falsedades como puños, con mentiras escatológicas que me temo muchos colectivos se tragarán como medicina imperiosa. Sánchez ha presumido, justamente, de lo que no es. No es, desde luego, un presidente dialogante, ni siquiera con su gobierno ni su partido. No es en modo alguno una persona centrada. Dialoga, sí, con quién le interesa y mientras le interesa. Ahí están los que le llevaron en volandas al poder y cómo han terminado cuando le han apeado. Prometió cosas que no podía cumplir; tan sencillo como eso.

Dice que quiere una "España donde caben todos…". ¿Sí? ¿En RTVE? ¿En el CIS? ¿En AENA? He conocido a todos los primeros ministros desde la restauración democrática y jamás he conocido a uno con la cara tan dura como Sánchez. Miente, quizá sin percatarse, de una forma formidable, maravillosa. Pero ¿cómo puede decir que en "su" España caben todos, si vomita de su grupo parlamentario a militantes que tienen mayor antigüedad que él en el PSOE? ¿Por qué los vomita? ¿Porque no están de acuerdo en sus ósculos con los independentistas?

Otra trola. Se presenta con su traje de 4.000 euros como un francisco "humilde". No he conocido jamás un tipo tan soberbio, engreído, cercano a la chulería sin causa. ¿Humilde Sánchez?

Finalmente, ha presentado un catálogo de logros sociales. ¿Pero de qué habla el presidente en funciones? Me ha sorprendido que no incluyera que ha hecho los pantanos o instaurado la Seguridad Social. Se apuntó directamente logros sociales que venían recogidos por los Presupuestos de Rajoy como la subida a los funcionarios, la equiparación de sueldos de agentes o el SMI.

Sánchez, durante su comparecencia, este viernes en el Palacio de la Moncloa. (EFE)
Sánchez, durante su comparecencia, este viernes en el Palacio de la Moncloa. (EFE)

Otra gran 'fake news' fue adjuntarse a sus virtualidades la bonanza económica y el crecimiento. El gasto, si, incluso el suyo personal como presidente. La economía crece a duras penas, muy a pesar suyo. Los agentes económicos ni creen ni quieren creer en él.

Decir que fue "leal" con Mariano Rajoy es una trola de la factoría Contreras. Sí, aprobó el 155 —con muchísimos matices que le dejaron inerme—, pero acto seguido se introdujo en el seno de los secesionistas para dormir en Moncloa. Una realidad fehaciente.

El centro derecha debería tener buen cuidado con Sánchez. No se parará en barras y no hace falta recordar que todavía tiene el poder entre sus manos.

Un genio mefistofélico. No quiero asustarles. Vayan al Espasa para tener cabal conocimiento de lo que escribo.

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios