El grito de la España vaciada

No es ya una mera cuestión de justicia sino de mera supervivencia, incluso, para la España cosmopolita y las urbes invivibles

Foto: Imagen de una aldea abandonada en la provincia de Lugo. (EFE)
Imagen de una aldea abandonada en la provincia de Lugo. (EFE)

El próximo 31 de marzo la "España vaciada" se ha conjurado en la madrileña Plaza de Colón para decirle al mundo que ya está bien y, sobre todo, que hasta aquí llegó el agua.

Más de 40 plataformas organizadas desde Finisterre al Cabo de Gata, pasando por el Pisuerga y Sahagún (León) van a decirle al poder constituido que menos palabritas sobre la despoblación y la España profunda y más trigo.

No es ya una mera cuestión de justicia, —creo que en los pueblos, comarcas y provincias olvidados también Hacienda pasa el cepillo—, sino de mera supervivencia, incluso, para la España cosmopolita y las urbes invivibles. Ni hospitales, ni AVE —qué digo AVE, un maldito tren—, ni Internet, y en ocasiones, ni agua.

¿Que no hay votos? Creo que a una persona un voto. Si no hay personas no hay votos. Pero se trata de una cuestión de supervivencia. Ahora, en medio de una vorágine electoral, todos los partidos se afanan por demostrar su gran preocupación por el mundo rural, por la agricultura, la ganadería y el medio ambiente. Hechos, hechos, hechos. En este asunto, como en tantos, unos no son igual a otros se pongan como quieran.

Vamos a ver la respuesta del día 31. Me importa medio pepino el número de personas que sea capaz de congregar la convocatoria.

Existen. Y como existen se les escucha.

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios