La recesión que llega y aquí quitando lazos

Lo que realmente avergüenza es que un partido como el PSOE, que tuvo mártires en sus propias filas, jalee ahora a estos entusiastas de asesinos

Foto: Protesta por los lazos amarillos frente a la Generalitat. (EFE)
Protesta por los lazos amarillos frente a la Generalitat. (EFE)

Nada tiene de extraño que los corresponsales extranjeros acreditados en España tomen a los políticos de este país a título de mero pitorreo. El mismo día que la directora/gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) alertaba 'urbi et orbi' de que se acerca una recesión mundial (el eufemismo "desaceleración" quiere decir, finalmente, recesión), en España el debate eran los lazos de Torra y la petición de inhabilitación para el sujeto cavernícola que los trae a mal traer.

Los neoetarras de Bildu se blanquean a "marchas forzadas" pretendiendo —con la aquiescencia de toda la izquierda, PSOE incluido— convertir a los torturados en torturadores y ellos, precisamente ellos, peroran sobre "nazis". Está en su ADN, pocas sorpresas, lo que realmente avergüenza es que un partido como el PSOE que tuvo mártires en sus propias filas, jalee ahora a estos entusiastas de asesinos.

Vuelvo a las cosas de comer. Certificado está que la deuda pública del Reino de España sobrepasa de largo el BILLÓN de euros (y subiendo); que yo sepa todavía hay en este país casi tres millones de desempleados; que conste, al día de hoy, media España tiene problemas de agua; según el Informe Shanghái la primera universidad española que figura en tan distinguido 'ranking' alcanza el puesto 200; la dependencia tecnológica extranjera es cada día mayor; el turismo empieza a griparse y nuestra agricultura se ve seriamente amenazada con la competencia marroquí y portuguesa.

Vale. Sigamos poniendo y quitando lazos.

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios