PNV, listillo de la clase: se lo lleva todo

La Comunidad Autónoma Vasca ya no aporta ni euro a la caja común española y lo que aporte, vía "cuponazo", se les devuelve con creces en inversiones

Foto: Aitor Esteban, del PNV, en el Congreso. (EFE)
Aitor Esteban, del PNV, en el Congreso. (EFE)

El antiguo corresponsal del chino 'Diario del Pueblo', Dawei Peng, que decidió quedarse a vivir en España, siempre me alecciona acerca del régimen de su país: China, más que comunista, tiene un gobierno práctico… "Gato negro, gato blanco, lo mismo da si caza ratones…". (Den Xiao Ping).

Algo parecido podría atribuirse al vetusto y carlistón PNV en el caso español. Ellos, que han dicho que esto de España les importa tanto como una zanahoria de Orio, están al acecho. Lo mismo aprueban los Presupuestos de Rajoy y al día siguiente lo manda al cadalso, que con la mano izquierda amenazan a Sánchez y ponen la derecha en posición egipciaca. Son así. Y consiguen ganar y llevárselo, oiga.

Los expertos en números son muy claros: la Comunidad Autónoma Vasca ya no aporta ni euro a la caja común española y lo que aporte, vía "cuponazo", se les devuelve con creces en inversiones estatales. Siempre han presumido de ricos, pero a la hora de la verdad van de pedigüeños. Son así.

Nada de extraño en el comportamiento de los nietos de Sabino Arana. Lo que realmente sorprende es la posición 'lewiskyana' de los respectivos gobiernos "de Madrid" (como ellos refieren). La última cesión ha sido la de Sánchez (un auténtico chollo para Urkullu/Ortúzar/Esteban) a propósito de la necesidad de aprobar sus "decretazos" con los que ampliar la anchura de su urna electoral. Piden más traspasos, gestión de autopistas, dos líneas más de ferrocarril, prisiones y las competencias sobre la Seguridad Social.

Lo que llama la atención con ese comportamiento son los pronunciamientos "solidarios" de Esteban en la tribuna del Congreso. ¿Solidaridad? ¿Con Soria? ¿Con Teruel? ¿Con Lugo? ¿Con Zamora? ¡Un poco de por favor!

¿Lo van a conseguir? Con Sánchez es una garantía. Lo que temen más que a un nublado de granizo es si lo que Ortúzar denominó el "trifachito" consigue desalojar a su amigo que les debe la poltrona.

Palo Alto

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios