El futuro de Pablo Casado

Si las circunstancias le permitieran formar gobierno aparecería subido en un caballo blanco (con permiso de Santiago Abascal) envuelto en una capa blanca

Foto: Pablo Casado en un acto de campaña. (EFE)
Pablo Casado en un acto de campaña. (EFE)

No han sido fáciles estos meses que el sustituto de Mariano Rajoy lleva al frente del Partido Popular. El otro imbatible PP como organización partidaria ha visto como nada es para siempre.

La irrupción en su día de Ciudadanos y la posterior aparición de Vox no fue calibrado en su justa medida por Mariano Rajoy que, fiel a su perfil "conservador", tampoco hizo gran cosa por desembarazarse, entre otras cosas, porque siempre creyó que se trataba de flores de temporada.

Todo el mundo sabe que Casado, que venía de abrevar en las ubres iniciales y básicamente de Aznar, si bien también sirvió con lealtad a Mariano, ganó limpiamente un Congreso Extraordinario y democrático a Soraya Sáenz de Santamaría y las posibilidades de Feijóo quedaron en agua orensana, sencillamente porque Rajoy no quiso comprarle un palio para que entrara en la catedral de La Almudena.

El candidato del PP a la Moncloa, Pablo Casado, y la cabeza de lista al Congreso por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo. (EFE)
El candidato del PP a la Moncloa, Pablo Casado, y la cabeza de lista al Congreso por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo. (EFE)

Pablo se ha dedicado 'full time', determinación y ahínco, a la causa. Ha tenido aciertos y también ha cometido errores. Asimismo, ha demostrado hechuras para, llegado el momento, dirigir el país desde la moderación y el sentido común. Ignoro lo que le depararán las urnas dificilísimas este domingo. Tengo la impresión —después de lo ocurrido con Garrido y otros minidirigentes populares es difícil saber por dónde derrotará la condición humana— que suceda lo que ocurra habrá, salvo catástrofe total, una conjura interna para ahogar determinadas tentaciones que pudieran surgir si la pérdida de votos es manifiestamente descriptible. Ello en el peor de los casos. Si las circunstancias le permitieran formar gobierno aparecería subido en un caballo blanco (con permiso de Santiago Abascal) envuelto en una capa blanca.

Nunca un liderazgo en la reciente historia democrática de España estuvo en el fiel de la almoneda.

'Only time will tell!'

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios