Rufián, el mediador

Bienvenido a los salones de la ortodoxia parlamentaria y al umbral de la mera educación y cortesía a un señor que cobra casi cien mil euros de los contribuyentes a los que ofende

Foto: El portavoz de ERC, Gabriel Rufián. (EFE)
El portavoz de ERC, Gabriel Rufián. (EFE)

Otro elemento que apuntala el "realismo mágico" que inunda la canícula española es el nuevo papel de Gabriel Rufián, el 'botafumeiro' de Junqueras, el hombre que se ha distinguido durante años bien pagados en el parlamento español por sus palabras gruesas, por sus gestos provocadores y chulescos, por sus desplantes de 'charnego' arrepentido.

Resulta que el mismo personaje, en carne mortal, se ha erigido en embajador plenipotenciario entre el señor presidente del gobierno (en funciones) y el aspirante a cogobernar España. ¡Un crack, el señor Rufián! Ya solo le falta anunciar que jura por sus ancestros andaluces que jamás volverá a poner en tela de juicio la pervivencia de España. Bienvenido a los salones de la ortodoxia parlamentaria y al umbral de la mera educación y cortesía a un señor que cobra casi cien mil euros de los contribuyentes a los que ofende un día sí y otra noche también.

Rufián, el mediador

Habrá que aceptar que el tal Rufián tiene su gracia y su punto imaginativo. Dijo, entre otras cosas, que "si no damos respuesta (es decir, se incluye en el núcleo duro del sanchismo) merecemos que los hijos de Aznar y don Pelayo nos pasen por encima..." en referencia a los 'trillizos' (literal).

En una cosa lleva razón: ERC es una fuerza decisiva, en el actual escenario, y no deja de ser un sarcasmo que hable y se ofrezca para la "gobernabilidad" de España cuando lo que pretende es hacer saltar por los aires ese país.

Lo sustancial no es lo que diga Rufián. Un señor que se autoproclama de izquierda y al mismo tiempo da preferencia a los territorios antes que las personas. ¿Habrá escuchado alguna vez lo que dice la letra de 'La Internacional'?

No deja de ser un sarcasmo que hable y se ofrezca para la "gobernabilidad" de España cuando lo que pretende es hacer saltar por los aires ese país

Lo sustancial es que Sánchez e Iglesias necesiten a Rufián como "mediador/relator".

Lo ha dejado claro en un reciente tuit, recordando a Estanislao Figueras (1873): "Señores: voy a serles franco. ¡Estoy hasta los cojones de todos nosotros…!".

Pues eso, oiga.

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios