El sueño de Pablito (Iglesias)

Va a tener difícil hacer realidad su viejo sueño de sentarse como un comandante en jefe y poner el mismo los grilletes a cuanto corrupto y fascista pulula por el lar patrio

Foto: Pablo Iglesias. (EFE)
Pablo Iglesias. (EFE)

Cree el señor Iglesias que la entrevista del señor Sánchez donde reconoce que no podría dormir tranquilo con el aliento del morado sonando en su cogote le beneficia del todo para agitar a su favor el fervor de la izquierda irredenta.

Pudiera ser; pero tengo para mí que en España existen otras sensibilidades –aunque entiendo que sea muy difícil aceptar para gente cuasi totalitaria- más moderadas que abjuran de neocomunismos que predican el combate de la injusticia para establecer otra mayor.

Lo va a tener difícil Pablo Iglesias hacer realidad su viejo sueño de sentarse como un comandante en jefe y poner el mismo los grilletes a cuanto corrupto, fascista, anti revolucionario pulula por el lar patrio. Eligió, por necesidad, a Pedro Sánchez como el marido perfecto para disfrutar de una larga luna de miel (algo ya saborea a nivel personal y familiar) y decir a sus deudos latinoamericanos y griegos que continúa siendo el primero de la clase y el guía inmarcesible con destino a los corralitos y las cartillas de racionamiento.

Conocí personalmente el pasado viernes al que dicen es su primer edecán –de los muchos que pululan siempre a su alrededor cuando sale a la calle-, Pablo Gentili, un argentino con planta de tipo reflexivo, informado y sereno. Su anterior jefe, Lula, duerme entre rejas. Tiene tajo. Porque el panorama ha variado sustancialmente y los fusilados sumariamente amenazan con levantar jaima propia. Con la tela de la Real Fábrica que le ponga “ad hoc” Iván Redondo.

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios