La huida del 'consigliere'

Fuentes de los 'moraditos' atribuyen la fuga de Pablo Gentile a los enfrentamientos continuos con la dama más poderosa de esa formación

Foto: Pablo Iglesias y su jefe de gabinete, Pablo Gentili, a su llegada al debate electoral de Atresmedia. (EFE)
Pablo Iglesias y su jefe de gabinete, Pablo Gentili, a su llegada al debate electoral de Atresmedia. (EFE)

Recuerdo perfectamente cuando a Pablo Iglesias se le llenaba la boca contra los "reservados" —"nosotros siempre diremos lo que hacemos, con quién y en dónde lo hacemos…"— y ahora resulta que pide discreción no sea que pierda su canonjía gubernamental, dormita satisfecho en el silencio y remite a jueces y fiscales cada vez que algún reportero —"facha", naturalmente— le plantea alguna cuestión que hiere su fina piel. Por ejemplo, si es verdad o no que él, su compañera, Monedero, Echenique y algún cuate más han trincado sobresueldos en B.

Algo de lo que acusa su despedido abogado y su interventora mandada al paro tras un informe demoledor sobre irregularidades. Los depurados hablan de "mafia", entre otras lindezas. Curiosamente, cuando este feo e inquietante asunto salta a la palestra de mano de este diario casi en solitario —que no parece del interés de RTVE, ¡qué casualidad!— se larga a toda prisa a tierras de la Patagonia, un tal Pablo Gentili, 'consigliere' mayor del comandante en jefe de Podemos. ¿Casualidad o concurrencia? Se han dedicado unos tuits muy cariñosos, casi similares a los ósculos que Fidel ofreció al Che cuando el argentino desprecio los oropeles de La Habana y se fue a pegar tiros a Bolivia.

Fuentes de los 'moraditos' atribuyen la fuga de Gentile —se le notaba que había manejado poder institucional, en Iberoamérica, poder 'guachinangui' y a gogó— a los enfrentamientos continuos con la dama más poderosa de esa formación que no parece dispuesta a compartir el poder de su chico con nadie y menos si llega del Mar del Plata. Otros, más aviesos y quizá avisados, sostienen que tiene que ver con los sobresueldos B —creíamos que era cosa intransferible de Bárcenas y Rajoy— y que ha aprovechado que el peronismo del viejo Perón ha tomado de nuevo la Casa Rosada para hacerse un huequito con mate incorporado. Supongo que se habrá llevado con él unos cuantos packs de leche Pascual, amén de zumitos y yogures de la misma marca, para regalar a su nuevo señorito de La Pampa y de paso quedar con estos presentes como Cagancho en Almagro. Pablo, coño, habla. Di algo. Que tu abrazo con Sánchez es ya un seguro de vida 'in eternum' para ti… Pedro nunca deja tirado a un buen marxista. Tienes su palabra que, al día de hoy, es oro de ley como todo el mundo sabe.

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios