¿De dónde van a sacar el dinero?

Bajo el mandato de Nadia Calviño la deuda ha aumentado en 22.000 millones en un solo mes, el Gobierno quemó (antes de la pandemia) más de 37.000 millones

Foto: La ministra de Economía, Nadia Calviño, durante el último pleno del Congreso. (EFE)
La ministra de Economía, Nadia Calviño, durante el último pleno del Congreso. (EFE)

Nadia Calviño, menguante ministra de Economía —¿saben que ostenta título de vicepresidenta tercera y el presidente le oculta la derogación de la reforma laboral, tema capital?—, ha pedido que no se haga "ruido" —por antipatriótico, supongo— con el 'rescate' que a nadie con dos dedos de información se le escapa que se producirá sí o sí, o peor.

También ha pedido a los grandes empresarios que "hablen bien" del Gobierno, lo cual, no deja de resultar un sarcasmo a la vista de los acontecimientos.

Calviño, fue cooptada por Sánchez de su excelso puesto de burócrata bruselense desde donde advertía a los gobiernos de la zona euro sobre sus excesos en el déficit y el gasto, más que nada como certificado de autenticidad ante Europa. Pero la superministra (sic) de Economía no tiene ni 'auctoritas' personal más allá de los arrumacos de Ana Patricia Botín y mucho menos 'auctoritas' como ha quedado patente en la obscena maniobra con Bildu. No manda nada; Iglesias se le 'descaralla' de risa y cada iniciativa es replicada ante el jefecillo.

Bajo su mandato, la deuda ha aumentado en 22.000 millones en un solo mes, el Gobierno quemó (antes de la pandemia) más de 37.000 millones y ahora el Banco de España y las instituciones económicas internacionales le deshacen una vez sí y otra también todos los papeles mojados que remite sobre la evolución y el futuro de la economía patria. El ruido lo hacen los hechos. Esos hechos que no pueden pagar los ERTE porque no hay liquidez. El ruido lo hacen los intermediarios socialistas, como el balear Lafuente, en las compras de productos 'fake' anticovid-19.

El gasto ordinario, burocrático y clientelar sigue desbocado mientras las colas del hambre engordan a diario

El ruido lo hace su inestimable colega María Jesús Montero cuando dice esto: "Bajar el sueldo a los ministros sería una medida 'populista' (22 carteras) que no vamos a llevar a cabo...". Y continúa acto seguido: "...Pero es obvio que, dada la situación, tendremos que pedir a los ciudadanos un esfuerzo para hacer frente a las necesidades de financiación del Estado...".

Aquí no hay más ruido que las nueces que van cayendo en el cesto con una cierta nocturnidad y alevosía. Por ejemplo, los casi 80.000 pavos de José Félix Tezanos adjudicados a dedo a sus amigos de Intercampo S.S para medir el grado de satisfacción de los españoles de su jefe ante la pandemia. O los 350.000 eurazos destinados por la ministra de Igualdad para una exposición itinerante —¡precisamente ahora que seguimos en arresto domiciliario!— sobre milicianas republicanas. Se trata de meros apuntes a pie de post porque la retahíla del desmadre en el gasto público innecesario se tabula por centenares de millones. O miles.

Suma y sigue. El gasto ordinario, burocrático y clientelar sigue desbocado mientras las colas del hambre engordan a diario. Repito la cifra oficial: 21 de los 47 millones de los españoles en la actual hora viven directamente del Estado. Solo 16 millones trabajan en la empresa privada. Pronto, serán 13 millones.

Oiga, Calviño, ¿de dónde van a sacar dinero para tanto como presumen? Quizá, después del histórico feo propinado por su jefe, lo mejor es que pida el reingreso en la UE o que su amiga Botín le haga un sitio en su megabanco.

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios