Es noticia
Menú
Feijóo
  1. España
  2. Palo Alto
Graciano Palomo

Palo Alto

Por

Feijóo

El 12 de julio, los electores podrán opinar, más allá de Tezanos, acerca de la gestión pandemia y pospandemia llevada a cabo por Núñez Feijóo

Foto: Minuto de silencio por las víctimas del coronavirus con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)
Minuto de silencio por las víctimas del coronavirus con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)

Entre algunos dirigentes del PP se ha extendido la idea de que si, en el Congreso Extraordinario de julio 2018, se hubiera cooptado a Alberto Núñez Feijóo, la situación política actual de España y, por ende, de la formación política, sería otra.

Se trata de una opinión 'ad extra' y dos años después fuera de lugar. Lo sustancial es que el próximo 12 de julio Galicia —la Baviera española, con salvedades— se apresta a sentenciar o no la cuarta mayoría absoluta consecutiva del presidente de la Xunta y cabeza visible del Partido Popular gallego. Tiene su importancia más allá de consideraciones 'ad hominem' por cuanto es la primera vez, junto con el País Vasco, donde los electores podrán opinar, más allá de Tezanos, acerca de la bondad o no de la gestión pandemia y pospandemia llevada a cabo en este caso por Núñez Feijóo.

Están en juego uno o dos escaños "a lo máximo" para que el ourensano siga en O Palazo Raxoi o que, por el contrario, ponga su currículum en circulación


El preboste galaico representa, básicamente por mor de los medios, toda la moderación y el sentido común posible. La quintaesencia del centro-derecha aplicada a un inquietante marchamo político endemoniado. Y, por una vez, los medios parecen enlazar con la realidad y con la razón de una mayoría de ciudadanos. Lo único que parece estar en juego es uno o dos escaños "a lo máximo" —que diría el afamado Fernando Simón— que permitan al ourensano seguir en O Palazo Raxoi o que, por el contrario, pongan su currículum en circulación de vuelta a la actividad privada.

La otra cuestión que sobrevuela es si esa cuarta mayoría absoluta en el noroeste abriría la puerta a una segunda oportunidad para que el atildado pudiera optar a más altos predios políticos. Sinceramente, lo ignoro. Sin embargo, algunos datos fehacientes me hacen pensar que, salvo cataclismo, y puede haberlo, el cartero nunca llama dos veces. Las razones acerca del arcano de julio 2018 según las cuales Feijóo optó por una retirada se explican, modestamente, pero con todo lujo de detalles en un libro de próxima aparición que ha consumido mis dos últimos años profesionales casi 'full time'.

Entre algunos dirigentes del PP se ha extendido la idea de que si, en el Congreso Extraordinario de julio 2018, se hubiera cooptado a Alberto Núñez Feijóo, la situación política actual de España y, por ende, de la formación política, sería otra.

Alberto Núñez Feijóo