Cuando un ex resulta noticia porque guarda cola

¿Por qué un primer ministro al uso no puede vivir en el domicilio que habitaba antes de serlo? ¿Por qué un jefe de gobierno no puede vacacionar pasando por caja?

Foto: Pedro Sánchez, momentos antes de subir a bordo del Falcon. (Moncloa)
Pedro Sánchez, momentos antes de subir a bordo del Falcon. (Moncloa)

Conozco a Joaquín Almunia desde hace años. Fue un elemento clave en eso que se llamó el 'felipismo' y hasta el propio Felipe le designó como sucesor cuando el sevillano decidió que era hora de abandonar todos los liderazgos al frente del PSOE.

Fracasó en el año 2000 cuando, enfrentado electoralmente a José María Aznar, pactó con el Partido Comunista del recientemente fallecido Frutos y ello propició la famosa mayoría absoluta del entonces "dios" de la derecha. Se fue a Europa, después de haber sido ministro en España, llegó a vicepresidente de la Comisión y pasado el tiempo regresó a su país en condición de jubilado.

Los dirigentes democráticos de países económicamente sanos viven con modestia, no se aprovechan del poder

Hace unos días fue noticia porque en un centro de salud de la capital guardó cola embozado entre otros humildes pensionistas. Me he querido detener en esa "noticia", porque el simple hecho de que lo sea describe cabalmente lo que está ocurriendo en este país, donde los que han sido alguien no guardan turno en las colas del resto de los ciudadanos, es decir, cuentan con especial fuero, especialmente si se trata de políticos.

Empieza a resultar inaceptable el oropel del poder en un país en la más completa ruina. He escrito en ocasiones anteriores y vuelvo a insistir en que dirigentes democráticos de países económicamente sanos (Alemania, Holanda, Finlandia, Suecia, etc.) viven con modestia, no se aprovechan del poder, ni malgastan el dinero del contribuyente en sus procederes personales. Rutte, por ejemplo, va a su trabajo en bicicleta, vive en su apartamento personal que paga a sus expensas, se costea sus vacaciones.

Este paradigma de los llamados "frugales" (de frugalidad), es uno de los que se niega a firmar los cheques con destino a Sánchez del que conoce su 'modus vivendi', entre Falcon y Falcon, La Mareta/Doñana y sus 700 asesores que ya no tienen acomodo vital en el complejo monclovita. ¿Por qué un primer ministro al uso no puede vivir en el domicilio que habitaba antes de serlo? ¿Por qué un jefe de gobierno no puede vacacionar pasando por caja como todo ciudadano que viste y calza?

El hecho de que Almunia no haya ido a un centro público de salud exhibiéndose al grito de "saben quién soy yo" debería generalizarse, ser una cosa habitual entre nosotros. Y el hecho de que sea noticia dice mucho de la ejemplaridad que no alcanza.

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios