Europa existe... y funciona

¿Alguien en su sano juicio podría arrojar siquiera un hálito de esperanza sin la ayuda de nuestros hermanos europeos?

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen. (EFE)

Es la primera vez que, después de dos años y medio de perpetrar todo tipo de desmanes al estilo de un pequeño sátrapa —RTVE, CIS, Correos, etc.— y de copar hasta el más pequeño intersticio del Estado, Pedro Sánchez se come sus propias intenciones.

Bastó que el líder de la oposición volara hasta Bruselas y se gastara unos cuantos euros para hablar con los que mandan en el eje Berlín/Bruselas para que su intento de control del poder judicial saltara por los aires. Nuestro esbelto 'Sandokán' se vino abajo cuando le llegaron —oficial y extraoficialmente— serios recados de que "por ahí, Pedro, no…".

Los antieuropeos y euroescépticos ni están ni pueden estar de enhorabuena. Con todos los problemas inherentes a un histórico proceso de construcción política, económica y social transnacional, precisamente en el continente más histórico del mundo, con naciones con ancestros y levantadas sobre una exaltada identidad nacional, hay que saludar con efusión una verdad descriptible: Europa existe. ¡Vaya si existe!

¿Alguien puede imaginarse el presente y el futuro que nos depararía el cóctel de desgracias que nos ahogan sin el andamiaje europeo? ¿Alguien en su sano juicio podría arrojar siquiera un hálito de esperanza sin la ayuda de nuestros hermanos europeos?

¿Alguien puede imaginarse el presente y el futuro que nos depararía el cóctel de desgracias que nos ahogan sin el andamiaje europeo?

De ahí que cueste entender a los extremistas españoles con representación institucional golpeando la piqueta de un viejo sueño convertido en realidad —con sus boquetes y sus inevitables egoísmos nacionales—, pero que avanza hacia una unidad transnacional para la que no existe alternativa alguna en un mundo totalmente globalizado ahora incluso 'por mor' de un maldito virus.

Al jefe del gobierno español no le preocupa tanto la censura de Abascal como el reproche de Europa.

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios