Regresa el vencedor del virus (otra vez)
  1. España
  2. Palo Alto
Graciano Palomo

Palo Alto

Por

Regresa el vencedor del virus (otra vez)

¡Una vez más! Promesas, más promesas, arrogancia, chulería. Pedro Sánchez saca pecho con las vacunas mientras en Bruselas no le cogen el teléfono

placeholder Foto: Pedro Sánchez. (EFE)
Pedro Sánchez. (EFE)

El 4 de julio 2020 en la inmortal ciudad de Vigo (Pontevedra), Pedro Sánchez, embutido en su cargo constitucional de primer ministro a la sazón, dijo aquello tan histórico, emblemático y revelador de su catadura: “Españoles, adelante, hemos vencido —en realidad quería decir 'he vencido'— al virus, de modo y manera que a bailar, comer, beber, disfrutar…” y el que llegue el último anatema sea.


Ha pasado casi un año de aquel parte de guerra victorioso por parte del comandante en jefe 'invictus'. Desde entonces, han muerto más de cien mil españoles, se tabulan cuatro millones de contagiados, el país continúa en estado de alarma mientras otras pandemias adyacentes —económica, laboral, institucional— siguen inflando sus velas al marcial paso de un gestor de la cosa pública tan incapaz como fatuo. Entonces dijo que el 1 de junio el cien por cien de la población estaría vacunada. Ahí está el resultado.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

No tuvo suficiente con aquello. Ha vuelto para prometer, prometer y prometer que en el mes de agosto próximo, el 75 por ciento de los españoles estarán inmunizados y que, paralelamente, la economía española será el asombro del mundo. Lo dice sin que se le caiga la pestaña, con esa chulería (sin causa) tan propia y tan intransferible. ¿Cómo puede prometer este buen hombre lo que no tiene? Porque en Bruselas no le cogen el teléfono salvo algún contador de cuarta para recordar que España está haciendo saltar todas las alarmas en cuestiones de déficit, deuda y paro.

¡Una vez más! Promesas, más promesas, arrogancia, chulería. Saca pecho con las vacunas mientras en Bruselas no le cogen el teléfono.

Lo que le preocupa realmente es Ayuso. ¡He ahí donde el marcial y rumbesco primer ministro está a sus anchas! Peleando contra la presidenta de Madrid. Algo así como mi vida y mi prestigio por la Puerta del Sol. ¿No es esto el mundo al revés? Porque históricamente en España y en otras latitudes del mundo libre lo pequeño aspira a lo grande y no viceversa. ¿Será necesaria la aquiescencia de algún reputado psiquiatra para explicar el problema?

El gran vencedor (julio 2020) ha regresado. Para salvar a la depauperada y desagradecida sociedad española que no termina de entender la grandeza del líder que el Altísimo envió para salvar sus vidas y haciendas.

Pero la Historia, con grandes caracteres, acogerá en su seno a tan providencial regalo de los dioses. ¡Sánchez, no te vayas, que nos arrepentimos!

Coronavirus Pedro Sánchez