La UE salva a Sánchez de las fauces de Mohamed
  1. España
  2. Palo Alto
Graciano Palomo

Palo Alto

Por

La UE salva a Sánchez de las fauces de Mohamed

Al presidente del Gobierno le han salvado además el Ejército y la Guardia Civil, los mismos cuerpos de los que reniegan algunos de sus ministros

placeholder Foto: Pedro Sánchez, acompañado de Carmen Calvo y el ministro Grande Marlaska. (EFE)
Pedro Sánchez, acompañado de Carmen Calvo y el ministro Grande Marlaska. (EFE)

La “Marcha Negra” decretada, organizada y ejecutada con precisión militar por el gobierno del rey Mohamed VI era tan previsible como anunciada. Simplemente, había que conocer siquiera lo mínimo de cómo se conduce el régimen “alauita” cuando se le toca su nacionalismo exacerbado y las cosas que considera esenciales para la pervivencia de su particular statu quo.

Alguien en el Gobierno tendrá que explicar antes que tarde el por qué se hizo caso omiso a los Servicios de Inteligencia que subrayaron la “inconveniencia” para los intereses de España de acoger a un jefe militar del Frente Polisario -acusado de delitos de “lesa humanidad”, torturas y otras bagatelas- y “despreciaron” la más que segura reacción brutal de Rabat que cuenta con muchas ventajas en relación con Sánchez, esto es, manejo de su opinión pública y publicada y el apoyo incontestable de Estados Unidos (más allá de Biden y con Biden) y cierta condescendencia ancestral de otras potencias como Francia y Alemania, sin ir más allá, que tienen en la potencia magrebí muy decisivos intereses económicos y aún estratégicos.

Conclusión: la asonada -con mujeres y niños incluidos- se ha saldado, por ahora, con el cierre de la frontera marroquí hacia Ceuta cuando el Gobierno estaba claramente desbordado y con miles de menores con permanencia obligada en territorio nacional.

Foto: La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y su homólogo marroquí, Nasser Bourita, en un encuentro en Rabat (Marruecos) en enero de 2020. (EFE)

Resulta una ironía histórica que después de todo lo ocurrido -anexión del Sáhara Occidental y su Marcha Verde, las bombas del 11-M, entre otros corolarios del reciente pasado- los múltiples organismos de inteligencia y seguridad que paga el contribuyente español no fueran capaces de convencer a lo más sensato del Ejecutivo (francamente, se salvan pocos) de la estulticia de provocar a Marruecos en un asunto capital para el sátrapa, llegando incluso a introducir en España a Ghali con nombre falso por dos veces. ¿Creen que la Inteligencia marroquí es tonta? ¿Por qué han despreciado una de las diplomacias más depuradas del mundo? ¿Creían acaso que el poderoso Servicio de Información de Rabat podía ser burlado con algo tan grosero como dar pasaporte diplomático a un jefe militar buscado por tierra, mar y aire?

La Moncloa cometerá otro error mayúsculo si cree que con esa “invasión” Marruecos se dará por satisfecho. Un bereber, un rifeño, jamás olvidan una afrenta. A Sánchez le han salvado el Ejército y la Guardia Civil, los mismos cuerpos de los que reniegan algunos de sus ministros. Pero, hay que decirlo con toda claridad, Rabat se ha replegado por la presión de la Unión Europea -pese a las reticencias iniciales de París- que ha impuesto la ley democrática a favor de uno de sus socios. Sánchez, obviamente no es el culpable de la agresión, sí de que la misma le haya pillado, una vez más, jugando a estadista de bagatelas.

La Moncloa cometerá otro error mayúsculo si cree que con esa “invasión” Marruecos se dará por satisfecho

Solo por lo ocurrido, que podría haber desembocado en una crisis nacional como las que consumieron a España antaño, habría que desear que los antieuropeos convictos y confesos hayan declinado sus banderas a tal respecto. Y que Sánchez, por otra vez, se dedique a practicar lo que pregona (diálogo y consenso) y trata de no dar más gato por boa.

PD. Los que echan a faltar al Rey en este quilombo, un recuerdo. El Monarca no puede mover un dedo, ni en este ni en otro conflicto, de no contar con la aprobación expresa del Gobierno. ¿Lo entienden?

2PD. Lo ocurrido en la frontera ceutí debería producir ipso facto un relevo en determinados ministros: los que propiciaron la llegada de Ghali, los que no se enteraron de nada y los que estaban enterados de todo. Fue el gobierno argelino quien filtra la noticia de la presencia del polisario en España. De esa forma, hace saltar las relaciones entre los dos países y Argelia se queda de árbitro en la zona. ¿Qué tal, señora González Laya? ¿Está usted tranquilita y bien?

Rey Mohamed VI Nacionalismo Ceuta Guardia Civil