Alemania; 'corazón minero' para poner orden en la UE
  1. España
  2. Palo Alto
Graciano Palomo

Palo Alto

Por

Alemania; 'corazón minero' para poner orden en la UE

La marcha, voluntaria, de Merkel debería ir acompañada de un agradecimiento no solo por sus políticas europeístas, solidarias y centradas

Foto: La canciller alemana Angela Merkel.
La canciller alemana Angela Merkel.

El 26 de septiembre la canciller Merkel tendrá sucesor en la cancillería y también Europa tendrá un nuevo líder. Una decisión en mano del pueblo alemán de singular importancia. Sustituir a una canciller histórica para su país, la Unión Europea y para el mundo es algo que se contempla en el viejo continente con enorme expectación.

Los observadores que mejor conocen la realidad de la primera potencia europea estiman que el próximo 26 el partido ganador volverá a ser la CDU (Unión Cristianodemócrata), que lidera también el Partido Popular Europeo, organización trasnacional de la que también forma parte el PP español.

La marcha, voluntaria, de Merkel debería ir acompañada de un agradecimiento no solo por sus políticas europeístas, solidarias y centradas. Muy especialmente, por su comportamiento personal después de más de dieciséis años como jefa del gobierno teutón sin que le haya salpicado una sola mota de corrupción personal o familiar. La poderosa canciller que vive en su modesto apartamento y su vida es un ejemplo de austeridad y decoro.

Foto: Imagen: Diseño EC.
El fin de la era Merkel: una foto, un legado y un dilema
Franco Delle Donne Raúl Gil Benito

La UE sin ella posiblemente hubiera saltado por los aires durante tantos años de severas turbulencias. Pero también es un hecho cierto que la principal transnacional política del mundo necesita reformas, apretarse el cinturón en su inmensa burocracia —esa que tanto sacaba de quicio a la premier Thatcher— y avanzar decisivamente hacia un Estado Europeo que sepa y pueda defenderse con sus propias armas.

Su sustituto al frente de la CDU no es otro que Armin Laschet, presidente del 'Land' Renania del Norte-Wesfalia. Es posible que también ocupe el sillón de Merkel en Berlín. Laschet es un centrista puro, tres hijos, abogado y católico. Fue cooptado por la decisiva CDU precisamente por su equidistancia entre las dos alas del partido y también por su capacidad negociadora, entre otros con los bávaros de Markus Söder, básicos para la formación de gobiernos.

Arrastra fama de negociador hábil y pactista. En Bruselas se le espera con expectación porque la Unión necesita reformas a toda tralla. Los países "austeros", con Marc Rutte, el holandés, a la cabeza, creen que meterá en cintura a los países "despilfarradores" —España entre ellos— y, en cualquier caso, es el momento de sentar las bases para "otra Europa" y que el europeísmo avance.

El "corazón minero" de Laschet —su padre fue minero en Aquisgrán— dicen los diplomáticos de las potencias europeas acreditadas en Madrid es lo que necesita la UE para andar más deprisa, más alta y más fuerte. Tras lo de Biden en Afganistán, eso se necesita más que nunca.

Unión Europea Partido Popular (PP) Austeridad Burocracia