Guerra de clases, pero al modo de Roma: lo que está pasando con el dinero
  1. España
  2. Postpolítica
Esteban Hernández

Postpolítica

Por

Guerra de clases, pero al modo de Roma: lo que está pasando con el dinero

La semana pasada nos ha dejado tres lecciones interesantes para entender mejor nuestra época, el tipo de confrontaciones a que está abocada y quién saca partido de ello

Foto: Manifestación en contra de los fondos bajistas en Nueva York. (EFE)
Manifestación en contra de los fondos bajistas en Nueva York. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La historia de GameStop y los foreros de Reddit es conocida y ha sido contada de diversas maneras. Pero más que describir los hechos, que tienen continuación en otras empresas y otros ámbitos, nos ha dejado algunas curiosas lecciones sobre nuestro tiempo.

La primera lección apunta hacia conflictividades (en cierto sentido) nuevas. Ya sabemos la teoría sobre Reddit: los proletarios de la inversión contra los grandes capitalistas, la revolución de los inversores anónimos contra los gigantes, la guerra de clases en el terreno financiero. Pero es cierto que se trata de un tipo de conflictividad social que puede ser cada vez más frecuente, la de los pequeños contra los grandes. La hemos visto en los taxistas contra Uber, en las tiendas de barrio contra las grandes cadenas, en los bares y restaurantes contra las franquicias, en los ganaderos y agricultores contra las grandes firmas de canalización del sector, en los proveedores asfixiados, las librerías y las tiendas contra Amazon. La veremos todavía más en el futuro, y muy probablemente con actores de mayor tamaño, como El Corte Inglés contra Amazon, los bancos contra grandes 'fintech' o los medios de comunicación contra los gigantes tecnológicos. En todo caso, esta experiencia señala un camino bien conocido y a menudo poco recorrido: cuando los pequeños se unen, pueden plantar cara a los grandes.

El gran desajuste

La segunda lección apunta hacia cuestiones estructurales que subrayan problemas serios de nuestra economía. El caso de GameStop señala de un modo cristalino la desincronización de los mercados financieros con la realidad. La empresa estaba minusvalorada en bolsa como efecto de la acción de grandes inversores que trataban de impulsar las acciones a la baja para obtener réditos. Ahora, la acción está sobrevalorada como producto de una fuerza mayor en sentido contrario.

Hay muchas firmas zombi cuya cotización está por encima de su realidad y otras que han sido infladas por las expectativas, como Tesla

Ese desacople no es coyuntural, sino generalizado. La existencia de muchas grandes empresas zombi, cuya cotización no se corresponde con el valor de su actividad, o de firmas infladas en relación con sus logros y su cuenta de resultados, cuyo mejor ejemplo es Tesla, es una constante. Son esferas ficticias con consecuencias reales, cuyo soporte no es la actividad real de la firma, sino la capacidad de convicción de los actores con mayor músculo; es una ficción que a menudo no tiene nada que ver con los hechos objetivos, pero que genera efectos en la cotización de la empresa y en la forma de dirigirla.

La ficción y la realidad

En el caso de GameStop, estos vaivenes no tienen mucho que ver con la actividad cotidiana de la firma. Antes, funcionaba en su nivel, ofrecía buenos resultados, daba un servicio a sus clientes al que no puede aspirar Amazon y tenía un modelo de negocio que se asienta en los interesados fieles y habituales en los videojuegos y en todo lo que les rodea. Operaba de un modo similar al que permitió a las librerías de cómics sobrevivir a la competencia de las plataformas digitales y las grandes cadenas libreras.

Esto no cambia, porque nada de la ingente cantidad de capital que se ha puesto en juego en las apuestas va a parar a la actividad en sí misma; no se destina ni a que la empresa ofrezca mejores productos o servicios, a formar a su mano de obra o a conseguir que sus asalariados ganen más. Al contrario, todos estos vaivenes suelen perjudicar, porque fuerzan a los directivos a ofrecer mejores resultados, lo que demasiado habitualmente se consigue rebajando costes, es decir, brindando peores servicios y pagando peores salarios o despidiendo personal. Los gestores de las compañías tratan de generar confianza para que los bajistas aprieten menos a la presa o para que los alcistas les sigan respaldando, y eso tiene que ver con la cantidad de dinero que arrojan al mercado, no con la mejora de la empresa.

Además de la de los grandes contra los pequeños, hay otra guerra de clases, la que enfrenta a la economía productiva con la de las apuestas

Esto lo entendemos mejor desde el momento en que estamos. Que todo el dinero que ponen los bancos centrales a disposición de los mercados con sus tipos bajos o con los fondos para la recuperación sea invertido en realizar apuestas en los mercados, en lugar de en dar soporte a las empresas existentes, en hacerlas mejores y dotarlas de mayor recorrido, en crear nuevas, en generar empleos, en contar con mejores salarios y, por tanto, con mayor poder adquisitivo; que todo ese dinero vaya a un circuito absurdo en lugar de a la economía real es un sinsentido. De modo que también podríamos señalar que, además de la de los grandes contra los pequeños, hay otra guerra de clases, la que enfrenta la economía productiva con la ficticia; es lo financiero agotando lo productivo a través de una confrontación de apuestas.

'Cui prodest'

Vayamos, no obstante, al grano, a aquello que suele arrojar una luz más diáfana: 'cui prodest', quién sale ganando con todo esto. Los principales beneficiados de los movimientos en GameStop no son los pequeños inversores rebeldes de Reddit. Forman parte de la pelea, pero quienes más dinero han ganado han sido los accionistas de la firma, empresas como Fidelity, Vanguard o BlackRock. La compañía de Larry Fink poseía 9,2 millones de acciones en GameStop a 31 de diciembre de 2020, distribuidos en varios fondos. Si BlackRock no ha vendido ninguna de esas acciones desde entonces, su participación se habrá visto revalorizada en 2.400 millones de dólares desde el inicio de año. Vanguard, otro fondo de gestión pasiva (los dos que más intereses tienen en España), también posee un porcentaje importante de acciones de GameStop.

Los beneficios obtenidos por BlackRock y demás fondos la última semana son importantes, pero no son la parte central del asunto

Ese hecho nos puede arrojar algo más de luz sobre cuál es el contenido de la partida y sobre quiénes son los ganadores. Los beneficios obtenidos por BlackRock y demás fondos esta semana son importantes, pero no son la parte central del asunto. BlackRock y Vanguard han visto revalorizada su inversión, pero es previsible que la cotización baje, y la idea de esta clase de fondos es la permanencia a largo plazo, no obtener rentabilidad y salir de la empresa.

Los 'hedge funds' son competidores de los fondos de gestión pasiva en un doble sentido. Por una parte, cuando actúan como bajistas, devalúan la inversión realizada por los primeros en las empresas atacadas; por otra, son rivales a la hora de captar capital y clientes.

Cualquier interesado en la Historia conoce esas revueltas populares de las que terminaba sacando partido uno de los grandes en confrontación

Y GameStop ha demostrado en esos dos terrenos un par de cosas que son mucho más importantes que las ganancias. La aparición de los foreros de Reddit marca una advertencia clara a los inversores activos respecto de las consecuencias que puede tener meterse en los lugares equivocados: los 'hedge funds' son conscientes ahora de cómo los pequeños inversores pueden volverse contra sus intereses. Al mismo tiempo, los grandes inversores también han recibido el mensaje de que deben tener cuidado con dónde ponen su capital, ya que quizá los 'hedge funds' estén expuestos a nuevos riesgos ligados a estas revoluciones populares. En el fondo, se está librando, mucho más, una guerra de élites que de clases. Y, en ese terreno, cualquier interesado en la Historia sabe de revueltas populares de las que terminó sacando partido una de las fuerzas en conflicto. La república romana, sin ir más lejos, fue un escenario habitual de estas rebeliones. Y lo de los foreros de Reddit se parece mucho.

La historia de GameStop y los foreros de Reddit es conocida y ha sido contada de diversas maneras. Pero más que describir los hechos, que tienen continuación en otras empresas y otros ámbitos, nos ha dejado algunas curiosas lecciones sobre nuestro tiempo.

Inversores Reddit BlackRock Roma Accionistas Bancos centrales
El redactor recomienda