Pedro Sánchez da la cara... en Instagram

Cuando el diputado socialista Héctor Gómez defendía que Sánchez siempre "ha dado la cara", tal vez se refiriera a lo mucho que luce el presidente su perfil en redes sociales

Foto: Pedro Sánchez recibe una medalla de manos del presidente de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa (d), en su visita a la selección masculina de baloncesto. (EFE)
Pedro Sánchez recibe una medalla de manos del presidente de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa (d), en su visita a la selección masculina de baloncesto. (EFE)
Adelantado en

Desde que está en funciones, Pedro Sánchez se ha dejado ver más con Emmanuel Macron que en la tribuna del Congreso de los Diputados. Así que cuando el diputado socialista Héctor Gómez defendía este martes que Sánchez siempre "ha dado la cara", tal vez se refiriera a lo mucho que luce el presidente su fotogénico perfil en redes sociales. Porque en lo que a los requerimientos de la Cámara Baja se refiere, investidura fallida mediante, el presidente no aparece a dar explicaciones desde febrero.

A la única cámara que da la cara el presidente no es a la de las Cortes Generales, sino a la de fotos. No hay más que echar un vistazo a la de imágenes que ha compartido últimamente en esa cuenta de Instagram que tanto cuida: Sánchez con Macron en el G-7; Sánchez con la selección masculina de baloncesto; Sánchez en el incendio en Gran Canaria; Sánchez con eso que llama los agentes sociales; Sánchez con el Rey en Marivent; Sánchez en la tele; Sánchez en la radio; Sánchez en el G-20 con Macron y compañía; Sánchez con la selección femenina de baloncesto; Sánchez votando; Sánchez en campaña; Sánchez recibiendo en Moncloa a Casado, Rivera e Iglesias; Sánchez otra vez en campaña; Sánchez con Obama; Sánchez haciendo 'running'…

Le estaría quedando un perfil de lo más completo de su paso por la presidencia del Gobierno si no fuera porque se le ha olvidado el pequeño detalle de incluir de vez en cuando alguna comparecencia en el Congreso de los Diputados. ¿Se acuerda, presidente? Es el órgano constitucional que representa al pueblo español. ¿Y sabe cuánto hace de su última sesión de control? A juzgar por sus fotos de Instagram que, como las embarazadas, mide el tiempo en semanas, ya han pasado 26 desde la última vez que respondió a la oposición en el hemiciclo. Unos 180 días.

El Congreso cumple seis meses sin actividad porque a Sánchez le ha dado la gana. Y que pille agosto en medio no sirve de excusa. La ley obliga al presidente en funciones a comparecer ante el pleno del Congreso de los Diputados con posterioridad a cada Consejo Europeo, y hubo dos, en junio y julio, en los que se repartieron los nuevos cargos en las instituciones europeas. Las fotos de Sánchez en la alfombra roja rodeado de las banderas de la UE dan fe de ello en su Instagram. Dónde si no. También inmortalizó en su perfil su reunión en Moncloa con @ursulavonderleyen, la presidenta electa de la Comisión Europea. Lástima que en las actas del Congreso no conste explicación alguna.

El presidente en funciones, como ya hiciera su predecesor, Mariano Rajoy, cuando estuvo en esa misma situación, está eludiendo el control de la Cámara. Y aunque el PP ha querido forzar la comparecencia de Sánchez en una sesión extraordinaria antes de septiembre para que explique las dos últimas cumbres europeas, el apoyo de Podemos le ha ayudado a zafarse de dar explicaciones urgentes ante sus señorías. Los morados, que andan tratando de retomar las negociaciones con el PSOE para entrar en la formación de un Gobierno de izquierdas, han preferido suavizar el tono y les vale ahora con que el socialista comparezca en sesión ordinaria.

Quien sí tendrá que ir al Congreso antes de final de mes es la vicepresidenta, Carmen Calvo, en un pleno extraordinario convocado para este jueves sobre el Open Arms. Hasta Podemos y Compromís han votado a favor de que Calvo dé explicaciones sobre la gestión gubernamental de la última crisis migratoria en el Mediterráneo. PP y Cs reclamaban que fuera el presidente del Gobierno el que diera la cara, pero finalmente será la número dos del Ejecutivo en funciones quien acuda a la Cámara Baja. A la otra cámara, la de Instagram, seguro que Sánchez se habría animado a acudir él personalmente.

Segundo Párrafo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios