La ministra sin meta
  1. España
  2. Segundo Párrafo
Marta García Aller

Segundo Párrafo

Por

La ministra sin meta

No se ha cumplido que la buena noticia del 70% de vacunados suponga un verdadero punto de inflexión con la pandemia, pero sí revela un antes y un después en el Gobierno

Foto: Carolina Darias, en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso. (EFE)
Carolina Darias, en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Al llegar al 70% de la población vacunada, el ministerio de Sanidad notificaba 194 nuevos fallecidos por covid en las últimas 24 horas, con la incidencia al alza entre los jóvenes por primera vez en un mes. No es así como en abril el Gobierno imaginaba llegar a septiembre. Su objetivo era lograr la inmunidad de 33 millones de personas antes de que acabara el verano y eso sí se ha cumplido. Erró en que ello bastara para acabar con la pandemia.

No se ha cumplido que el 70% de vacunados suponga un verdadero punto de inflexión en la transmisión del coronavirus, pero sí marca un antes y un después en la estrategia del Gobierno.

''Nuestro país cumplirá con el objetivo del 70%''

La mejor prueba de que el Gobierno le daba una importancia extraordinaria a la cifra del 70% de vacunados es que el presidente del Gobierno fijó incluso una cuenta atrás cuando calculó que faltaban 100 días para lograrlo. Otros gobiernos también cayeron en esa precipitación, pese a la insistencia desde hace meses de muchos epidemiólogos en el riesgo de aventurar un umbral mágico de inmunidad ante la imprevisibilidad de las nuevas variantes, especialmente desde que llegó la delta.

“Es un hito más, no la meta”, recalcó la ministra Darias. A diferencia de lo que ella misma decía hace meses, en esta comparecencia en el Congreso insistió una y otra vez en que no hay que cantar victoria por llegar al 70%. Siempre es más difícil convencerse a uno mismo de que estaba equivocado que tratar de persuadir a los demás.

Foto: Foto: EFE.

Más allá de la indudable buena noticia de que la vacunación avance a buen ritmo en España, algo ha cambiado con el 70% en la estrategia del Gobierno frente al virus. Mejor dicho, frente al fin del virus. El Gobierno ya no tiene una meta clara y lo reconoce. No pasea promesas de que la pandemia está a punto de terminarse. “¿Hasta cuándo va a estar el virus con nosotros?” La pregunta se la hizo en alto la ministra durante su comparecencia. Y reconoció que ni ella ni nadie tiene la respuesta.

Algo hemos avanzado con el 70%, y no solo en la vacunación, si el Gobierno renuncia por fin al optimismo cortoplacista que le llevaba periódicamente a prometer finales felices de la pandemia con metas ilusorias que no dependían de su acción política, sino de un virus que ha demostrado ser tan dañino como imprevisible. Es más honesto reconocer que no sabe cuándo acabará todo esto.

Foto: Vacunación contra el covid-19 en Gran Tarajal, Fuerteventura. (EFE)

Lo preocupante, por más que no sea novedoso, es que entre tanto el país siga sin tener una estrategia clara en esta nueva fase en la que el virus remite, pero sigue sin estar controlado. La vacunación sigue siendo el único plan. El medio es el fin. Dice la ministra que habrá que irse adaptando a lo que suceda. Lo demás ya lo irán decidiendo las comunidades.

¿Qué piensa hacer el Gobierno una vez alcanzado este nivel de inmunidad? ¿Le parece sensato optar por convivir con el virus y acabar con las restricciones como ya han hecho países como Reino Unido y Dinamarca? ¿Considera conveniente ir ampliando aforos en hostelería y eventos culturales como ya están haciendo Madrid y Andalucía? ¿O recomienda mantener las restricciones hasta que la incidencia baje del riesgo alto en el que se encuentra por temor a una sexta ola? Iremos viendo. Para evitar incumplir promesas no hay como no hacerlas.

Al llegar al 70% de la población vacunada, el ministerio de Sanidad notificaba 194 nuevos fallecidos por covid en las últimas 24 horas, con la incidencia al alza entre los jóvenes por primera vez en un mes. No es así como en abril el Gobierno imaginaba llegar a septiembre. Su objetivo era lograr la inmunidad de 33 millones de personas antes de que acabara el verano y eso sí se ha cumplido. Erró en que ello bastara para acabar con la pandemia.

Carolina Darias Ministerio de Sanidad
El redactor recomienda