Es noticia
Pedro Sánchez se asocia con Amancio Ortega y Podemos calla
  1. España
  2. Segundo Párrafo
Marta García Aller

Segundo Párrafo

Por

Pedro Sánchez se asocia con Amancio Ortega y Podemos calla

¿Sospecha todavía Belarra que su Gobierno tiene algún trato de favor escondido con el millonario? ¿Estaba equivocada cuando afirmaba tal cosa y ahora sí le parece buena idea que contribuya a mejorar la Sanidad pública?

Foto: Acto de firma del Plan de Colaboración en la Implantación de la Protonterapia en el SNS con la Fundación Amancio Ortega. (EFE)
Acto de firma del Plan de Colaboración en la Implantación de la Protonterapia en el SNS con la Fundación Amancio Ortega. (EFE)

Cuando hace un par de años llegaron al pabellón de oncología del Hospital Sant Pau las tres primeras máquinas de radioterapia donadas por la Fundación Amancio Ortega, Pablo Iglesias no lo celebró. Decía que la sanidad pública no debía recibir limosnas de millonarios ni una verdadera democracia aceptaría 300 millones del hombre más rico de España. Una democracia digna, creo que decía.

Pablo Iglesias, tal vez lo recuerde, es un tertuliano de La SER y RAC1 que trabajó unos meses como vicepresidente del Gobierno. En 2019, cuando había una campaña electoral, solía arremeter mucho contra Amancio Ortega. Y aquel año, lo recordará, hubo muchas campañas electorales en España. También hubo muchos casos de cáncer: 277.234. Es mucho más importante acordarse de estos que de aquel.

Foto: Amancio Ortega, en una imagen de archivo. (Reuters) Opinión

De hecho, acordarse de Pablo Iglesias es cada vez más difícil en Moncloa. Pero aunque de él no quede rastro, Podemos, tal vez recuerden el partido aquel, sigue siendo socio del Gobierno. Para que sea más fácil olvidarlo, Pedro Sánchez ha anunciado por todo lo alto un nuevo acuerdo con la Fundación Amancio Ortega por 280 millones de euros. El villano de Iglesias es el héroe que ensalza Sánchez.

La nueva donación del dueño de Inditex, cuya fortuna según 'Forbes' asciende a 77.000 millones de euros, estará destinada a comprar equipos contra el cáncer de última generación. La fundación calcula que los 10 nuevos equipos de radioterapia con protones ayudarán a la Sanidad pública a salvar miles de vidas al año, además de acortar los tiempos de curación y mejorar la calidad de vida de los enfermos. A diferencia de la anterior donación de Amancio Ortega a la Sanidad pública, la que hizo en 2017 de 300 millones, esta vez el acuerdo se firma directamente con el Gobierno y será el Ministerio de Sanidad el que realice la gestión.

Foto: La candidata de Podemos a la Comunidad de Madrid. (EFE)

El día elegido para escenificar el acuerdo ha sido el Día Mundial del Cáncer de Mama. El lugar, Moncloa. A Pedro Sánchez le acompañaba Flora Pérez, vicepresidenta de la Fundación Amancio Ortega y esposa del fundador de Inditex. También estaban José Arnau, vicepresidente de Inditex y de la fundación, así como la ministra Carolina Darias y los consejeros de Sanidad de las siete comunidades autónomas que van a recibir las máquinas de protonterapia (según criterios de población y accesibilidad). La que no estaba era la ministra Iona Belarra.

Pensando en que la salud y el bienestar, así como la mejora de la sanidad universal, son objetivos del ministerio de la Agenda 2030, de la que antes se encargaba Iglesias y ahora Ione Belarra, podría extrañar que la ministra no forme parte de este acuerdo entre el Gobierno de España y la Fundación Amancio Ortega. Pero, pensando en las cosas que Ione Belarra ha dicho de Amancio Ortega, las mismas que decía Iglesias, extraña un poco menos.

Ione Belarra forma parte del Gobierno que ha firmado un acuerdo para gestionar estos 280 millones de euros que dona Amancio Ortega a la Sanidad pública, pero la ministra no ha aclarado aún si sigue creyendo que un acuerdo de estas características blanquea presuntas evasiones fiscales, como dijo de las anteriores donaciones de Amancio Ortega. “La gente como él no da a cambio de nada. Luego existen tratos de favor”, decía Belarra en 2019.

¿Sospecha Belarra que su Gobierno tiene algún trato de favor escondido con el millonario Amancio Ortega? ¿Estaba equivocada cuando afirmaba tal cosa y ahora sí le parece buena idea que la mayor fortuna de España contribuya a mejorar la Sanidad pública? ¿O aquellos ataques a Amancio Ortega eran solo cosas de esas que se dicen la semana antes de unas elecciones y pelillos a la mar?

Como ministra del Gobierno de España, estaría bien que Belarra aclarase todo esto. Como secretaria general de Podemos, también podría explicar a los militantes de Podemos si algo en lo que tanto insistía en anteriores campañas electorales ha dejado de parecerle mal a su partido. Al Podemos de Iglesias le parecía buena idea considerar la mayor donación privada de la historia a la sanidad pública como un ataque a esta. Al de Belarra no lo sabemos.

La tarde en que se firmó el acuerdo, los dirigentes de Podemos no atacaron la donación de Amancio Ortega en redes, como solían hacer cuando Pablo Iglesias estaba al frente del partido. Ni siquiera Echenique, a quien nunca le ha faltado un tuit para cada charco. Ione Belarra se limitó a tuitear el día del acuerdo, que era el día del cáncer de mama, su apoyo a todas las personas que lo padecen. No solo Pedro Sánchez quiere marcar distancia con aquel Podemos. Parece que el propio Podemos también.

Amancio Ortega Pedro Sánchez
El redactor recomienda