La Historia anima a invertir en publicidad online

A partir de 1945, las empresas estadounidenses Associated Press y United Press International atravesaron el Atlántico para adentrarse en un continente europeo devastado por la guerra

A partir de 1945, las empresas estadounidenses Associated Press y United Press International atravesaron el Atlántico para adentrarse en un continente europeo devastado por la guerra y con escasas perspectivas de futuro. Hoy, la mayoría de la información internacional que llega a nuestros hogares ha sido cocinada en alguna de estas dos agencias de noticias.

 

Durante la década siguiente, al español Enric Bernat se le ocurrió incrustar un caramelo en un palo. Muchos le tomaron por loco. Sin embargo, Chupa-Chups es hoy una de las multinacionales españolas más extendidas por todo el mundo.

 

Hace apenas un mes, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, convulsionó el mercado futbolístico con el anuncio de los fichajes de Kaká y Cristiano Ronaldo. Para muchos, estas multimillonarias inversiones eran una auténtica locura, para Pérez, un negocio seguro que posiblemente ya haya sido rentabilizado en teoría.

 

La publicidad, el oxígeno en tiempos de crisis

 

Dicen que hay que conocer la Historia para no repetir los errores del pasado. Basten estos ejemplos para comprender que las crisis económicas son periodos devastadores y difícilmente predecibles, pero, sobre todo, son fenómenos cíclicos que dan lugar a otros de gran bonanza económica. En este sentido, toda crisis ofrece un abanico de oportunidades para quien sabe posicionarse y elegir el camino correcto.

 

De un año a esta parte, muchas compañías españolas –especialmente las pequeñas y medianas empresas (pymes)- han optado por reducir sus presupuestos publicitarios. Estas empresas consideran que abaratando las inversiones en marketing tendrán más posibilidades de superar con éxito la acuciante crisis económica mundial y la recesión que vivimos a nivel nacional.

 

Puede que, como ya les sucedió a Bernat o a Pérez, haya muchos que tachen de incautos a quienes defendemos la opción opuesta. Sin embargo, el paso del tiempo se ha encargado de demostrar que es precisamente en épocas de vacas flacas cuando mayores oportunidades ofrece la inversión en marketing, especialmente en el campo de la denominada publicidad online.

 

Máxima eficacia a un coste mínimo

 

En contra de lo que algunos piensan, la publicidad en Internet es mucho más sencilla, barata y efectiva que la tradicional y ofrece a las empresas la oportunidad de posicionarse y ganar presencia en un mercado dominado por las nuevas tecnologías. En mi opinión, renunciar a las enormes posibilidades que ofrece la publicidad en la Red equivale a suicidarse en términos económicos, especialmente si es una pyme la que opta por desprenderse del principal factor que diferencia en la actualidad a unas empresas de otras. Lo mejor de todo es que este tipo de publicidad suele resultar mucho más barata y eficaz que la tradicional, por lo que cualquier empresa puede disfrutar de sus ventajas con el aliciente de reducir sustancialmente el presupuesto destinado al marketing.

 

Hay que saber posicionarse

 

Hay ocasiones en las que una cifra vale más que mil palabras. Pues bien, en la actualidad se puede poner en marcha una campaña publicitaria en Internet para pymes con apenas 100 euros. Me refiero, obviamente, a una campaña eficaz y exitosa. Sólo hace falta que la empresa en cuestión sepa escoger la website más adecuada conforme a su audiencia.

 

Poner en marcha una campaña online es una inversión apta para todos los bolsillos que permite a las empresas adquirir una ventaja competitiva muy sólida. Una ventaja que resultará esencial tanto en el presente como en el futuro, no sólo mientras arrecie la crisis económica, sino especialmente cuando comencemos a vislumbrar los primeros rayos de sol.

 

Se trata de una regla básica del mundo del marketing: si una empresa dispone de uno o varios espacios que aseguren la difusión de su producto o servicio, y la creación de nuevos canales de venta, no sólo tendrá garantizada su supervivencia mientras persista la difícil coyuntura actual sino que podrá empezar a mirar al futuro con un poco más de optimismo que sus competidoras.

 

Es tiempo de oportunidades

 

Por fortuna, existen estudios que confirman las expectativas de quienes vemos en Internet una fuente de negocio segura para superar la crisis y comenzar a preparar el mercado del futuro, un mercado en el que serán las nuevas tecnologías las que llevarán la batuta de la orquesta económica mundial.

 

En este sentido, la prestigiosa Interactive Advertising Bureau (IAB) –asociación del sector publicitario interactivo- ha señalado que la publicidad online creció en España un 26% el pasado año y que en 2009 supondrá ya el 10% de la cuota publicitaria, desbancando a la radio y siendo superada únicamente por la prensa escrita y la televisión.

 

Pese a que este tipo de publicidad ya supone el 20% en los países de nuestro entorno, no es menos cierto que poco a poco las pymes españolas comienzan a superar sus recelos hacia la Red y que, estoy seguro de ello, acabarán descubriendo los enormes beneficios de apostar por la publicidad online.

 

Sólo con el esfuerzo de nuestros empresarios, España conseguirá salir definitivamente de la cola de los países europeos en el campo de las nuevas tecnologías y superará la actual recesión económica con energías renovadas y en una privilegiada posición competitiva frente a nuestros competidores. Ahora les tacharán de incautos, pero el tiempo se encargará de poner a cada uno en su sitio en cuanto al tema de la inversión en publicidad online, tal y como ha sucedido tantas y tantas veces a lo largo de la Historia.

 

*Carlos Bravo Sánchez es Director General de Coguan

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios