¿Por qué un colectivo de 'privilegiados' se tiraría por un precipicio en masa?

En primer lugar, quisiera decir que no represento a ningún controlador excepto a mí misma y que todo lo que cuento es mi experiencia personal en

En primer lugar, quisiera decir que no represento a ningún controlador excepto a mí misma y que todo lo que cuento es mi experiencia personal en este conflicto. Tras estos tumultuosos días, ya más serena, me gustaría hacer una serie de reflexiones sobre lo acontecido. Lamento profundamente el perjuicio que los hechos acaecidos el viernes han provocado a tantos pasajeros. Sinceramente, en aquel momento era tal mi rabia, mi indignación y mi impotencia que no me paré a pensar que se montaría semejante follón. También me gustaría transmitir a la opinión pública que hemos llegado a este punto porque ni AENA ni el Gobierno nos han dejado otra salida.

En febrero se derogó nuestro Convenio Colectivo mediante un Real Decreto claramente inconstitucional y AENA se hizo cargo de todo lo relacionado con la gestión del tráfico aéreo. De un día para otro, todos nuestros derechos se esfumaron, incluyendo el de negociar un nuevo convenio, el de huelga y el de que nuestras demandas sean resueltas por jueces imparciales. A lo largo de este año hemos soportado que se nos calumniase, injuriase y culpase de todo tipo de problemas que no hemos generado nosotros, sino una gestión pésima por parte de AENA.

Lo que más me sorprende es que ni AENA ni el Gobierno hayan enarbolado en nuestra contra un argumentarlo sólido, porque en realidad no lo tienen. Se han limitado a repetir hasta la saciedad el calificativo de “privilegiados” y la cifra de 360.000 euros, una cantidad que considero dinero ganado legalmente (ni mucho menos por la media del colectivo) y que desapareció el mismo día que derogaron el convenio.

Únicamente somos la cortina de humo elegida por AENA para disimular una gestión nefasta, que ha llevado a una empresa que daba beneficios a tener un agujero de 14.000 millones de euros

Lo único que pedimos desde hace meses es que AENA se siente con nosotros a negociar un nuevo convenio. Dicen que lo hacen, pero no es cierto. Se limitan a darnos largas una y otra vez mientras nos van comiendo la vida, la salud y el sueño con un decretazo tras otro. Hay muchas cosas que no entiendo:

a) -¿Por qué saltamos a la palestra de un día para otro sin que hubiese ningún tipo de situación que lo justificase? Me da la impresión de que únicamente somos la cortina de humo elegida por AENA para disimular una gestión nefasta, que ha llevado a una empresa que daba beneficios a tener un agujero de 14.000 millones de euros.

b) -¿No deberían explicar AENA y el Ministerio de Fomento a todos los españoles cómo se ha llegado a semejante situación? Porque se supone que el problema eran nuestros sueldos. Los recortaron enormemente hace ya casi un año y nada ha cambiado. Y porque están a punto de privatizar una empresa pública y no han dado ningún tipo de información de cómo, cuándo y por qué es necesaria la entrada de capital privado en una empresa perfectamente rentable hasta hace poco.

c) -¿Qué hay detrás de la negativa de AENA a negociar con nosotros? No me cabe en la cabeza que sea más sencillo militarizar a un colectivo civil que sentarse a una mesa con él. De hecho me parece una acción absolutamente desproporcionada e inaudita en un país que se supone democrático y con un Gobierno que se define a sí mismo como socialista y que no es ni será de decretazos.

d) -¿Por qué eligió el Sr. Blanco promulgar el enésimo decreto contra nosotros coincidiendo con el inicio del puente, la Marcha Verde en Marruecos, la retirada de la subvención de los cuatrocientos y pico euros, las advertencias de Europa a Zapatero para que emprenda reformas que no le van a gustar en absoluto a los españoles?

Empieza a haber demasiadas coincidencias, demasiadas cuestiones sin aclarar y claramente mucha premeditación en las últimas actuaciones del Gobierno. Creo por lo tanto que la pregunta que deberíamos plantearnos es la siguiente: ¿Qué está sucediendo realmente para que un colectivo de privilegiados magníficamente pagados se tiren por un precipicio en masa? Que cada cual saque sus propias conclusiones, pero yo diría que España…no va nada bien.

*Cristina Antón es la autora del blog Controladores aéreos y Otras Hierbas
Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
292 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios