México en rotación

Por experiencia y afinidad, por compromiso empresarial y social hacia México, España debería jugar un papel destacado en ese proceso modernizador

Foto: El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. (EFE)
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. (EFE)

El nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, recibirá el 30 y 31 de enero al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a una delegación de empresarios españoles. La visita oficial representa la segunda ronda de encuentros bilaterales, después de que, a principios de diciembre, el recién nombrado presidente mexicano dedicase su primera recepción oficial a Felipe VI.

Hay un mutuo y consciente interés por estrechar lazos y rastrear oportunidades de negocio. Más de 6.000 empresas españolas ya tienen sede y trabajan cotidianamente en el país. España es uno de sus principales socios comerciales y el segundo inversor extranjero directo en México, solo por detrás de los Estados Unidos.

El comercio bilateral ronda los 8.000 millones de euros anuales y, según casi todas las fuentes, ofrece un evidente margen de crecimiento. Así que buena parte de la agenda de encuentros de esta semana intentará concretar esas posibilidades de inversión, en especial en infraestructuras, energías renovables, turismo y digitalización.

Además de la necesaria sintonía económica, la cumbre buscará profundizar en los lazos culturales. Dos efemérides condicionarán esos posibles avances: los 80 años de la diáspora de exiliados españoles acogidos por el presidente Lázaro Cárdenas y, dentro de dos años, el quinto centenario de la creación de la Nueva España. Ambos hitos ofrecen una misma lección de integración y mestizaje compartido, dos valores que resultan hoy más actuales y exportables que nunca.

Asimismo, sentar las bases de una amplia alianza política y diplomática también resultaría muy recomendable en un entorno internacional tan convulso como el presente. Compartimos proyectos de desarrollo económico, tenemos parecida necesidad de reconciliar a los ciudadanos con la vida pública, y necesitamos encontrar una respuesta multilateral y humanitaria al problema de la emigración.

No se trata, ni mucho menos, de recuperar el tiempo hispánico virreinal, ni tampoco el irónico tiempo ‘is pánico’ al que se refería Carlos Fuentes. Se trata de recobrar y reivindicar una forma común de expresarnos, de vivir y de ser personas. Se trata de ser socios en un futuro compartido. Hay un acervo cultural de integración y diálogo correspondido, de sociedad abierta, que se resume perfectamente en la 'Roma' de Alfonso Cuarón, y que explica por qué esta excelente película ha merecido 10 candidaturas a los Oscar.

Es urgente definir un marco económico estable, que consolide la seguridad jurídica y aliente un flujo estimulante de inversiones entre los dos países

Es hora de recuperar un propósito, un orgullo de pertenencia nacional, porque ese objetivo marcó las elecciones presidenciales del año pasado en México. A la vez, resume la principal demanda que sus electores esperan de Andrés Manuel López Obrador. De momento, el nuevo presidente ha verbalizado su proyecto en lo que son los grandes objetivos sociales de su mandato: reducir la pobreza endémica del país, alentar la inclusión, combatir el narcotráfico y su capacidad de presión sobre las instituciones, y regenerar la vida política y la confianza institucional del conjunto del país.

Por experiencia y afinidad, por compromiso empresarial y social hacia México, España debería jugar un papel destacado en ese proceso modernizador. Es urgente definir un marco económico estable, que consolide la seguridad jurídica y aliente un estimulante flujo de inversiones entre los dos países. Se ha avanzado mucho en los últimos años, y todavía puede hacerse mucho más. El poeta mexicano y premio Nobel Octavio Paz definió en 'Los signos en rotación' su canon clásico de la comunicación humanista. Es el momento idóneo de perseverar en ese diálogo social, para seguir rotando y acercarnos cada día un poco más.

*José Antonio Llorente, fundador y presidente de Llorente & Cuenca.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios