¿Estamos los españoles preparados frente al Brexit?

Nos jugamos mucho en esta crisis llena de desafíos y el tiempo nos presiona a todos: quedan pocas semanas para llegar al 29 de marzo, fecha formal de la retirada del Reino Unido

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Es frecuente aludir a la incertidumbre inherente al Brexit adornándose con Shakespeare, y recurrir a la frase pronunciada por Ofelia en Hamlet: “Sabemos lo que somos ahora pero no lo que podemos ser”. En consecuencia: ¿qué va a ser del Reino Unido sin la Unión Europea y de la Unión Europea sin el Reino Unido?

Todavía no hay respuestas claras a estas preguntas de un rompecabezas en el que también es muy relevante lo que tiene que ver con España. ¿Estamos preparados los españoles frente al Brexit? Nos jugamos mucho en esta crisis llena de desafíos y, también, de oportunidades.

Además, el tiempo nos presiona a todos. Quedan pocas semanas para llegar al 29 de marzo, fecha formal de la retirada del Reino Unido. Cierto es que el Consejo Europeo, de acuerdo con el Reino Unido, podría decidir por unanimidad prorrogar el plazo, lo que parece bastante probable atendiendo a la actual indecisión británica sobre su futuro inmediato. La salida sin acuerdo bilateral de retirada no es deseable jurídica, económica y socialmente, pues el Reino Unido pasaría de estar en una comunidad de derecho, en la que prevalece un orden, a quedarse solo y sin preparación. El desorden nos perjudica a todos.

La salida sin acuerdo bilateral de retirada no es deseable jurídica, económica y socialmente. El desorden nos perjudica a todos

Ahora que tenemos encima el Brexit y las elecciones en mayo al Parlamento Europeo, sugiero la lectura del preámbulo del Tratado de la Unión Europea para recordar, o incluso descubrir, la nobleza e importancia de los valores y objetivos que inspiran el proceso de integración europea. Viajar fuera de la Unión Europea suele mostrar, por comparación, el éxito histórico de esta gran empresa europea.

El Brexit necesita preparación y la adopción de planes de contingencia por parte de todos los actores implicados, empezando por el Gobierno de España. En enero, el Consejo de Ministros aprobó un informe con un plan de acción que, conforme a los preparativos de la Unión Europea, contiene medidas temporales y compatibles con el derecho de la Unión. Las medidas son regulatorias, logísticas e informativas, y se centran en tres áreas: los derechos de los ciudadanos, la economía y Gibraltar. Sí, Gibraltar, como precisaré más tarde.

Ya se han puesto en marcha medidas concretas y sectoriales de este plan de acción, aunque faltan otras más generales anunciadas por el Gobierno, como la adopción de un decreto-ley para hacer frente a un Brexit sin acuerdo. La reciente convocatoria de elecciones generales no debería suponer un obstáculo a la acción del Estado en este punto, pues insisto en que ciudadanos y empresas necesitan claridad y certidumbre.

Peñón de Gibraltar. (Reuters)
Peñón de Gibraltar. (Reuters)

En cuanto a los derechos de los ciudadanos, destaco la intención del Gobierno de España de proteger los derechos adquiridos en el marco del derecho de la Unión por los ciudadanos británicos residentes en nuestro territorio. Evidentemente, en caso de salida sin acuerdo, el Gobierno de España defiende que el Reino Unido proteja recíprocamente los derechos de los españoles residentes allí. Asimismo, el 21 de enero de 2019, los dos Estados firmaron un tratado bilateral sobre la participación en las elecciones de nacionales de cada país residentes en el territorio del otro, lo que permitirá garantizar sus derechos políticos y sociales. El tratado se aplicará provisionalmente desde el momento de la salida del Reino Unido. Así, por ejemplo, el tratado permitirá que los nacionales del Reino Unido que estén inscritos a 30 de enero de 2019 en el Censo Electoral de Extranjeros Residentes en España puedan participar en las elecciones municipales del próximo mayo con derecho de sufragio activo y pasivo.

Por lo que se refiere a la economía, el Gobierno aprobó un decreto que contenía una oferta de empleo público para dotar de recursos humanos a determinados servicios públicos, haya o no acuerdo de salida de la Unión Europea con el Reino Unido. La oferta atañe a los controles aduaneros, las inspecciones sanitarias, la asistencia a los residentes británicos en España, la seguridad en el transporte de pasajeros, entre otros servicios. Por otro lado, el 15 de febrero el ICEX lanzó el denominado 'cheque-Brexit', que supone descuentos a las empresas afectadas por la salida del Reino Unido que requieran de los servicios personalizados de esta institución pública.

Sugiero la lectura del preámbulo del Tratado de la UE para recordar la importancia de los valores y objetivos que inspiran el proceso de integración

Falta por aplicarse el plan de acción de España, que será complementario al de la Unión Europea, en algunos sectores económicos identificados como prioritarios, a saber: transporte aéreo, servicios financieros, agricultura y pesca. Esperemos que la norma o normas que se adopten próximamente faculten al Gobierno de España con los medios adecuados para afrontar el Brexit, haya o no acuerdo de salida. Francia ya lo ha hecho mediante la ley de 19 de enero de 2019, entre otras medidas.

Por último, hay que referirse a Gibraltar, pues este territorio queda excluido de las medidas de contingencia de la Unión dado su singular estatuto en el derecho internacional y en el derecho de la Unión. En el acuerdo de retirada, cuya celebración se está tramitando en los parlamentos de la Unión Europea y del Reino Unido, existe un protocolo específico sobre Gibraltar que forma parte integrante del tratado general. A su vez, España y el Reino Unido han firmado el 29 de noviembre de 2018 varios memoranda de entendimiento relativos a los derechos de los ciudadanos, el tabaco y otros productos, la cooperación medioambiental y en materia de policía y aduanas. La aplicación de los memoranda se ha concebido para el periodo transitorio que transcurriría, según el acuerdo de retirada, desde la fecha de la salida hasta el 31 de diciembre de 2020. También, se ha previsto la celebración de un tratado fiscal entre el Reino Unido y España sobre la situación de Gibraltar.

Tendremos que estar muy atentos a lo que suceda en las próximas semanas no solo en el Reino Unido y en la Unión Europea sino también en España, para afrontar esta situación nueva y desafiante.

*Antonio Pastor es 'consultant' en Herbert Smith Frehills Spain LLP.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios