Cataluña, año 2018

El año 2018 se inició en Cataluña marcado por las fuertes tensiones políticas vividas el año anterior

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Autor
Tiempo de lectura4 min

El año 2018 se inició en Cataluña marcado por las fuertes tensiones políticas vividas el año anterior. La celebración del referéndum ilegal del primero de octubre, la aprobación de las leyes del referéndum y la transición hacia el nuevo Estado independiente y, en particular, la declaración de independencia. Estos hechos dieron lugar a la aplicación del artículo 155 de la Constitución y a la convocatoria de elecciones. Poco después, el presidente Puigdemont huye a Bélgica, algunos 'consellers' son encarcelados y otros lo serán al inicio del año 2018. De este modo, durante el año 2018 permanecen en prisión preventiva los 'consellers' Junqueras, Turull, Romeva y Forn y la 'consellera' Bassa, también la presidenta del Parlamento Sra. Forcadell y los presidentes de Òmnium Cultural y la ANC. Se mantienen huidos de la Justicia el expresidente Puigdemont, los 'consellers' Comín y Puig, y las 'conselleras' Ponsatí, Serret y Rovira.

Las elecciones celebradas el 21 de diciembre de 2017 confirmaron el mantenimiento de los dos grandes bloques, independentistas y constitucionalistas, en magnitudes muy similares a las anteriores, con mayoría de escaños pero no de votos a favor de los independentistas. Con estos antecedentes, se pone en marcha el año 2018.

Del año 2018 pueden destacarse los siguientes datos.

a. La elección del nuevo presidente del Gobierno catalán se llevó a cabo a través de un proceso largo y complejo por la voluntad de investir presidente al Sr. Puigdemont, huido en Bélgica. Finalmente, se invistió al Sr. Joaquim Torra el 14 de mayo. Esto motivó que la aplicación del artículo 155 se alargara en el tiempo y que el nuevo Gobierno tomara posesión cuando solo quedaba un semestre.

b. El nuevo Gobierno insiste en reivindicar un referéndum de autodeterminación y afirma que su objetivo es implantar la república catalana despreciando el autonomismo y la Constitución.

c. La acción político-administrativa del nuevo Gobierno ha sido muy escasa (de hecho, no ha aprobado ninguna ley relevante), debido al hecho de centrarse en el proceso hacia la república y también por las fuertes tensiones internas entre Junts per Catalunya y ERC y la presión externa de la CUP y de los CDR.

d. Un hecho inesperado al inicio del año va a cambiar las relaciones con el Gobierno del Estado. El triunfo de la moción de censura, con los votos favorables de los partidos soberanistas catalanes, permitió el acceso al Gobierno del Estado a Pedro Sánchez. El nuevo presidente afirma que el problema catalán es un problema político que debe ser abordado como tal y que, por tanto, requiere un espacio de negociación para tratar de llegar a acuerdos.

e. La nueva política del PSOE es criticada con dureza por PP y Cs, partidos que acusan al PSOE de traidor, de haberse vendido a los separatistas con el único fin de obtener el Gobierno. En este clima, el pequeño partido Vox encuentra un espacio para colocar su discurso y crecer en número de afiliados.

f. La vía de la negociación encuentra muchas dificultades para desarrollarse. Por un lado, la oposición frontal de PP, Cs y Vox, y, por otro, la reticencia de los partidos catalanes en el Gobierno en reconocer que se negocia, pues ello se identifica como recuperar la denostada vía autonomista. A esta dificultad se añadirá el resultado de las elecciones andaluzas de diciembre, en las que el PSOE pierde el gobierno y se forma una alianza PP, Cs y Vox. Dentro del PSOE surgen voces críticas a la política de negociación con los soberanistas catalanes, política a la que se acusa del resultado negativo en Andalucía.

g. No obstante la tensión política, que no cesa en ningún momento, los datos económicos no son malos. La economía creció un 2,7% en 2018 y se cierra el año con el mejor cierre desde 2007 por lo que se refiere al número de parados.

h. Al acabar el año, Cataluña sigue sin aprobar los Presupuestos, por las tensiones internas y la falta de todo apoyo externo. Las negociaciones con el PSOE se mantienen pero sin resultados significativos, más allá del valor que ya tiene en sí mismo el hecho de que se mantenga esta vía abierta, y se apuntan en el horizonte del año 2019 dos hechos de enorme relevancia. Las elecciones locales y europeas (a las que se añadirá la convocatoria de generales ya en el año 2019) y la celebración del juicio a los políticos presos y el conocimiento de la sentencia.

*Joaquín Tornos Mas, catedrático de Derecho Administrativo y abogado. Ha participado en la elaboración del Informe sobre el Estado Autonómico.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios