Política para valientes

Vengo aquí a explicarles por qué es una excelente idea de la señora Levy la de acudir a 'Pasapalabra', además de toda una demostración de intuición política y de valentía

Foto:
Autor
Tiempo de lectura6 min

La fotografía que ilustra este artículo tiene historia, una gran historia.

En ella, puede ver a Harry Truman, recién elegido presidente de Estados Unidos en 1948, que celebra su inesperada victoria electoral mostrando el titular del 'Chicago Daily Tribune' que, fiándose de las abrumadoras previsiones, adjudicó erróneamente la victoria a su rival, para jolgorio del recién elegido presidente y de todo el partido demócrata estadounidense.

Truman acababa de conseguir un imposible: partiendo de un ridículo 36% de aprobación a su primer mandato y ante unas elecciones en las que se le daba por seguro perdedor, tomó una decisión tan radical como a la postre acertada. Él no esperaría a que los votantes se interesasen por la política, él llevaría la política a los votantes.

Y una vez tomada esa decisión, se subió a un tren de campaña con el que recorrió 31.000 millas para dar 352 mítines en el medio-oeste norteamericano sin bajarse del tren, consiguiendo movilizar los votos necesarios para imponerse por la mínima a un rival que ya celebraba su victoria. Todo un ejercicio de visión y valentía.

El ejemplo de Truman, eso sí, sustituyendo ahora los trenes por la televisión, sigue imperando en Estados Unidos, el país que —ya me perdonarán— sigue siendo el lugar en el que más saben de campañas electorales, un extraño lugar donde candidatos de todo pelaje hacen todo tipo de malabarismos para tratar de colarse en los programas de máxima audiencia. No, no estoy hablando de sesudos debates políticos, sino concursos de audiencias millonarias y programas de humor como el 'Saturday Night Live'.

¿Recuerdan a Truman? Llevar la política allá donde está la gente.

¿Y en España? Pues bueno, aquí parece que nuestros políticos no son tan valientes, pero ayer se conoció a través de este medio que Andrea Levy, la flamante nueva concejala de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, ha acudido al concurso 'Pasapalabra', con gran alboroto y múltiples rasgamientos de vestiduras tanto de su oposición política como de los mismos —aburridos y cobardicas— señoros que se han quedado descolgados de las inquietudes, preferencias y pasiones de una ciudadanía española que desde 2015 no para de mutar. Y yo vengo aquí a explicarles por qué es una excelente idea de la señora Levy la de acudir a ese programa, además de toda una demostración de intuición política y —sí— de valentía.

Andrea Levy, en la grabación de 'Pasapalabra'.
Andrea Levy, en la grabación de 'Pasapalabra'.

¿Basta con la valentía? Evidentemente no. En nuestro país y en buena parte del mundo desarrollado, la política y la sociedad no riman demasiado bien, unos están pendientes de las novedades de Netflix o eligiendo el filtro perfecto para inmortalizar sus vacaciones, y otros retrasando reuniones o cambiando ministerios como cromos. La sociedad valiente volvió a sus problemas más cercanos. La política, cuando empezó a marchar en consonancia para recoger esa estela de valentía, se convirtió en telenovela. Y todo el mundo sabe que en España, si no son turcas, las telenovelas ya no funcionan.

Entonces, ¿cómo devolvemos el equilibrio a nuestra sociedad? ¿Cómo saneamos nuestra democracia y nos regalamos por fin algún tiempo en calma? Afortunadamente, de esos años de valentía, surgieron figuras políticas que, desde sus partidos de referencia, han sabido empezar a aportar a la paleta cultural española aquellos valores, creencias y, en definitiva, diferentes formas de ser que hacen anhelar esa España valiente que ha dejado 'el sofá y mantita' para ser parte activa de 'algo más grande'. Los encargados de hacer que el camino político y el social vuelvan a ir de la mano.

Hablo de figuras políticas como los Patxi López y Eduardo Madina más 'indies', Gabriel Rufián al más puro estilo 'trash metal', Inés Arrimadas como la reina del pop, el Errejón más alternativo, u otros tantos actores locales que empiezan a aparecer en el cartel como el siempre sorprendente Borja Sémper.

En tiempos de negociación como en los que nos sumimos, es importante la cercanía. Que se elimine el mantra de 'clase política vs. resto de españoles'

Personas que tienen ideas de ciudad, ideas de identidad para con lo que aman y que trabajan para hacer que todas esas ideas, al son de la sociedad, se dignifiquen. Cada una de esas personas como tú y como yo es valiente por los suyos, y aunque lo materialicen firmando con colores diferentes, tienen algo muy importante en común: que son cercanos.

En tiempos de negociación como en los que nos sumimos —cada vez de forma más continua, por cierto—, es importante practicar la cercanía. Y que al fin se elimine el mantra de 'clase política versus resto de españoles'. Esto puede ocurrir de diferentes formas, pero digamos que la manera más sencilla o al menos la más explorada hasta la fecha es aparecer en un plató de televisión. O dejarse ver en algún 'sketch'.

La política del entretenimiento o 'politainment' empieza a ser un modo más de comunicación entre ciudadano y representante. Una herramienta más para favorecer esa cercanía y consecuentemente para mejorar la confianza entre ambos.

La política del entretenimiento empieza a ser un modo más de comunicación entre ciudadano y representante para favorecer esa cercanía

Imagino que esa herramienta es la que ha querido utilizar Andrea Levy apareciendo en 'Pasapalabra'. Es la primera figura política en activo que acude a un programa cultural, siendo además la concejala de Cultura de la ciudad de Madrid. Si eso no es valentía, qué lo es a día de hoy en tiempos de 'memes' y tendencias virales.

El área de Cultura del Ayuntamiento de Madrid ha sufrido una inestabilidad permanente en los últimos años y Levy, en el cargo desde hace solo unos meses, ya comienza a teñir de pura personalidad su forma de trabajar para con su ciudad. A Levy no se le ha ocurrido mejor manera de demostrar su preparación en la materia que acudiendo a uno de los 'shows' más míticos de nuestra televisión. Y ojalá que se empiece a seguir el ejemplo.

Esta es la forma de entretenimiento político que puede reconciliar la sociedad con la política

Este es el tipo de 'politainment' que favorece esa cercanía que reclamamos en estas líneas. Esta es la forma de entretenimiento político que puede reconciliar la sociedad con la política. Participar del entretenimiento del espectador para demostrarle aptitudes sobre las cuales se forje una relación de confianza entre ambos estamentos.

Por eso es importante que la política sea hecha por personas seguras de sí mismas que realmente están preparadas e ilusionadas con la labor que realizan. Valientes con personalidad. Políticos con nombre y apellido a los que no les cueste mostrarse ante una sociedad cada vez más escondida. Equipos de trabajo que utilicen las herramientas democráticas a su disposición para ganar en democracia y no para mermarla. Los encargados de reequilibrar nuestro sistema político.

*Mónica Contreras, consultora política.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios