Petróleo: presión máxima y real
  1. España
  2. Tribuna
Tribuna EC11

Tribuna

Por

Petróleo: presión máxima y real

En el supuesto leve, los daños son gestionables, en el extremo el mercado del petróleo descuenta una crisis en los precios que contiene la demanda mundial de crudo

Foto: .
.

Los ataques contra Arabia Saudí han sacudido el mercado del petróleo y planteado varios escenarios. La interrupción inicial que ha sufrido el 5% de la oferta mundial de petróleo es considerable y habría que remontarse a la invasión de Kuwait en la década de 1990 para encontrar un posible precedente. Lo que no hay duda es que los hechos son difusos y la situación es incierta. En este caso, el ataque se ha dirigido contra el corazón de las infraestructuras petrolíferas de Arabia Saudí: las instalaciones de transformación de crudo más importantes, que procesan la mayor parte de las exportaciones de crudo del país, y uno de los mayores campos petrolíferos. Esta situación hace que se presentan dos potenciales escenarios para las exportaciones de petróleo saudíes.

Por una parte, en el supuesto leve, los daños son gestionables y afectan a las infraestructuras de transformación, en lugar de las de producción. El suministro se recupera parcialmente en cuestión de días y de forma casi completa en cuestión de semanas. Así, las reservas de Arabia Saudí e internacionales son amplias y compensarían con creces el descenso. Los países petroleros ponen fin a las restricciones a la producción y Kuwait, Emiratos Árabes Unidos y Rusia elevan la producción para cubrir el déficit. Dentro de este escenario de efectos leves, los precios del petróleo incorporan una prima de riesgo de entre 5 y 10 USD por barril durante las próximas semanas, es decir, lo que el mercado está haciendo en estos momentos. Las últimas noticias, que apuntan a un rápido restablecimiento parcial del suministro, dan crédito a este escenario y le asignamos una probabilidad del 65 %.

Foto: Fotografía de archivo de una plataforma petrolífera. (EFE) Opinión

En el supuesto extremo, los daños finalmente son más graves. Los elevados niveles de reservas, la producción sobrante y las capacidades de transformación de los países productores son insuficientes para compensar el corte. En este caso, el mercado del petróleo descuenta una crisis en los precios que contiene la demanda mundial de crudo y pone a la industria estadounidense del petróleo de esquisto a trabajar para aumentar la producción. En ese sentido, calculamos que unos precios por encima de 80 USD por barril podrían provocar una pequeña crisis petrolera en las economías occidentales; por otro lado, en las economías emergentes el umbral estaría algo más bajo por la fortaleza del USD. Este escenario de crisis también incorporaría una escalada geopolítica en Oriente Medio en torno a Irán y un aumento de los riesgos en la oferta. Sin embargo, el impacto parece temporal en ambos casos y cuanto más suban los precios, más podrían caer posteriormente.

Norbert Rücker, Responsable de economía y del área de Next Generation de Julius Bae

Arabia Saudí Petróleo Irán
El redactor recomienda